Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2007

No somos nada

Extraña sensación la de salir a la calle estos días. De dos años a esta parte parece que todos los conocidos de mi barrio (y por extensión, de Zaragoza entera) han desaparecido. Antes, caminar era una invitación al saludo contínuo, aunque sólo fuera un leve movimiento de cabeza, sustituído, en estos tiempos, por un repetido giro de izquierda a derecha en busca de algún rosto familiar. En los bares de copas también ha habido ya un relevo generacional, uno empieza a no encajar y esta vez no es por voluntad propia. No puedo declarar a todo el mundo culpable por no haberme esperado y haberse buscado una vida (ya saben, trabajo, pareja(s), mascota(s), una casa y todo lo demás también, que decía Calamaro), y menos habiendo hecho uno lo mismo (o, como poco, habiéndolo intentado). Sin dudad que se agradecen algunos cambios, las pequeñas mejoras en servicios y equipamiento urbano. Pero uno se alegra al ver que quedan algunas tiendas (viva Taj Mahal), familia y los amigos con los que mantien

Vacaciones en España

Estoy de vuelta en España para pasar mis vacaciones de fin de año. Ya hacía dos años que no venía por aquí y estoy contetno de haberlo hecho. Llevo muy poco todavía, pero ya he podido saludar a gente como Jordi Pastor , Javier Rodríguez , Santi Arcas , Tirafrutas , Amiram Reuveni , Bloody Mary's (que estuvimos tocando y prometemos grabar algo antes de mi vuelta), la gente de Taj Mahal y, por supuesto, a la familia y amigos. Ya les iré contando.

De gratis

El viernes por la mañana acudí como invitado a un desayuno americano que tuvo lugar en el Centro de Trabajo de Idabashi. Allí tienen un curso de 6 meses para formar como profesionales de la hostelería a personas ya no tan jóvenes que se han quedado sin trabajo, y cada cierto tiempo tienen que enfrentarse a "clientes" de carne y hueso como demostración práctica de lo que han aprendido. La mitad de los asistentes eran representantes japoneses de varios hoteles (una especie de cazatalentos, vamos) y el resto eramos extranjeros que pudiéramos hablar inglés, para que los camareros se vieran forzados a utilizarlo. Comimos mucho y bien y el personal dio todo de sí. Tres veces al día, sería un buen pluriempleo.