sábado, diciembre 31, 2005

2006, "Guau"

El futuro existe, pero es simultáneo al presente. A las cuatro de la tarde, hora española, dará comienzo el 2006 en Japón. Para felicitarlo, se mandan las tradicionales postales de Año Nuevo (nengajô), así que aprovecho este presente-que-es-futuro para enviarles la mía, realizada con la inestimable colaboración del dibujante barcelonés Jordi Pastor.

Dejamos atrás el año del pollo para entrar en el del perro, así que los motivos cánidos son cuasi obligatorios en las postales de este año. Recuerden que, al ser para Japón, debe interpretarse de derecha a izquierda. "Geishun", escrito a la izquierda, es la versión japonesa del "próspero año nuevo", literalmente significa "ir a buscar la primavera". Mi frase: "¡Sácame a pasear!".




















El año pasado les conté en este artículo el sorteo que realiza Correos de Japón de premios grandes y pequeños entre los números de las postales "oficiales". Un buen momento para volverlo a leer y recordar una de las postales más alucinantes que he visto nunca, de las que marcan para toda la vida.

Ojalá sea un buen año para todos.

miércoles, diciembre 28, 2005

Navidad

El día 25 se celebró en gran parte del mundo la Navidad. Mas no en todos los lugares tiene lugar de la misma manera. Si quieren saber qué ocurre ese dia en Japón, les recomiendo este artículo de españoleando.

Y para las personas verdaderamente interesadas en esta fiesta, este otro artículo aparecido en el siempre interesante Magonia, del que tuve conocimiento gracias a Nacho Escolar aquí.

Y, a los niños, verdaderos protagonistas de la jornada, recordarles que Papá Noel no existe.

Feliz solsticio de invierno.

domingo, diciembre 25, 2005

Frío

Cuatro grados bajo cero hacen que uno se lo piense dos veces antes de salir de casa, pero como parece que este tiempo climatológico va a durar más que mi tiempo cronológico en Zaragoza, hay que aprovechar. Y he hecho unas compras, he recorrido a pie gran parte de la ciudad, saludado a viejos amigos, etc. Se mantiene la extraña sensación que les comentaba. El colmo es asomarse al patio de recreo de tu viejo colegio. Uno sabe que, a pesar de la atracción magnética que ejerce sobre nosotros, el pasado no fue tan bueno como lo queremos recordar y se pregunta por cómo verá el futuro pasado, este presente. Y es que el frío interior puede ser peor que el de fuera.

Por el plato van desfilando los manjares que prepara mi madre. Cosas imposibles de degustar en Japón: acelgas, judías verdes, jamón o conejo, que es un animal con el que juegan los niños, y comérselo les parece una atrocidad semejante a la que muchos de ustedes pueden pensar de los chinos que comen perro.

Hoy tenemos cena familiar y va a ser una buena noche. Seguro que para ustedes, también.

viernes, diciembre 23, 2005

De vuelta

El viaje no pudo empezar mejor, y seguro que ustedes han tenido algo que ver son sus comentarios en el post anterior. Cuando facturaba, la señorita me informó compungida de que todos los asientos de Clase turista (Economy) estaban ocupados y, pidiéndome disculpas (¿!) me preguntó que si me importaría viajar en Bussines. Casi le doy un abrazo allí mismo. Los asientos eran reclinables casi 180 grados, espaciosos y cómodos; la comida era bastante buena, y la tripulación era verdaderamente amable, incluso en Clase Turista, en la que volé desde Zurich a Barcelona. Un 10 para Swiss International Airlines.

Sin embargo, al llegar a España me tengo que enfrentar de nuevo al choque cultural. Primeramente, porque en Japón me era sencillísimo colocarme fuera de las masas, pero en España me resulta, por razones obvias, imposible. Por otro lado, la atención al usuario, por ejemplo en los trenes de Barcelona, es tercermundista, la conexión a internet va mucho más lenta, a las 7 de la mañana todavía es de noche, e Zaragoza hace un frío que pela... y sólo acabo de llegar. Por supuesto, ya saben que me encanta quejarme de todo (con razón, pero con vicio) y también España tiene, como todos los lugares, cosas buenas de las que tengo intención de disfrutar. , Ahora estoy,
como dirían los japoneses, en mi "verdadera casa", (la de mis padres) y es una mezcla extraña entre las cosas que han cambiado, las que siguen igual y otras que han cambiado pero siguen igual al mismo tiempo...

Seguiré informando.

martes, diciembre 20, 2005

domingo, diciembre 18, 2005

El abuelo (de las babas)

Un jubilado de pelo cano que pasea en bicicleta y con cierta fama en la ciudad se ha dejado ver rondando la zona de juegos infantiles de nuestro edificio, según me cuenta Shizuka que han dicho en la reunión de vecinos. Es uno de los cerca de cien "pervertidos" que el Ayuntamiento mantiene registrados en una lista de, a mi entender, dudosa legalidad.

Se trata, ni más, ni menos, que de el abuelo de las babas, como es conocido entre los escolares de Higashikurume. Armado con unos botes transparentes de los que protegen a los -ya casi antiguos- carretes de fotos, les pide a los infantes que escupan dentro.

Otros clasifican mariposas...

viernes, diciembre 16, 2005

Un ciudadano ejemplar

Me propongo a mí mismo para ser nombrado santo en vida. Esta tarde (ya noche cerrada), me dirigía en bicicleta a la Academia para sustituir a un compañero en una clase de español cuando he visto que a la niña de 12 que venía pedaleando en dirección contraria se le caía lo que al final resultó ser una llave al suelo. A pesar de que le he dicho "Se te ha caído algo", no sólo no ha parado, sino ha dado un acelerón y ha salido disparada.

Durante un momento de vacilación he sopesado las posibilidades:

1-Seguir mi camino y que le dieran para la permanén a la niña. Ventajoso, sin duda, pero no hubiera podido dormir por la noche, la mala conciencia.

2-Dejar la llave en un lugar visible. Para que cuando volviera o volviese la niña (lo primero que ocurriera... u ocurriese de las dos cosas) pudiera (...o pudiese) encontrarla. Odio las incertidumbres.

3-Ir a la policía. ¡Noooo! Rápidamente, ha quedado descartada.

4-Salir corriendo detrás de la niña y devolvérsela.

Sí, he elegido la cuatro, e imagínense el espectáculo. Una niña de 12 años huyendo a toda velocidad en bicicleta de un extranjero que la perseguía gritando. Supongo que me habrá hecho ganar muchos puntos entre el vecindario, sobre todo después de las proporciones alcanzadas por el reciente caso de una niña de Hiroshima que fue asesinada por un peruano (que, alega en su defensa, haber estado poseído por el demonio durante el crimen). Menos mal que no me he encontrado a mis amigos policías en ese momento.

Por mucho que de niño quisiera ser Perico Delgado, no destaco especialmente por mis virtudes ciclistas, pero todavía soy capaz de alcanzar a una niña de cortas piernas en un reducido espacio de tiempo (con un considerable esfuerzo, eso sí). He conseguido que se parase y al entregarle la llave, un sentimiento de entre terror y agradecimiento se ha manifestado en su mirada, tras lo cual, ha desaparecido.

Me pregunto si se lo habrá contado a su madre y, dado el caso, qué le habrá respondido ésta: "Qué majo el extranjero" o "¡Tenías que haber corrido más!". Porque en todos los países la mayoría de la gente sabe que los extranjeros somos, cuando menos, sospechosos y, probablemente, malas personas.

lunes, diciembre 12, 2005

¡Sin bolsa!

Japón es un país en el que todo va envuelto hasta extremos insospechados. Por fuera y por dentro. Incluso los paquetes de galletitas están repletos de envoltorios individuales.

La bolsa viene por defecto (exceso, diría yo) en todos los establecimientos, a veces, incluso, de dos en dos. En el supermercado que tengo enfrente de casa, puedes avisar de que no deseas bolsa, caso en el que añaden tres eco-puntos (eufemismo de yenes) a tu cuenta. Sumándose a los conseguidos mediante compras o promociones, al llegar a 250 puedes sacar un bonito bono descuento.

Sin embargo, lo más espectacular son las panaderías-bollerías. Una buena opción para matar el gusanillo a la hora de la merienda. Una vez presentas el o los productos deseados, la dependienta pasa a introducirlos de uno en uno y de forma automoática en pequeñas bolsas transparentes que se verán introducidas en una mayor con el logo de la tienda. Gran idea para que no se chafen entre sí ni se mezclen los sabores si lo que pretendes es llevarlos hasta casa. Pero si tu intención es comértelo a la salida, allí mismo, de nada sirve decir "Sin bolsa, por favor", porque lo que entienden es "Sin bolsa grande, por favor" y pasan a meterlo invariablemente en la pequeñita transparente.

Esto es un engorro, porque Japón no es precisamente famoso por la gran cantidad de papeleras de las que dispone, más bien todo lo contrario (además de que hay que separar la basura para quemar de la que no se puede quemar, etc. Frédéric Boilet lo cuenta muy bien en su historia en el libro Japón), y acabas con una bolsita que no te sirve para nada con la que no sabes muy bien qué hacer. Por no hablar de ecología, gasto inútil, reciclaje y contaminación, para un producto que cumple una función absurda durante segundos.

Así que, el otro día, justo antes de que diera comienzo a la operación (hay que ser rápidos, se lo aseguro) afirmé "Déjelo así, por favor". La cara de horror de la dependienta no tenía precio. No se podía creer qué tipo de salvaje era yo que se atrevía a cuestionar el manual de conducta de consumo en Japón. Como si le hubieran dicho aquello de "La bolsa o la vida". Un espectáculo cautivador que, tengan por seguro, pienso repetir.

sábado, diciembre 10, 2005

Doraemon y Shizuka (Shimoyama)













El número 4 de la revista Motto! Doraemon, correspondiente al mes de diciembre de 2005, (incluye muñequitos de los personajes de la serie) es un especial Shizuka Minamoto -una de las protagonistas, buena chica, aficionada al piano y al violín- que trae entre sus páginas una entrevista a dos Shizukas con las que comparte los kanji de su nombre, violinista una, pianista la otra.




















Pueden estar tranquilos, Shizuka Shimoyama ya ha conseguido salir en la revista de nuestro gato del futuro favorito.

Una vez más

El señor Koji Uemura me ha hecho llegar vía correo electrónico el montaje del Cora Musica del 4 de diciembre de 2005 en el restaurante Alhambra.

lunes, diciembre 05, 2005

Pasión latina

Demostrando una vez más que fiesta y trabajo son perfectamente compatibles, ayer volví a tener ocasión de actuar en una nueva edición de Cora música que se celebró en el restaurante español Alhambra en Nishi-Nippori. Fue un placer volver a estar rodeado de grandes artistas, mejores personas y buenos amigos.

Les dejo la foto resumen de lo acontecido la vez anterior en el restaurante Zest de Ebisu sacada por Koji Uemura.















En esta ocasión, Frédéric Boilet y Aurelia Aurita me honraron con su compañía, y me mantuvieron informado de sus nuevos proyectos que espero con impaciencia.















El vino que regó la noche fue Viñas de Miedes (Calatayud) cosecha de 2004 en sus dos variedades de uva, garnacha y macabeo. La cerveza, Asahi Superdry.



















Por supuesto, brindamos por todos ustedes. Salud.

domingo, diciembre 04, 2005

El día del perro

Hace poco les hablaba del horóscopo chino y de cómo cada signo da nombre a años, meses, días y horas. A las perras se les atribuye la capacidad de dar a luz con facilidad y casi sin esfuerzo, por lo que en Tokio es tradicional que las mujeres embarazadas acudan al templo de Suitengu durante uno de los días del perro de su quinto mes de embarazo (el cuarto para las occidentales, recuerden que en Japón el embarazo dura 10 meses). Allí se hacen con una tela de algodón o lino que enrollan a modo de cinturón para evitar los dolores de espalda durante el periodo de gestación y propiciar un buen parto. Las ceremonias religiosas se suceden cada 30 minutos y pueden asistir hasta 18 personas por vez. Los días del perro, la afluencia es tan masiva que sólo se permite la entrada a las embarazadas.

viernes, diciembre 02, 2005

Japón en casa



















Ya ha salido a la venta Japón, un libro realizado por 17 autores, la mitad de ellos nipones, y la otra mitad francófonos, en el que relatan sus impresiones sobre el país del Sol naciente. Una buena manera de conocer la auténtica realidad de este país, su día a día, su forma de pensar, su forma de sentir... mientras se disfruta de una auténtica obra de arte.

Y ya que hablamos de tebeos:



















Si no me reconocen de Susumu Nakoshi es que se están perdiendo una de las mejores series de manga del momento: Homunculus (pueden leer gratis las primeras 60 páginas aquí). Pronto, el número 3 a la venta.



















Terminamos con un cómic recién publicado cuyo diseño de personajes me fascina, El solar de los sueños. Una historia, donde se junta el delirio y la vida, que nos invita a reflexionar sobre las cuestiones más importantes del ser humano. Si cabe tener esperanza, sólo lo podemos saber nosotros.

miércoles, noviembre 30, 2005

Exprimiendo al inmigrante (pagar por volver)

Ayer tenté a la suerte y hoy ha vuelto a ocurrir. Bajo el eufemismo "Accidente en el que se ha visto envuelta una persona" se esconde, en la mayoría de los casos, un (intento de) suicidio. Varias líneas se han visto afectadas durante toda la mañana y el tren que me llevaba al centro ha sufrido 10 minutos de retraso. Aquí tienen el correspondiente papelito que he cogido especialmente para ustedes.















El motivo de mi viaje era conseguir un Permiso de reentrada en Japón, ya que vuelvo a España para fin de año, en la Oficina Central de Inmigración sita en Shinagawa. El dichoso permiso, una manera de robarle dinero al inmigrante por todo el morro, sirve para que no pierdas tu visado al salir de Japón y puedas volver a entrar sin necesidad de tramitarlo desde cero (lo que sería un grave problema). Algo así como pagar una mordida al gobierno para que te proteja de sí mismo, por lo que pudiera pasar.

Hay dos modalidades, la individual y la tarifa plana. Salir una vez del país cuesta 3000 yenes, pero si uno tiene planeados más viajes puede pagar 6000 yenes, lo que le permite hacerlo tantas veces como quiera durante el tiempo de visado que le quede. Como no va a ser mi caso, me he quedado con la primera opción. Al pagar me han dado un bonito sello (tamaño sello postal) que se han quedado en la ventanilla donde he tenido que entregar los documentos. Aquí les dejo la factura.















Y este es el documento (convenientemente borrados los números de serie y códigos de barras) que tengo que rellenar y entregar, mitad a la ida, mitad a la vuelta.









Más interesante es la parte de atrás. Duele comprobar que siguen planteando las preguntas de si llevas droga, bombas, etc. Yo me pregunto... ¿alguna vez en la historia habrá contestado que sí alguien que realmente lo lleve? También me parece fuera de lugar la pregunta sobre si has sido condenado judicialmente alguna vez.
















Esta tarde, cuando salgan a la calle y se crucen con un inmigrante, invítenlo a un café. Bébanselo juntos.

martes, noviembre 29, 2005

El papel de llegar tarde

Los británicos tienen merecida fama de caballeros extremadamente pulcros en la puntualidad. Sin embargo, la puntualidad japonesa deja bien atrás a todos los hijos de la Gran Bretaña, ya que no consiste en llegar precisamente en el segundo acordado, sino en hacerlo 10 minutos antes. Si esto no sucede, los nipones se empiezan a preocupar, más conforme se acerca la hora.

Para ello se han esforzado en conseguir un sistema de transporte por ferrocaril que cumple a rajatabla los horarios... casi siempre. En las raras ocasiones (que también las hay) en las que un tren se retrasa (habrá un mínimo establecido; cuando el retraso es de un minuto, no sucede nada; en el caso que nos ocupa, fue de cinco), los empleados esperan a los viajeros a la salida de las máquinas canceladoras para hacerles entrega de un papelito como el siguiente, que acredita de forma oficial que ha habido un retraso y que el viajero no es responsable de no llegar puntual a su puesto de trabajo (aunque, dado el caso, acabemos todos yendo como el conejo blanco de Alicia en el país de las maravillas, mirando el reloj, corriendo y lamentándonos todo a una). Luego las empresas, si lo creen conveniente, supongo que podrán demandar por daños y perjucios a la compañía ferroviaria.
















La anotación a boli es obra de nuestra secretaria Hiromi, la que me enseñó el truco para quitar el hipo verbal e instantáneamente.

lunes, noviembre 28, 2005

El mercado del pájaro

El horóscopo chino se compone de una serie de doce animales (rata, buey, tigre, conejo, dragón serpiente, caballo, oveja, mono, gallo, perro y cerdo) donde, cada uno de ellos puede dar nombre a un año (un periodo completo son 5 a la lista), mes, día y hora, que producen muchas posibles combinaciones.

Los días del pájaro de mes de noviembre de cada año tiene lugar el Mercado del pájaro, que se celebra en todos los templos cuyo nombre tiene relación con las aves. Según la combinación de los ciclos, el mes de noviembre puede tener hasta 3 días del pájaro, lo que se considera señal de un año con muchos incendios.

Originalmente era una fiesta para agradecer la buena cosecha a las divinidades. Se llevaba un pollo a uno de los templos para bendecirlo y, hecho esto, se liberaba en el templo Sensô de Asakusa. Pero actualmente consiste exclusivamente en comprar en un auténtico laberinto interminable de puestos la buena fortuna para el año siguiente en la forma de amuletos cargados de símbolos alegóricos, de todos los precios y tamaños. La calidad y el tamaño del producto eran directamente proporcionales al precio, lo que me lleva a pensar que también, a mayor precio, mayor suerte obtenida... por lo menos por la parte del comerciante. Sin embargo, pobres y ricos por igual, se gastan fortunas en ganarse el favor de los hados.

Este año pude contemplar la festividad en el templo Chôkoku de Iriya. La afluencia de gente era masiva, una contínua corriente humana entraba, salía y daba vueltas entre las decenes de puestos.




















Cuando se vende uno de los más caros, los dependientes jalean al comprador tocando palmas rítmicamente y entonando cánticos. Cabe la opción de llevárselo inmediatamente, o dejarlo "reservado" y hacerse propaganda, en la fotografía pueden observar el perteneciente al Grupo Hikari S.A.. Personalidades como mi nada admirado Gobernador de Tokio y su familia también nos regalaban la vista con el suyo.




















Pueden comparar los tamaños en esta fotografía.




















Dado que el año que viene es el del perro, éste viene decorado con una mascota protagonista de un famosos anuncio de televisión.















La gente acude masivamente a rezar en el altar del templo. El rezo consiste en una ofrenda económica y una plegaria que finaliza haciendo sonar una de las campanas que cuelgan a la entrada.




















Como en todos los templos de Japón, era posible adquirir amuletos que vendían las miko (monaguillos sintoístas).

En época Edo era tradicional comprar unos tubérculos chinos asados, pero como no tuvimos oportunidad de encontrarlos, adquirimos una bolsa de caramelos masticables en tiras especiados con sanshô, una especie de pimienta dulce y aromática que se expolvorea normalmente sobre los platos con anguila.



















La verdadera suerte de la fiesta fue la oportunidad de poder contemplar a estas dos guapas vendedoras. Del resto... ya veremos cómo transcurre el año que viene.

sábado, noviembre 26, 2005

Existe

Con la promesa de escribir mañana algo más interesante, les dejo una foto de Kyûta, la mascota de los bomberos en carne, disfraz y hueso, tomada durante en el parque de Ueno durante lo que parecía ser una festividad de los bomberos.

Iba sólo y sin tiempo, si no me hubiera hecho una foto con él... me hubiera vestido de bombero, y hubiera subido en la escalera del coche de bomberos. Mas no pudo ser.

viernes, noviembre 25, 2005

Norma

Interesante conversación la que he mantenido con un par de japoneses sobre la situación de los bancos en Japón. No sólo los intereses son ridículos (cercanos a cero), sino que, además, cobran comisión por pestañear, usar el cajero, recibir (¡recibir!) transferencias, ingresar en la cuenta de otro cliente, etc. Esta situación se produce en todos los bancos y (de todo habrá, pero la mayoría de) los japoneses consideran que es normal. No sólo no protestan, sino que, a sus ojos, el que protesta es un indeseable... porque hay una norma establecida... y las normas son para seguirlas. Cuesta tiempo y salud, pero es posible conseguir un trato "decente" en los bancos, conozco casos (por supuesto, de españoles).

De hecho, pocas son las personas que se atreven a decir que no al jefe, a protestar ante un recorte salarial (¡reducción!), a cruzar la calle con el semáforo en rojo, aunque no haya vehículos en un kilómetro a la redonda, etc.

La vieja frase del "Díjolo Blas, punto redondo" sigue vigente. Si lo ha dicho el jefe, es señal inéquívoca de que tiene razón. Y discúlpenme que me cabree, pero yo la única Norma a la que hubiera seguido ciegamente es Norma Jean y ya fue abolida hace mucho.

Que para algo tenemos la cabeza... digo yo.

lunes, noviembre 21, 2005

Mascotas

En Japón, todo tiene su mascota. Ser mascota debe de estar muy bien ya que no dejan de sonreír y de producir jugosos dividendos, así que debería ir pensando en hacerme una yo también.

Les dejo mis tres últimos descubrimientos para que los disfruten tanto como yo.















Pîpo, mascota de la policía. La próxima vez que me hostiguen, ya sé con quién tendré unas palabras. Mucha cara de bueno.

















Kyûta, mascota de los bomberos. Desconozco el porqué de las antenitas de marciano y el casco calado cual boina de Paco Martínez Soria.











Poston, la más famosa mascota del servicio de Correos japonés. Vean que un gorro mexicano es muy útil para incluir el código postal en cualquier país del mundo.

Like a Rolling Stone

Si la palabra gigante Sexo escrita en portada no les parece razón suficiente, permítanme darles otro motivo para acercarse al último número de Rolling Stone: salgo citado brevemente en una esquinita de la entrevista que le hacen a Héctor García, autor de la siempre recomendable Kirai.net y de los escaneados que, vilmente, le he copiado. El post original, aquí.

Y eso que aún no han oído mi música... ¿alguien me guarda un ejemplar?




















martes, noviembre 15, 2005

El tiempo es oro




















Si me disculpan la mala calidad del escaneado, aquí les presento la última curiosidad que ha llegado a casa: un calendario de 2006 hecho de oro de ley. Concretamente, con un gramo del codiciado mineral. Puede utilizarse para pagar (su importe fluctua según el precio del oro) en algunos centros comerciales.

lunes, noviembre 14, 2005

Oe (oe oe oeeeee)

Kenzaburo Oe en La vanguardia:

"La guerra, que hacen los ejércitos, es la expresión máxima de la violencia y la ignorancia. Japón, por ejemplo, tiene una Constitución pacifista que el Gobierno incumple enviando tropas a otros países como Iraq. No sólo estoy en contra de todas las personas que utilizan la violencia para defender unos ideales, un territorio o una ideología, sino también en contra de la misma conciencia de ejército, personas que no se mueven por iniciativa propia sino según las órdenes que reciben. Desgraciadamente, en la sociedad japonesa actual, ya no se trata únicamente de las fuerzas armadas, también en el trabajo se piensa así, cada vez hay menos personas con conciencia propia, que no tengan por qué pensar como la gente que les rodea".

Toda la entrevista aquí.

miércoles, noviembre 09, 2005

Shizuka es Arte

Les dejo aquí el retrato que Senkei Fukuda ha ha hecho de Shizuka Shimoyama y que se puede contemplar ahora mismo en la exposición anual Nitten que se celebra en el Museo Metropolitano sito en el parque de Ueno.




















Aquí les dejo una foto para que la vean al natural.



















Y, para finalizar, Zoe sonríe al otoño, un dibujo de F.H. Navarro basado en ella que pueden contemplar en su blog.


lunes, noviembre 07, 2005

Recomendaciones (pasen y vean)

Sería raro que no lo supieran a estas alturas, pero además de Predicando en el desierto hay muchos otros sitios interesantes (y generalmente mejor hechos) que visitar. Les recomiendo tres enlaces para que añadan a favoritos.

Mi admirado Javi Rodríguez (autor de, entre otros, el excelente Wake Up, editado por Glénat) ha abierto Dibujos desclasificados, un blog de visita imprescindible donde publica sus ilustraciones.

J. M. Ken Niimura, mangaka y amigo, también estrena su página web. No le pierdan de vista.

Y para finalizar, les dejo un enlace a El chiste de Mel, blog de Mel, humorista conocido por sus colaboraciones en El diario de Cádiz, Mister K y El jueves. Uno de los pocos que consigue hacerme reír.

sábado, noviembre 05, 2005

Con las manos en la lata

El oden es una especie de cocido japonés, típico del invierno. Normalmente, se prepara en casa, o se adquiere "por piezas", bien en los convenience stores (tiendas abiertas 24 horas con un poco de todo a la venta), bien en puestecillos ambulantes instalados en plena calle, de aire rancio, pero exquisito sabor.

Para más detalles en cuanto a ingredientes, origen del plato e incluso la receta (para que lo elaboren en su casa y sorprendan a sus comensales con un plato oriental apto para todos los paladares) visiten esta página.

Últimamente, se está popularizando entre los otakus (otro día hablaremos de esta palabra) que visitan Akihabara (barrio famoso por sus incontables tiendas de electrónica) el oden en lata. Por 200 yenes se puede adquirir en máquinas expendedoras una lata calentita como ésta.



Espero que, en el próximo anuncio de Fabada en lata, no nos cambien a la abuela por un otaku. Sólo faltaría.

miércoles, noviembre 02, 2005

Hércules y la gripe aviar

La última semana no nos ha traído muy buenas noticias, que digamos. Junichirô Koizumi ha remodelado el gobierno japonés, en el que ha metido a dos de los miembros más duros de su partido: Tarô Aso (ultranacionalista, defensor de las visitas a Yasukuni y, atención, nuevo Ministro de Exteriores) y Shinzô Abe (que presionó en 2001 para censurar un documental que NHK iba a emitir sobre las esclavas sexuales del ejército japonés durante la Segunda Guerra Mundial), a cuál más majo. Se rumorea que cuentan con muchas posibilidades para suceder a Koizumi cuando se retire al año que viene al frente del Gobierno y del partido. Seiken Sugiura, nuevo Ministro de Justicia, fue llamado al orden tras unas declaraciones en las que aseveraba que, por ir contra sus principios, iba a negarse a firmar cualquier orden de ejecución (recuerden que en Japón hay pena de muerte). Una hora después, en lugar de dimitir y ser firme a sus convicciones, tuvo que retractarse, aunque lo hizo remarcando su rechazo por la pena capital. Deberán extremar las precauciones ante la gripe aviar, porque menudos pájaros...

Además de reabrir las fronteras japonesas a la carne de vacuno de EEUU, y permitir que el mismo país, con el que acaba de firmar otro tratado de colaboración militar, vaya a estacionar en aguas niponas un portaaviones nuclear (y, por lo tanto, anticonstitucional), también está en los planes del Primer Ministro una reforma constitucional del Artículo 9, que prohíbe que Japón tenga un ejército ofensivo y que rechaza la guerra. Las Fuerzas de Autodefensa de Japón son, en realidad, un verdadero ejército y los sectores nacionalistas, nostálgicos de la "gloria imperial" de Japón (si es que eso existe) quieren que se reconozca como tal, aunque Koizumi pretende dejar escrito el rechazo por la opción bélica. Con lo sencillo que sería hacer como Costa Rica y prohibir la existencia de un ejército nacional, y garantizar las pensiones con el dinero ahorrado... Me temo que intentará colar la impopular medida en un mismo referéndum en el que se incluya la cuestión de la sucesión al trono imperial. Al igual que en España, donde acaba de nacer la última tataranieta de Hércules (Leonor, por tanto, descendiente de Júpiter, que, sin embargo, será bautizada en la fe católica...), el heredero nipón tiene un único vástago de sexo femenino y la Ley Sálica vigente. Mis deseos para ambas infantas ("niña que aún no ha llegado a la edad de siete años", según la RAE) incluyen la máxima felicidad... en dos repúblicas.

Por les pareciera poco, han detenido a una estudiante de 16 años por intentar envenenar a su madre poco a poco. La muchacha llevaba un diario en el que anotaba los síntomas que manifestaba la progenitora. Se desconocen los motivos que la llevaron al crimen, el diario es frío e impersonal, mas yo deduzco que no sería, precisamente, por aprecio. ¿También tú, Bruta?

lunes, octubre 31, 2005

Puchi Puchi










Tiempo ha, les enlacé una página que recogía los anuncios de Hitachi a lo largo de la historia y su pegadiza melodía. Hoy les traigo el último anuncio que me ha impresionado, y es que desde que lo oí, no puedo dejar de cantar el Puchi Puchi. Si son fácilmente impresionables, les recomiendo que no sigan leyendo y que ni se les ocurra darle al enlace (primer Puchi para Windows Media, segundo para Real Player).

En el vídeo, Ken Shimura y Naoko Ken hacen propaganda de "Puchishiruma", unos parches de los Laboratorios Leda (sin cisne) cuyo principio activo es el germanio, que va bien, según cantan, contra el dolor de hombros y lumbares.

Les dejo, tengo que seguir cantando el Puchi Puchi...

domingo, octubre 30, 2005

U (Uh Uh)

Acaban de instalar, por lo visto, en la azotea del Don Quijote de Roppongi la primera montaña rusa con forma de U de todo Japón, un artilugio inspirado en las pistas que utilizan los amantes del monopatín para realizar sus acrobacias. Como si uno de estos se tratara, la atracción cuenta con una especie de tabla gigante que se desplaza de un extremo a otro sobre la que van montadas dos círculos de asientos que giran sobre sí mismos.

Los vecinos no están muy contentos ya que, además de la permanente visión de una preciosísima gran U amarilla sobre los tejados, aparece el problema del ruido. Y más si tenemos en cuenta las aparentes intenciones de tenerla en funcionamiento toda la noche hasta las 7 de la mañana, algo tan cabal como arremeter contra molinos creyéndolos gigantes. Sin duda, muy quijotesco.

Pero no se vayan a creer que es la única montaña rusa que hay en un edificio de Tokio; tiene, por ejemplo, el Thunder dolphin (1000 yenes), que atraviesa la esquina de un edificio, justamente al lado del Tokyo Dome.

Lo malo es que a uno le van las emociones fuertes, pero de otro tipo...

lunes, octubre 24, 2005

Me pido la hormiga















Porque así es como terminan las cigarras japonesas a finales de verano. Aunque la historia no se puede aplicar muy bien a los músicos; muchos cantan en verano precísamente para poder comer durante el invierno.

lunes, octubre 17, 2005

Koizumi vuelve a hacer de las suyas

Todo fue un amago. Poco tiempo después de que un tribunal de Osaka declarase ilegales las visitas del primer ministro japonés Junichiro Koizumi (siguiendo una larga tradición de los dirigentes del país) al templo sintoísta de Yasukuni, ha vuelto a ir. Este año se había abstenido de asistir en el habitual 15 de agosto (aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial), pero se ve que con mayoría absoluta en congreso (aunque varios miembros de su partido le han reprochado públicamente su comportamiento) se ha encontrado con fuerzas para repetirlo una vez más.

Y es que la Constitución japonesa establece una radical división entre estado y religión, y, aunque Koizumi afirma que él va solamente a título personal (como si eso fuera posible; además, alguien avisa a la prensa y el Primer Ministro ¡usa el coche oficial!), los días siguientes aumentan espectacularmente las visitas al templo y a su página web, por lo que se considera que hace "propaganda" de una religión.

Recordemos que en Yasukuni están enterrados multitud de combatientes de la Segunda Guerra Mundial, incluso criminales de guerra, lo que hace que chinos y coreanos monten en cólera en cada ocasión. Aun teniendo el corazón y la cabeza de piedra, como parece ser el caso, la Jetro (Japan External Trade Organization) tiene un estudio sobre el impacto de las tensiones creadas en China en las empresas japonesas... así que tampoco puede ser muy bueno para los negocios. Veremos las reacciones que despierta mañana en nuestros países vecinos.

¿Tan importante era ir? ¿Por qué no visita, no ya la tumba de las víctimas si es que es mucho pedir, sino la de los panaderos, libreros o flautistas fallecidos?

domingo, octubre 16, 2005

Fiestas de El Pilar

Ya que este año tampoco han podido contar con mi presencia las Fiestas de El Pilar de Zaragoza tengo que contentarme con vivirlas a distancia y a la japonesa. Me manda Manuel Arribas para todos ustedes una foto de la comunidad japonesa residente en Zaragoza vistiendo kimono durante la Ofrenda de Flores a la Virgen que se celebra el 12 de octubre de cada año.



















Foto: Manuel Arribas

Yo, en esos momentos estaba de la siguiente guisa, invitado por la Embajada de España en Tokio a la recepción anual con motivo del Día de la Hispanidad. De izquierda a derecha: Jaime, Mari, el menda y Atsushi.















Foto: José Luis Herranz

Y con José Luis cubriendo mi puesto.

jueves, octubre 13, 2005

Mano de santo

Les he tenido que preguntar si no se habrían puesto de acuerdo para tomarme el pelo, pero los dos me han asegurado que no. En una de mis clases de por la mañana, un alumno ha venido con un ataque de hipo, así que les he preguntado sobre los métodos tradicionales para quitarlo.

También se estila lo del susto o beber agua por el otro lado del vaso. Pero, según me han dicho, eso sólo funciona en el 50% de los casos. Hay un método con un 90% de posibilidades de éxito; método que mi alumna Hiromi Namba ha aplicado delante de mí y que me tiene perplejo.

Una simple pregunta basta para quitar el hipo, pero ha de hacerse en japonés. Lo hemos intentado en español y ha sido un fracaso (aunque, tal vez sea porque el idioma nativo del sujeto en cuestión era el japonés...). Pero, tras contestar en japonés, el hipo se ha cortado en seco y no ha vuelto a aparecer más. Ahora, hay que tener mala leche para no aplicar la solución en el primer momento y esperar media clase...

La pregunta es: "¿De qué está hecho el tofu?", y la respuesta: "Soja".

En japonés: "Tôfu no genryô wa?" "Daizu".

Si no funciona, se debe continuar preguntando por la materia prima del natto, el miso, etc. (la respuesta es, invariablemente, "daizu").

Cuénteme si también funciona en el extranjero...

Pintando bastos

Mi amigo José Luis Albertos no ha podido ser más oportuno. Hoy me ha hecho llegar por correo electrónico el enlace a la página web de Dave Aldwinkle, hoy ciudadano japonés, desde donde da consejos legales de cómo actuar si la policía te molesta por ser extranjero.

Y hoy la policía me ha vuelto a molestar. Tiene narices que en año y medio no me dijeran ni mu y ahora parezca que se va a convertir en costumbre. Llevaba las fotocopias a medio leer, así que no he podido decirles mucho. El resultado aparenta ser poco esperanzador, pero por lo menos se les puede molestar un poco durante el proceso. Pasen y lean y entérense de cómo está el mundo.

Que aquí también pintan bastos.

lunes, octubre 10, 2005

Zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz















Foto: Shizuka Shimoyama

El transporte ferroviario en Japón plantea momentos interesantísimos. Uno de ellos, y no es de los menos, sucede cuando se duerme sobre tu hombro la viajera de al lado. Lo siento por ella, porque con diez kilos menos que cuando vivía en España (y nadie quería dormir en mi hombro), no debe de ser muy mullido que digamos.

Eso sí, les aseguro que no estaba leyendo en voz alta, ni dándole conversación (otra cosa es que el resultado hubiera sido exactamente el mismo, pero...).

La verdad es que me alegro, porque suelen oler bien y, aunque se vayan, te dejan una fragante huella que te acompaña y alegra todo el día. Sólo falta un despertar más acorde con al que nos tienen acostumbrados tantos cuentos de hadas... porque al final, uno es el que duerme y otro el que sueña... y no es justo.

domingo, octubre 09, 2005

Con ojos de niño

La psicología afirma que la realidad no es la misma para todos y que varia según la percepción que cada uno tiene de ella, a su vez determinada por la personalidad, los conocimientos y las creencias de las personas.

Dado el caso, permítanme un pequeño experimento: les pongo aquí los logos de una clínica de coaptación y de la tienda 24 horas Sunkus, una de las más populares en Japón.

Díganme, ¿qué ven?

















































Fnacs

Les dejo constancia gráfica de las presentaciones de Reacción (el cómic de Jordi Pastor) y Adus (el cd-cómic de Chechu Martínez y Jordi Pastor) que tuvieron lugar en las respectivas Fnac de Barcelona y Zaragoza el mes pasado.












































Échenles un ojo y no se pierdan la web de Adus, vale la pena.

sábado, octubre 01, 2005

Polis y cacos

La semana pasada, medio cumpliendo mi sueño infantil de ser Perico Delgado, compramos una bicicleta de segunda mano para ir hasta la estación (comparado con ir andando, más rápido pero más caro debido a los gastos de aparcamiento; comparado con el bus, más barato, pero más lento). Muy contento me lancé a hacer uso de ella, hasta ayer por la tarde, cuando me iba a dar una clase de español a la academia. Menos mal que puse una camisa medio elegante y me afeité bien apuradito, porque si no, ya no sé qué hubiera pasado.

Cuando llegué a la altura del puesto de policía, el semáforo se puso en rojo. Normalmente, hubiera cruzado sin remordimientos ya que no venía ningún coche, pero, como estaba un agente en la esquina, en mala hora decidí esperar. El guardia debía de estar ocioso y me dio el alto para preguntarme que cuándo había comprado la bicicleta. Le contesté, ciertamente, que la había comprado hacía una semana, con lo que puso los ojos como platos y me preguntó que cuántos golpes me había dado con ella. Le expliqué que era de segunda mano, a lo que me inquirió que por el lugar de la compra y, muy pesado, que por qué no tenía candado. Yo uso una cadena, que tenía bien visible enrroscada en el manillar, por lo que me extrañó la pregunta. Seguía con el tema del candado, sañalándome (señalando con saña) su bici. Le expliqué que la cadena era mucho más barata y que por eso la elegí.

No contento con eso me pidió mi carné de residente y, por el walkie-talkie, llamó a que comprobaran a qué nombre estaba matriculada. Tras ver que todo estaba en orden (cómo ha mejorado la sociedad después de su llamada) y antes de dejarme marchar, me dijo que habían aumentado mucho los robos de bicicletas y que corriera la voz. No entendí muy bien si se refería a que corriera la voz de que era un perfecto gilipollas. En vez de hacerme perder el tiempo, más le hubiera valido buscar un poco a Bin Laden o, sin ir más lejos, visitar a los yakuza del barrio, que todos sabemos dónde están. Pero no, cual Michel le apetecía tocar un poco los testículos a alguien y, ya que no estaba Valderrama, me tocó a mí. Como no sabía muy bien de qué iba la cosa, fui bastante pardillo, pero uno ya está un poco mayor para andar por ahí jugando a polis y cacos y la próxima vez que se aburra (si es que la hay) será diferente.

jueves, septiembre 29, 2005

Amarillo es

Tokio parece un serio problema de sobrepoblación de cuervos. Más grave todavía si tenemos en cuenta el tamaño de los pájaros en cuestión, más del doble de los que se ven habitualmente en España. Incluso en algunas zonas, las hembras atacan durante la época de celo a las personas. Aunque, desde que en 2001 se comenzaran a adoptar medidas de control, el número de animales haya disminuido considerablemente, todavía no es suficiente.

La cantidad de basura producida en Tokio es ingente, así que nuestros simpáticos amigos tienen un variado y abundante menú donde elegir, lo que explica su desarrollo, que ríete tú de los complementos vitamínicos. Como cada desperdicio tiene su lugar diferente e incluso hay que pagar al ayuntamiento por tirar cierto tipo de objetos, las bolsas deben ser transparentes para evitar el fraude. Lo último en la guerra contra los cuervos es la bolsa de basura amarilla. Como si se trataran de Green Lanterns, este color es su anatema. El secreto está en que, a pesar de ser transparentes, los cuervos perciben el amarillo como opaco y permanecen indiferentes ante su comida, ya que no se percatan de su existencia.

El único problema que presenta es que el coste de fabricación es de unos 280 yenes por bolsa, frente a los 98 de las transparentes de toda la vida. Y ver también, por supuesto, lo que tardan los animalejos en descubrir el truco...

martes, septiembre 27, 2005

Tele-¿pizza?

Periódicamente aparece en el buzón, aunque es fácil hacerse con ella en algunas bocas de metro, publicidad de empresas de "señoritas a domicilio"como la de abajo.


Los precios y las facilidades de pago vienen muy detalladas, mas me pregunto, ya que no pone nada al respecto, si también tendrán promociones en las que regalen a sus mejores clientes gorras con el logotipo de la empresa.

Otra de las dudas que me corroen es saber si las señoritas se desplazan zigzagueando en motocicleta entre los coches, y si se acogen al código ético de los repartos a domicilio y cuando el encargo llega más de media hora tarde -o bien, frío- invita la casa.