Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2006

Quo vadis?

Imagen
En la gloriosa tradición d el papel de llegar tarde (que, por cierto, ha estrenado nuevo modelo), Japan Railways tiene otro de esos sistemas simples-pero-eficaces para estudiar los flujos de pasajeros entre estaciones (no les debe de gustar contar los billetes usados). Teóricamente, el papelito que nos daban tras pasar las máquinas canceladoras de la estación de Ikebukuro había que entregarlo a algún empleado en la estación de destino, pero como cada vez soy peor ciudadano, y mi carácter de viejo cascarrabias se va agriando con el tiempo cual botella de vino picado, he preferido entregárselo a ustedes.

Las batallitas del abuelo

Imagen
El 3 de noviembre, Día de la cultura, se celebró en Asakusa el 時代祭 Jidai Matsuri , una procesión en la que desfilaba lo más granado de la ciudad: los vistosos bailes de las garzas blancas y del dragón dorado, personajes de época y muchos samuráis. Como pueden comprobar, la gallardía de los aguerridos guerreros no dista mucho de la de nuestros alabarderos de la Semana Santa. Ambos inspiran pavor, pero por motivos distintos a lo que les gustaría. La foto no lo refleja bien, pero el anciano de verde daba la impresión de pesar menos de 50 kilos (aunque yo estoy en 58.8 ahora), y andaba con la gracia de un atleta de marcha lumbálgico. Me complacería pensar que la nostalgia militarista no está en sus mejores momentos, pero fue triste ver unas abuelas (¿tal vez sus abuelas?) diciendo que qué monos estaban unos niños disfrazados de samuráis poniendo posturitas con sus espadas y disparando muerte imaginaria al público con sus rifles. A mí me encantaba jugar de niño con espadas y pistolas, pero

Contra la sed

Imagen
Para no tener que estar llamando siempre al camarero, y mucho más cómodo que la tradicional jarra, el minibarrilito dispensador viene de perlas. Foto: Miguel Sierra

Spore vol.4 (El amor internacional)

Imagen
Por fin está en la calle el número 4 de la revista Spore , que tiene el honor de contar con Little Fish como uno de sus ideólogos. Incluye colaboraciones de gente tan ilustre como Ken Niimura , Aurelia Aurita y Little Fish. También aparece un artículo que me encargaron hace más de un año sobre el amor internacional. Les dejo la traducción más abajo por si les apetece leerlo. Si quieren comprar la revista (en japonés), pueden hacerlo aquí . El amor internacional Mucho ha cambiado la cosa desde el truncado romance entre Paris y Helena y, por suerte, tampoco se producen altercados como los de antaño entre Montescos y Capuletos. Y es que un caballo gigante de madera en la puerta, definitivamente, no pega con la decoración de mi hogar, y el suicidio, qué quieren que les diga, siempre me ha resultado poco atractivo a pesar del aura de romanticismo que se empeñan en darle, curiosamente, los vivos. Hoy en día, con Internet, la Declaración de los Derechos Humanos y los vuelos

Juan¿es?

Con el propósito de matar el tiempo que me quedaba libre entre mi última clase y una cita importante, esta tarde me he acercado a Shibuya para presenciar en la tienda de discos HMV un miniconcierto promocional de la gira que Juanes va a empezar por Japón. En teoría, sólo podían acceder al recinto los portadores de una entrada que iba incluida en su último disco editado por estas tierras (que, huelga decir, no he comprado, hay mejores músicos, compositores y sobre todo letristas que él). A falta del salvoconducto, he desempolvado el viejo encanto Micko y me han dejado pasar. En total habría algo menos de 50 personas, entre las que nos contábamos 5 representantes del sexo masculino, así que al menos 45 eran guapas. Tras el sempiterno presentador japonés de los chistes malos ha aparecido en escena Juanes con el pelo rapado (como yo) acompañado de un guitarrista (bastante bueno) para ofrecer 4 canciones en acústico. Por lo visto, alguien se ha molestado en crear le idea de que en los con