jueves, diciembre 28, 2006

Saltó la liebre (y por el monte, la sardina)

El tener que estar probando videojuegos en la oficina (de una empresa de videojuegos, claro), me ha impedido decírselo antes, pero ya se puede hacer oficial. Mis gestiones en el Ayuntamiento de Higashikurume para promocionar la música aragonesa y hacer intercambio cultural han dado fruto con la iniciativa que propuse de internacionalizar el Roscón Rock y traer a algunos de los mejores grupos de rock aragonés del momento (lástima la ausencia inevitable de The Bloody Mary's? -a ver esa presión popular para que vuelvan-). Ha hecho saltar la liebre mi querida amiga la guapísima Beatriz Pitarch en Aragón Musical. Los grupos interesados en participar manden su currículum en inglés o japonés a: Higashikurume City Hall, Cultural Section, Roscón Rock, 1-7-21 Higashikurume, 203-0042 Tokyo.

Como miembro del jurado, les digo que las versiones de El infinito puesto en pie puntuarán doble ^^.

Actualización: Es una inocentada. Si alguien llega aquí fuera de fecha queda avisado.

martes, diciembre 26, 2006

26

No se sorprendan cuando empecemos a celebrar el nacimiento de Manitú o la puesta de largo de Venus. Lo de adoptar festividades ajenas (tanto geográfica como espiritualmente), no es algo exclusivo de Japón (fíjense en Halloween, que ya casi parece que se ha celebrado en España de toda la vida), pero sorprende la acogida que tiene la Navidad en un país minoritariamente cristiano como éste. Por lo menos en España, a pesar del sano laicismo imperante, podemos hablar de cierta inercia social para felicitar a familiares y amigos, pero resulta extraño oír cantar a Smap por la televisión nipona versos tales como "En esta noche sagrada... cuánto te quiero" (y no me refiero a la parte romántica, en Japón ¿para quién es sagrada?).

Por otra parte, como el 25 no es festivo, la celebración romántica en parejitas tiene lugar el 24 por la noche, que es cuando normalmente de felicitan la Navidad (¡!) y el día 26, como debe ser, ya han desaparecido todos los Papa Noel y renos de la ciudad (excepto en una tienda de Kiyose que tiene apagado durante el resto del año la iluminación con forma de trineo que cuelga sobre el escaparate) porque ya es otra cosa. La Navidad se olvida y se empieza a preparar el año nuevo (ya saben, postales y desayunos), que tiene un sentido familiar.

Y que Sobek les bendiga.

domingo, diciembre 24, 2006

73

Hoy, 23 de diciembre, se celebra anualmente con un día festivo (marcado en el calendario en rojo) desde el inicio de la era Heisei 18 años atrás el natalicio del emperador de Japón Akihito (acaecido en 1933). Si desean felicitarle, es el momento. Para que luego no me llamen republicano sin corazón yo lo haré el doble (qué digo, el triple) de lo que me felicitó en mi pasado cumpleaños (que es lo que celebramos las personas humildes). La pregunta que no deja de darme vueltas en la cabeza es ¿qué se le regala a un rey o a un emperador?

viernes, diciembre 22, 2006

Sex is good...

...but Ex is better.



















Así reza el cubilete para jugar a los dados que hay en el restaurante alemán Ex, cerca de Asabu Jûban. Les invito a que comprueben por ustedes mismos si la frase es cierta. Para animarles, abajo les dejo una imagen del codillo acompañado por un plato de verduras que disfruté.















Estaba delicioso, pero...

miércoles, diciembre 20, 2006

Micko en Impacto Latino

Seiko Ida me ha hecho llegar estas fotos del concierto que dimos el viernes en Impacto Latino y que les anuncié a su debido tiempo en el que tras una primera parte de acordeón procedimos a interpretar El infinito puesto en pie, y varios temas nuevos. Me acompañaron a la guitarra Amadeu Branera, a las tumbadoras Sayako Higashitsuji y al piano la gran Shizuka Shimoyama.

Gracias a todos los que vinieron y a los que no, decirles que cuento con ustedes para el próximo.





















martes, diciembre 19, 2006

Publicidad engañosa

Daikanyama esta a una parada de Shibuya en la línea Tôyoko y es una zona de artistas y diseñadores, de aspecto elegante, cómodo, nada agresivo. Ideal para pasar la tarde del domingo en cualquier época del año.

A escasos segundos de la salida de la estación uno puede encontrar los letreros que aparecen en las fotos. El primero pertenece a una tienda de menaje tipo "Casa", muy interesante, aunque me esperaba encontrar otro tipo de productos a la venta, qué quieren que les diga (pintura, tornillos, aguarrás...). En la segunda tienda, pensando que la decepción iba a ser mayor nos abstuvimos de entrar y volvimos para casa.






















miércoles, diciembre 13, 2006

El coche sustituto

Diciembre es un mes caro para todo el mundo: los regalos y las tradicionales (casi obligatorias en Japón) fiestas de fin de año las cobra en divisas, pero los excesos lo hace en vidas. Y es que el alcohol hace (tragos y) estragos en la carretera cuando el conductor va borracho.

Una solución por todos conocida es volver en taxi, pero mucha gente prefiere el riesgo (propio y ajeno) antes que la incomodidad de dejar el coche en el centro (u olvidarse, un familiar estuvo semanas sin acordarse de dónde había aparcado su moto) y tener que ir a buscarlo al día siguiente (les aseguro que, con resaca, los desplazamientos en tren son terribles).

Sin embargo, los fácilmente embriagables nipones han dado con la solución perfecta: el coche sustituto, dos conductores (perfectamente sobrios) y vehículo. Mientras uno se encarga de llevarte cómodamente a casa, el otro te sigue en tu coche. Algunas tabernas tienen incluso acuerdos con estas compañías para ofrecer sus servicios a los clientes más obnubilados. Debe de ser, deduzco, más caro que el taxi (si no, cojo uno para ir a todas partes), pero ¿quién quiere ser el más rico del cementerio?

martes, diciembre 12, 2006

Concierto

Disculpen que les tenga abandonados, pero la cantidad de trabajo me sobrepasa estos días. El viernes, si tienen a bien presentarse, podrán encontrarme en Impacto latino, ofreciendo un concierto junto a unos amigos (Shizuka incluida). La primera parte será de acordeón y durante la segunda daremos un concierto rock acústico interpretando por primera vez en directo muchos temas de El infinito puesto en pie y otros nuevos.



miércoles, diciembre 06, 2006

Quedando bien

El jueves pasado, cual Saulo caído de lomos de su brioso corcel (como no dispongo de uno, dejen el caballo en el símil y entiendan bicicleta), tuve una epifanía. Verán que, a mi lado, Pepe Viyuela es un aficionado, sólo me faltó decir lo de "joé, macho". Como era "tarde" y tenía que mandar una carta urgente, en la pequeña oficina de correos al lado de mi casa me indicaron muy amablemente, como de costumbre, que, por favor, acudiera a la oficina central, que se halla un poco más lejos, donde tuve que lidiar con un empleado incompetente.

Acabados los trámites, salí del edificio y encontré a mi briosa bicicleta de paseo flanqueada por otras dos, con sendas bolsas de aspecto pesado en la cesta delantera (es Japón, en españa sería impensable). Mientras que la que descansaba a la izquierda lo hacía sobre un soporte triangular, de horquilla, bajo la rueda trasera, la de la derecha era de pata plegable. Confiando en el buen juicio de mis compañeros ciclistas me dispuse a sacar la bicicleta desde la izquierda, cuando comprobé con horror que el propietario de la de la derecha, para evitar que se venciera por el peso de su bolsa, echándole una buena reación de morro la había dejado apoyada en la rueda delantera de la mía.

Para evitar que se cayera, rápidamente la sujeté con la mano derecha, y aunque conseguí evitar el desastre momentáneamente acabé en una posición comprometida. Si soltaba la bici ajena, se caía; igualmente si soltaba la mía; si sacaba mi bici, se caía la otra; si la volvía a meter, también. En buena hora decidió la gente dejar de pasar por delante de correos, pero la cosa era de ese modo. Reuniendo ingenio y maña (soy de Zaragoza) conseguí dejar la bicicleta de la bolsa en una posición de equilibrio tan sólo con la mano derecha (tiene mérito, soy ambizurdo). Sin embargo, la dificultad de la tarea me hizo perder el elquilibrio y comprobé con la espalda la dureza del suelo de Japón (igual que el de España, oigan). Mi fiel bici no quiso abandonarme en mi desgracia y se precipitó hacia mis brazos, golpeándome la pierna izquierda y dejándo prueba feaciente que todavía duele de que yacimos juntos. Mas el manillar se enganchó en la rueda de la bici de la izquierda y cayeron juntas con un estrepitoso ¡BLAM!

No quedó ahí el asunto, ya que en ese preciso momento se abrían las puertas de Correos y ¿adivinan quién salió? Exacto, la dueña de la bicicleta accidentada que contempló el desolador espectáculo de verme gemir (nada sexual) bajo mi vehículo (que supongo le daría más o menos igual) agravado por la imagen de su bicicleta inocente larga en el suelo. Comprendan que, en mi situación, era imposible contarle toda la historia, algo con extraterrestres hubiera resultado más creíble... así que, viendo que todo estaba más o menos en orden (permítanme el eufemismo), me disculpé y me marché renqueando, con el rabo entre las piernas y el (poco) orgullo (que tengo) más lastimado que mi sangrante heridabajo una mirada de estupefacción de la señora. Esa noche, seguro que la ultraderecha ganó una nueva votante.

Eso sí, la bicicleta de la derecha salió indemne. Hay que joderse.

viernes, diciembre 01, 2006

Web de Jordi Pastor

Muchas veces les he hablado de Jordi Pastor, el polifacético dibujante barcelonés que todos deberían conocer. La buena noticia es que estrena dos sitios en la red, su página personal en donde pueden encontrar ilustraciones, cómic, y otro trabajos (busquen las colaboraciones con el que les habla), y el blog de Sis92 producciones en el que irá colgando sus trabajos cinematográficos junto a Albert. Buenos tiempos para los amantes del 7º y el 9º arte.

miércoles, noviembre 29, 2006

Quo vadis?

















En la gloriosa tradición del papel de llegar tarde (que, por cierto, ha estrenado nuevo modelo), Japan Railways tiene otro de esos sistemas simples-pero-eficaces para estudiar los flujos de pasajeros entre estaciones (no les debe de gustar contar los billetes usados). Teóricamente, el papelito que nos daban tras pasar las máquinas canceladoras de la estación de Ikebukuro había que entregarlo a algún empleado en la estación de destino, pero como cada vez soy peor ciudadano, y mi carácter de viejo cascarrabias se va agriando con el tiempo cual botella de vino picado, he preferido entregárselo a ustedes.

domingo, noviembre 19, 2006

Las batallitas del abuelo

El 3 de noviembre, Día de la cultura, se celebró en Asakusa el 時代祭 Jidai Matsuri, una procesión en la que desfilaba lo más granado de la ciudad: los vistosos bailes de las garzas blancas y del dragón dorado, personajes de época y muchos samuráis. Como pueden comprobar, la gallardía de los aguerridos guerreros no dista mucho de la de nuestros alabarderos de la Semana Santa. Ambos inspiran pavor, pero por motivos distintos a lo que les gustaría. La foto no lo refleja bien, pero el anciano de verde daba la impresión de pesar menos de 50 kilos (aunque yo estoy en 58.8 ahora), y andaba con la gracia de un atleta de marcha lumbálgico. Me complacería pensar que la nostalgia militarista no está en sus mejores momentos, pero fue triste ver unas abuelas (¿tal vez sus abuelas?) diciendo que qué monos estaban unos niños disfrazados de samuráis poniendo posturitas con sus espadas y disparando muerte imaginaria al público con sus rifles. A mí me encantaba jugar de niño con espadas y pistolas, pero no creo que mono sea el mejor epíteto.




























































Fotos: Miguel Sierra

Contra la sed

Para no tener que estar llamando siempre al camarero, y mucho más cómodo que la tradicional jarra, el minibarrilito dispensador viene de perlas.




















Foto: Miguel Sierra

jueves, noviembre 09, 2006

Spore vol.4 (El amor internacional)

Por fin está en la calle el número 4 de la revista Spore, que tiene el honor de contar con Little Fish como uno de sus ideólogos. Incluye colaboraciones de gente tan ilustre como Ken Niimura, Aurelia Aurita y Little Fish. También aparece un artículo que me encargaron hace más de un año sobre el amor internacional. Les dejo la traducción más abajo por si les apetece leerlo. Si quieren comprar la revista (en japonés), pueden hacerlo aquí.


El amor internacional

Mucho ha cambiado la cosa desde el truncado romance entre Paris y Helena y, por suerte, tampoco se producen altercados como los de antaño entre Montescos y Capuletos. Y es que un caballo gigante de madera en la puerta, definitivamente, no pega con la decoración de mi hogar, y el suicidio, qué quieren que les diga, siempre me ha resultado poco atractivo a pesar del aura de romanticismo que se empeñan en darle, curiosamente, los vivos.

Hoy en día, con Internet, la Declaración de los Derechos Humanos y los vuelos regulares a cualquier parte del mundo, resulta mucho más fácil sacar adelante una relación entre personas de diferentes nacionalidades de lo que hubiera sido, por ejemplo, para la generación de mis abuelos o, sin ir más lejos, la de mis padres.


No debemos obviar, sin embargo, que las respectivas familias no suelen dar, precisamente, saltos de alegría al enterarse de que uno de sus vástagos es partidario del amor internacional. No ya tanto por desconfianza o recelo hacia los extranjeros (que de todo hay), ni por diferencias sociales o religiosas (que también), ni siquiera por el “qué dirán”, sino sobre todo porque la gran mayoría de las madres desearían que sus hijos vivieran, como mucho, a la vuelta de la esquina. Depende de las habilidades sociales de cada uno el poder responder adecuadamente a la situación.

Aun así, y como en todo, hay matices y grados. Pocas serán las dificultades que deban afrontar un monegasco y una francesa si las comparamos con las que puedan darse entre, es un decir, un español y una japonesa; o, dado el caso, entre un monegasco y dos francesas...

Y es que, más que en internacional, el peligro se halla contenido en “intercultural”. Cuando el amor ciego va recuperando la vista, cosas como la forma de plegar los calcetines, los horarios de las comidas o el lado de la cama en el que duerme cada uno. se convierten en problemas capaces de dar pie a encendidas discusiones (afortunadamente, no es mi caso).

Ayuda poco que los amantes hablen diferentes idiomas, a menos que uno sea Marcel Marceau, ya que, aunque hay quien vive el aprendizaje de otra lengua como un atractivo reto de superación personal y encara la labor con interés, a otros la pereza les puede, y su experiencia acaba por recordarles a la de Perséfone, quien, tras casarse, emigró para vivir en el infierno. Se corre peligro de acabar como esos viejos matrimonios que llevan años sin dirigirse la palabra.

El verdadero problema se halla en la creencia presente en todas las culturas de que su modo de vida es perfecto, verdadero, único e inamovible. Dogma de fe de esa enfermedad pseudorreligiosa llamada patriotismo. Después de toda una vida, la costumbre es una fuerza poderosa que sólo puede combatirse con humildad, autocrítica, sudor y lágrimas a partes iguales, junto a una necesaria dosis extra de paciencia, escepticismo e indolencia.

Mas, ojo, no les garantizo el éxito de la receta. Incluso hay quien se fabrica su propio placebo y le funciona. Mejor que no pierdan los ánimos, porque el amor internacional es una de las pocas formas que nos quedan para salvar el mundo de sí mismo. Así que, tiren la casa por la ventana, hagan las maletas y, la próxima vez que se crucen con un extranjero, sonríanle; seguro que estará encantado de invitarles a un café.

jueves, noviembre 02, 2006

Juan¿es?

Con el propósito de matar el tiempo que me quedaba libre entre mi última clase y una cita importante, esta tarde me he acercado a Shibuya para presenciar en la tienda de discos HMV un miniconcierto promocional de la gira que Juanes va a empezar por Japón. En teoría, sólo podían acceder al recinto los portadores de una entrada que iba incluida en su último disco editado por estas tierras (que, huelga decir, no he comprado, hay mejores músicos, compositores y sobre todo letristas que él). A falta del salvoconducto, he desempolvado el viejo encanto Micko y me han dejado pasar.

En total habría algo menos de 50 personas, entre las que nos contábamos 5 representantes del sexo masculino, así que al menos 45 eran guapas. Tras el sempiterno presentador japonés de los chistes malos ha aparecido en escena Juanes con el pelo rapado (como yo) acompañado de un guitarrista (bastante bueno) para ofrecer 4 canciones en acústico. Por lo visto, alguien se ha molestado en crear le idea de que en los conciertos de Juanes las chicas han de tirar sujetadores al escenario, pero, como esto es Japón y las chicas son pulquérrimas japonesas, ¡los sacaban de una bolsa! ¡nuevos! ¡limpios! Aparte de que tirar un sujetador al escenario es bastante cutre, tirar uno recién comprado y sin usar es de lo más antifetichista.

Terminado el concierto y tras un ¡SOS!o intercambio de preguntas entre el presentador (aah), Juanes (diciendo lo mismo que dicen todos) y el público (auchs), se ha formado una fila para saludar al colombiano y entregarle sus regalos. Una echaba lagrimitas, otra le apretaba las manos haciendo reverencias, incluso ha habido una que le ha frotado la cabeza (yo llevo el mismo peinado, pero les aseguro que no hay forma de convencerlas...).

Y es que no entiendo eso de perder la cabeza con los famosos (mucho menos con los productos), que son tipos que pueden hacer sus cosas mejor o peor, pero que, en el fondo, son tipos. Una vez le dijo Javier Bardem a una entrevistadora que le tiraba los tejos algo como: "Si yo fuera el panadero de la esquina, tú no me mirarías dos veces". Y qué razón tenía. El nivel de interés (dejando aparte el tema de negocios) de un famoso interesante es equivalente al de un desconocido interesante (y a la parte contratante de la primera parte); y el de cretinismo es el mismo que el de alguien anónimo, aunque el primero sea el doble de peligroso... Que Juanes pueda ser de los interesantes, no lo cuestiono aquí, pero no hay que dejarse engañar. Incluso yo tengo mis defectos. Que ya tenemos cierta edad...

Y menos mal que me he enterado de que su nombre es la abreviatura de Juan Esteban; por un momento, temí que fuera un plural y que hubiera dos. Menudo susto.

viernes, octubre 27, 2006

Se escucha gratis















La imagen está captada en Shibuya, junto a la estatua de Hachiko, el sábado pasado a eso de las ocho y media de la tarde. El cartel reza como el título de esta entrada: Se escucha gratis. La verdad es que suena bien, un señor que pone gratuitamente su tiempo a disposición de los demás, para simplemente escucharlos, es algo loable (¿o tal vez es un escritor en busca de materiales?). Sin embargo hablamos de Japón, un país en donde ya les conté que la gente prefiere hablar con desconocidos antes que con sus propias amistades. Dice mucho de lo desquiciantes que pueden ser las relaciones sociales en este país. La impersonalidad de lo personal, más aséptico imposible.

Enfebrecido

La gripe me ha tenido apartado de los teclados más de lo recomendable, pero ya me tiene de vuelta. Aunque la temperatura corporal ha vuelto a una situación normal, al lado de mi voz, Constantino Romero parece la Duquesa de Alba. Fuera de las aulas, para desgracia de mis alumnos y alegría de mi mujer, he hecho voto de silencio, para acelerar mi recuperación. La semana que viene les canto algo.

viernes, octubre 20, 2006

Micromachines

La foto no es de muy buena calidad, está hecha con el móvil a horas intempestivas para las gentes de bien. Ustedes sabrán perdonarlo.



















El caso es que hace tiempo que me tiene fascinado ese automóvil que aparca en un estrechísimo ¿qué? cerca de la estación de Kiyose. Es uno de mis espectáculos cotidianos favoritos. He pasado horas imaginando cómo puede ser capaz su conductor de introducirlo marcha atrás en semejante cubículo (necesita doblar los retrovisores exteriores, ríete tú de Carlos Sainz); y, lo más importante, una vez dentro, ¿cómo puede salir? Incluso al aire le cuesta pasar por el brevísimo espacio que queda entre la carrocería y la pared. No parece un coche de minusválido adaptado con salida trasera, y el morro saliente parece indicar que el lugar no tiene mucho fondo que digamos. Ah, otro de esos misterios de habitaciones cerradas que tanto me gustan, que alguien llame a Rouletabille.

Kimono

Por lo visto, el uniforme de capitana de la guardia aragonesa no le quedaba muy bien y...




















domingo, octubre 15, 2006

Shizuka de El Pilar




















"Shizuka de El Pilar dice
que no quiere ser japonesa
que quiere ser capitana
de la guardia aragonesa".

(Sea cierto o no).

WWW of Spiderman

Spiderman, ahora desenmascarado (fíjense y verán que es el auténtico), reparte algún tipo de propaganda en la estación de Higashikurume para sacarse unos yenes extra.





































¿Caería alguien en sus redes?


sábado, septiembre 30, 2006

A su salud

Hoy es San Miguel.

El niño que pintó para Hitler

No hace mucho mi queridísima suegra me sorprendió con un regalo. Un Daruma (el monje budista Bodhidharma) pintado en una piedra.




















Yo lo tengo sentado al piano todo el día.















El autor, el señor Shimada, residente en Takasaki, fue el niño que pintó para Hitler. Recordarán que el dictador alemán, antes de decidirse a hacer carrera como genocida, intentó convertirse sin éxito en pintor (que lo sepan los niños, más vale un mal pintor que un buen genocida), así que su afición a esta disciplina artística queda más que demostrada -estos días se van a subastar algunas de sus obras-. Al aliarse Japón con la Alemania Nazi durante la Segunda Guerra Mundial, tuvo el capricho de hacerse con un dibujo de un escolar japonés. Dicho y hecho, el gobierno nipón organizó un concurso nacional de dibujo escolar que ganó este señor. A pesar de la mala situación que atravesaba Japón durante la guerra, la familia fue premiada con gran cantidad de sacos de arroz, un verdadero tesoro. Ni picassos, ni vangoghes, seguramente fue el dibujo mejor pagado del mundo, porque salvar la vida no tiene precio. Afortunadamente, tras aquello, se mantuvo apartado de los dictadores y, actualmente, el señor Shimada se dedica a hacer visibles las formas que le sugieren las piedras. Me gusta mucho su Daruma.

miércoles, septiembre 27, 2006

Abe, menudo pájaro

Y es que desde el martes tenemos en Japón a un nuevo primer ministro, elegido por el parlamento: Shinzô Abe.



















Revisionista, censor, partidario de la educación separada... al menos era el más guapo de los candidatos, aunque ¿dirían ustedes que es kimo-kawaii?

Abe, menúdo pájaro.

lunes, septiembre 25, 2006

Que se mueran los feos

Y es que Los Sirex eran unos visionarios. La última moda en Japón se llama "kimo-kawaii", que traducido sería algo como "asqueroso, pero mono". Lo invade todo, desde personajes y mascotas hasta humoristas y, como no, amores. Y es que, aquí también, está de moda tener un novio feo. Pero si alguno de mis lectores pertenece a ese sector, que no se me alegre mucho, que en fealdad también hay grados, y sigue siendo inversamente proporcional al dinero que llena tu bolsillo.

Yo me estoy intentando pasar al grupo de los "Ero kakkô ii", "erotismo de buen aspecto", movimiento abanderado por mi adorada Kumi Koda. Y es que, además, canta bien, óiganla interpretando el tema de Cutie Honey. Y ahora intenten volver a dormir por la noche.

martes, septiembre 19, 2006

La arruga es bella

Hoy se ha celebrado en Japón el "Día de demostrar respeto a los ancianos", desplazado de su fecha original para conseguir un fin de semana de 3 días, como viene siendo moda. Dado que, afortunadamente, el respeto hacia los ancianos u otros seres vivos no es algo exclusivo de este día, la festividad adolece de acontecimientos especialmente representativos: no se organiza ningún campeonato de petanca, ni nada parecido.

B
ien es cierto que algunos ayuntamientos suelen otorgar una pequeña paga extra a los ancianos de la localidad, aunque, debido a la crisis que atraviesa Japón (recuerden, la segunda economía más potente del mundo), la edad para poder disfrutar de la remuneración se ha visto desplazada de los 70 a los 75 años. Eso me lleva inevitablemente a intentar imaginarme la cara que se le quedaría al nipón medio que acabara de convertirse en septuagenario y hubiera recibido su primera "paga respetuosa" al enterarse de que, de repente y a traición, lo habían rejuvenecido, y que tardaría otros 4 años más en poder echarle el guante a la siguiente. Y es que cada vez son más los que disfrutan de una segunda juventud... lo que hay que ver.

No olviden cuidar a sus ancianos. Todo el año.

domingo, septiembre 17, 2006

Cortesías anticipadas

El final del verano ha traído consigo la vuelta de los eventos musicales, así que, últimamente, he tenido que desempolvar el acordeón (y los dedos) para dar lo mejor de mí mismo (aunque sea poco). Me alegro, porque suele ser divertido y, además, me pagan.

La gente es muy agradecida por lo general. Como ejemplo les diré que en una de las últimas actuaciones que han pasado desapercibidas en este blog, el dinero iba acompañado por una postalita en la que estaba escrito (en inglés, arrrrg): "Estamos muy agradecidos de que haya venido a tocar una música tan maravillosa. Ha estado muy bien y la gente ha disfrutado mucho con su actuación. Muchas gracias de nuevo".

Uno puede pensar que verdaderamente el pueblo japonés, poseedor de una legendaria cortesía, goza de una educación exquisita, y sentirse verdaderamente emocionado con el detalle. A no ser que la postalita te la entreguen antes de la actuación... tal como fue la cosa. Son japoneses y lo hacen sin mala intención, hay que darse cuenta, pero es poco menos que un insulto. Aunque la hayan escrito antes y no les importe lo más mínimo la música, la etiqueta pedirá que la den después... digo yo.

miércoles, septiembre 06, 2006

Enhorabuenas para todos

Cuando otro bebé pudiente viene a comer gratis de los impuestos que pagamos los nipones y yo, permítanme que me pregunte qué se supone que tenemos que celebrar los que no somos de la familia.

Y es que la princesa Kiko (no se confundan con el antiguo fubolista del Atlético de Madrid) ha dado a luz por cesárea (deberían cambiarlo a imperárea pues) a Hisahito, el primer vástago varón que ve la familia imperial (permítanme la minúscula unificadora) en, aproximadamente, 40 años. El secretismo (a voces) que rodeaba al sexo del embrión en los tiempos de adelantos técnicos que corren desde hace ya bastantes años evidenciaba cuál iba a ser el polémico resultado (piensen en la infanta Leonor, pero al revés). Cuando se hablaba de derogar la ley sálica para que la pequeña Aiko pudiera reinar algún día, un recién llegado le arrebata cualquier posibilidad de conseguir el derecho de sucesión sin darle siquiera un plato de lentejas a cambio. Yo, en cierta manera, me alegro, ya que lo contrario, por el bombo pseudofeminista con el que se hubiera inflado la noticia, podría haber eclipsado aún más el auténtico debate, porque lo verdaderamente moderno no es que una niña pueda reinar (vean Inglaterra, Holanda...), sino acabar con los privilegios de sangre en los temas políticos de un país e instaurar la figura de un jefe de estado elegido democráticamente (¿Alguien me puede explicar en los comentarios por qué se necesita un jefe de estado por encima del presidente o primer ministro de turno?). O, por lo menos, que cada cuál pueda elegir si quiere o no sostener la monarquía a través de un impuesto voluntario y aparte, a pagar en todos los estancos. Yo prefiero comprarme unos buenos cómics, tomarme unas cervezas con ustedes, hacer una bonita donación a obras de caridad o, incluso, fíjense, llegar a fin de mes.

Y, aquí, aunque no lo parezca, no estoy hablando de Japón. Que este blog se declara republicano y laico.

sábado, agosto 26, 2006

En vivo y en directo




















Saben bien que soy un adicto a los escenarios, así que me perdonarán si me hago un poco de autobombo. El domingo tres tengo una pequeña actuación con esos dos monstruos de la música que son Jorge Díaz cantando y Jun Kajitsuka a la guitarra. Si van a estar por Tokio durante esas fechas, no lo duden y acerquense a saludar. El lugar es muy acogedor y la comida es deliciosa. De la música nos encargamos nosotros.

sábado, agosto 19, 2006

El premio flaco (la pobreza es un arte)

Éste es un número no premiado del pasado Summer Jumbo, el sorteo estival extraordinario de loteria en Japón. 300 millones de yenes para un agraciado que, como de costumbre, no he sido yo. Secuestradores, envidiosos, arribistas y cazamaridos pueden alejarse tranquilos. Si alguien quiere unirse a mí en el llanto, podemos ponernos de acuerdo y sollozar en canon, fuga o por soleas.











No me gustaría despedirme sin antes aconsejar a la mulitud silenciosa de mis lectores infantiles que aprovechen mientras puedan, que a partir de los 10 años, los premios de consolación desaparecen como por arte de lógica.

La historia secreta de Peko-chan

Me escribe Alain, de www.ajapon.com, para comunicarme que, según Wikipedia, Peko-chan es una niña de eternos 6 años venida del País de los Sueños (toda la culpa es de Peter Pan, oigan) que fue creada en 1950, cuarenta años después de la fundación de Fujiya y ocho después de la de Churruca.

¡Gracias por la información!

jueves, agosto 17, 2006

No demasiado fácil

No hace mucho me encontré en la estación de Omotesandô con esta imagen como salida de uno de los diabólicamente enrevesados dibujos de Escher. ¿Falta de presupuesto? ¿A esto es a lo que se refieren cuando dicen que buena parte del país está adaptada a las necesidades de los discapacitados? ¿O, simplemente, es que la sociedad japonesa que tanto valora el esfuerzo no nos lo quiere poner demasiado fácil?

martes, agosto 15, 2006

Flores de fuego(s artificiales)

El domingo fui con Shizuka hasta Arakawa (nada que ver con la patinadora Shizuka Arakawa) para ver mis primeros fuegos artificiales en Japón, un maravilloso espectáculo de dos horas de duración y 15 000 cohetes diparados. Una gran multitud de japoneses equipados con fiambreras y latas de cerveza toman asiento bordeando el río, aunque a suficiente distancia de la orilla como para que ésta no se vea.

En otros blogs ya habrán podido leer mucho al respecto, y les animo a que les echen un vistazo. Por mi parte, les diré que los fuegos tienen patrocinadores que se anuncian por megafonía al comiendo de cada serie, de una duración media de 3 ó 4 minutos (Coca Cola patrocinó un único cohete, muy bonito, eso sí).

El área del círculo de la explosión se mide en "shaku", hay cohetes de 1, 1 y medio, y hasta 2 shaku, que son realmente grandes y espectaculares. Cuando la gente se emociona grita "Kagiya" o "Tamaya", los nombres de dos antiquísimas compañías pirotecnicas (que ya no existen), pero de las que se derivan históricamente gran parte (si no todas) de las existentes en la actualidad. La próxima vez que vayan a ver fuegos artificiales en las fiestas patronales que estarán teniendo lugar por estas fechas en la inmensa mayoría de localidades, no se contengan y grítenlo.



















Kagiyaaaaaaaaaaa.
Tamayaaaaaaaaaa.

lunes, agosto 14, 2006

Cumpliendo (si no promesas, años)

La vuelta al Sol es una carrera anual que no se compite en velocidad sino en estilo. Todos mis lectores pueden estar tranquilos, ya saben que no soy ningún serio candidato al podio, pero el día 12 volví a finalizar el recorrido.

Para celebrarlo, el jueves hicimos una pequeña fiesta junto a Pascal Venturelli y Jorge Díaz (ambos finalizaban elegantemente sus respectivas vueltas ese mismo día), y con la presencia de Jun, David y demás con sus respectivos instrumentos acabamos poniéndo nuestra propia música a la velada.

Sólo queda agradecer desde aquí su presencia a los amigos que estuvieron y lamentar la de aquellos que no pudieron estar.














Foto: Kôji Uemura

El mismo sábado, tras salir de trabajar tuve la fortuna de que mi paseo falto de paraguas coincidiera con la lluvia de uno de los tres tifones que se nos aproximan. Tras atravesar el recinto del templo Meiji para dirigirme a Shibuya acabé refugiado de la lluvia bajo una carpa del "Lesbian and Gay Parade" que se estaba celebrando en aquel momento. Fue un deleite escuchar a la big band (que tocaba siempre los mismos tres temas, pero cuán bien) a cubierto del agua (fíjense como el flautista protege su intrumento con una bolsa de basura) y contemplando el baile que tres personas a cada lado realizaban con unas banderas azules al compás de la música.















Una vez finalizado el chaparrón, y con el dolor en el corazón de sentirse atraído por las guapísimas lesbianas, caminé hasta Ebisu descubriendo por el camino varias cafeterías de aspecto interesante. Una vez allí, por casualidad acabamos tomando una copita con lo más granado del flamenco en Japón, Carlos Pardo y Antonio Alonso, antes de volver a casa sólo para comprobar que tampoco esta vez nos había tocado el gordo del sorteo extraordinario estival. Este año toca empezar otra vuelta más a lo pobre.

Y que ustedes me acompañen.

lunes, agosto 07, 2006

Con la lengua fuera

Pekochan es la imagen de Fujiya, una conocida empresa japonesa de dulces. Famosos son sus muñecos con la cabeza balanceante que se pueden encontrar como reclamo publicitario en infinidad de tiendas, cuyos dependientes deben andar con ojo ya que son muy apreciados por los coleccionistas. Personalmente, desde un principio me ha resultado un tanto irritante esa lengua fuera todo el rato.

















Ahora quisiera mostrarles unas fotos de un paquete de riquísimas pipas de la marca Churruca que me ha hecho llegar Akiko Satô.




















¿Les recuerda a alguien Miss Palomita?





















Por las fechas, al menos la japonesa tiene 22 años más, pero ambas se conservan muy bien, y eso que dicen que el azúcar engorda.

domingo, agosto 06, 2006

Búho

Así es el puesto de policía frente a la estación de Ikebukuro. Tiene forma de búho debido a que este animal es la mascota de la ciudad gracias a un curioso juego de palabras (Búho (fukurô): 梟; Ikebukuro: 池袋). Éste come otro tipo de ratas y algún que otro bicho inocente. No se fíen.

viernes, julio 28, 2006

お気軽にどうぞ

密子がやってますか?

Para andar con ojo

Buena idea la que ha tenido el ayuntamiento de Higashikurume, colocar un cartoncito con, en teoría, tres pares de gafas cada uno de una graduación diferente para el uso de los abuelos con problemas de visión que se las hayan dejado en casa (¿a quién no le ha pasado?).




















Aunque, por lo (no) visto, han debido de decidir que los problemas leves de vista no lo son tanto y no necesitan gafas, y los de nivel intermedio tienen que conformarse con un pañito naranja muy mono para frotarse los ojos. El mejor remedio contra la letra pequeña, sepa lo que firma.

Qué monos

Aquí tienen una foto de los famosos tres monos de Nikkô. Con lo que me gusta escuchar, mirar y decir cosas prohibidas. Qué dificil compaginar "virtud" y diversión.

viernes, julio 21, 2006

Cuidado, alienígenas.

Este tocón que se encuentra en el camino a la cascada Urami de Nikko tiene una explicación mucho más prosaica, pero ¿a quién le interesa?

lunes, julio 17, 2006

Pelra der Meditelláneo

En un vídeo promocional sobre ciudades de España que se emite en el aeropuerto internacional de Narita he podido observar la siguiente joya, digna de (sin llegar a las manos) provocar un incidente internacional.















Vamos, que la Embajada debería tomar cartas en el asunto (mejor si son de las postales, en vez de los naipes de Heraclio Fournier o incluso de Camoin).

Para finalizar, la foto de un cartel que se encuentra fácilmente en las estaciones e incluso dentro de los vagones del metro. Un anuncio de cava en esta época no es algo extraño en tierras niponas, lo que sí es extraño es la forma que tienen de leer Freixenet: "Fureshine", supongo que les suena más francés, lo cual es muy triste. Ya ven que de catalán tampoco van muy bien por aquí. La cosa reza: Burbufelicidad.















Pues burbufelicidad para todos.

martes, julio 11, 2006

Andar y Fumar

Al que come y canta, un sentido le falta, decía mi bisabuela. Como estar en dos cosas a la vez no debe de ser precisamente coser y cantar, en Japón está prohibido andar fumando y nos lo recuerda esta imagen que está en el suelo, en el paso de peatones entre el parque de Ueno y el Museo Nacional.




















Pero, si el cigarrillo cabizbajo inspira ternura y compasión, la imagen de debajo nos recuerda que es peligroso, ya que es fácil quemar a un niño, un bolso de Louis Vuitton o una mariposa atraída por la llama.




















Foto: José Antonio Ibáñez

jueves, julio 06, 2006

Técnicas de estudio

Tal vez debido al arroz y a las distancias, en Japón, tren y metro han desplazado al tradicional cuarto de baño (la biblioteca de los pobres) como lugar de lectura de las clases menos pudientes. Les dejo un par de ejemplos de señoritas aplicadas al estudio en la línea de metro Ooedo.

La primera de las estudiantes, con solo estirarse ligeramente de uno de sus finísimos cabellos, proyectaba un haz de luz sobre el libro. Indudablemente, su libro de cabecera que pasa las noches sobre la mesilla de su dormitorio.



















Foto: Shizuka Shimoyama

Para esta segunda, estudiar siempre ha sido su sueño. Es el tipo de alumna que aprovecha el más mínimo momento para echar un repaso e incluso leer entre líneas. Le resulta tan grata la actividad que debe acercar su cabeza para no perderse ni un solo detalle.


martes, julio 04, 2006

Chichibu (arcoiris vegetal)















Les dejo unas foto de hace un par de meses cuando fuimos a Chichibu para visitar el parque de Shibazakura (césped-cerezo), hierba con que combinando los colores de sus diferentes variedades forman esos bonitos dibujos.















No es mucho más grande de lo que aparece en las fotos, y la entrada es, afortunadamente, gratuita; pero, si quieren hacer un donativo (a partir de mil yenes) al salir para el mantenimiento del parque, sepan que pueden colaborar en tamaña obra.