lunes, mayo 09, 2005

Qué rico el nene



No se asusten, que no he sido padre.

Hace unas semanas visitamos a unos amigos de Shizuka que son los abuelos de esta niña. Ya ven, parece que se me dan bien los niños. El caso está que empecé a hacerle tonterías a la niña, ya saben, cu cu tas tas, ajo, ajo... hasta que, rápidamente y gracias a Dios, me di cuenta de que ajo en japonés significa tonto (tonta, en este caso). Creo que no me habían oído, pero tuvo lugar, acertadamente, una rápida explicación de las costumbres españolas por si acaso.

No te puedes fiar ni de los niños.