viernes, julio 28, 2006

Para andar con ojo

Buena idea la que ha tenido el ayuntamiento de Higashikurume, colocar un cartoncito con, en teoría, tres pares de gafas cada uno de una graduación diferente para el uso de los abuelos con problemas de visión que se las hayan dejado en casa (¿a quién no le ha pasado?).




















Aunque, por lo (no) visto, han debido de decidir que los problemas leves de vista no lo son tanto y no necesitan gafas, y los de nivel intermedio tienen que conformarse con un pañito naranja muy mono para frotarse los ojos. El mejor remedio contra la letra pequeña, sepa lo que firma.