domingo, diciembre 12, 2004

Orejones

No pienso mencionar a Charles de Inglaterra más allá de la primera frase, descuiden. Más allá del (exquisito) turrón que mi familia tuvo a bien enviarme, no dispongo de ningún otro dulce navideño de los que tradicionalmente se consumen en España.

Pero he descubierto que los japoneses tienen su propia versión de los orejones, hecha, en vez de con melocotón, con caqui. Mas no se trata de tiras secas, sino de la fruta entera, que queda como una pelota anaranjada con arrugas de bisabuela, y que tiene su parte interior con una textura cremosa cercana a la mermelada, diferente de la superficie.