viernes, diciembre 31, 2004

La culpa fue del chachachá

Ayer la policía detuvo al fin al "presunto" asesino de una niña pequeña. El crimen había conmocionado a todo Japón, así que ha sido una gran noticia.

El detenido es un repartidor del periódico Mainichi, y tal y como suponía, el director del citado periódico no ha tardado en disculparse ante la familia de la víctima. Y quiero decir disculparse, no darles el pésame.

Si ustedes ven la relación (no es una técnica de propaganda), por favor, me la explíquen.

Y yo les pido disculpas porque este blog no creo que se vuelva a actualizar hasta, al menos, el día 5.