jueves, julio 14, 2005

Lucha política














Permítanme presentarles a The Great Sasuke, luchador en activo y diputado del Gobierno de la Prefectura de Iwate por el Jiyûtô (Partido de la Libertad). No es el único luchador-político que hay en Japón, pero sí el único que no se desprende nunca de su máscara y, en su día, se debatió si se le debía permitir acudir al congreso con ella u obligarle a quitársela cuando desarrollase sus funciones de político. Consiguió el permiso argumentando que los electores le habían votado con máscara y que por ello debía seguir llevándola.

Ahora está siendo investigado por presunta malversación de fondos públicos que podría haber usado para viajar hasta el lugar donde iba a luchar (deportivamente, se entiende). Él se defiende diciendo que, aquel día, inspeccionó como diputado tres estaciones de tren que casualmente estaban cerca de donde iba a luchar, pero que el coste del trayecto desde la última estación al lugar del evento lo pagó de su bolsillo.

¿Se lo imaginan en España?

No hay comentarios: