viernes, julio 21, 2006

Cuidado, alienígenas.

Este tocón que se encuentra en el camino a la cascada Urami de Nikko tiene una explicación mucho más prosaica, pero ¿a quién le interesa?