martes, diciembre 21, 2004

Les destruyo Tokio

Las meigas no existen, pero haberlas haylas. Pues lo mismo pasa con Tokio, que no existe... como ciudad. Y es algo que no se suele conocer en Occidente: Tokio, a pesar de ser la capital de Japón, no es una ciudad, es una provincia; y como tal, no tiene alcalde, sino gobernador.
El centro de la provincia está compuesto por 23 grandes ciudades pegadas unas a otras (llamadas ku), como Shibuya, Shinjuku, etc..., y muchas ciudades pequeñas (llamadas shi), como la mía. Ninguna de ellas se llama Tokio. Lo único que hay con ese nombre es una gran estación de tren y metro.
Estas son unas fechas excelentes para que les cuenten a sus hijos la verdad sobre Papá Noel, los reyes magos... y Tokio.