martes, enero 04, 2005

La dieta del karaoke

Mi cuñada es una fanática del karaoke, así que ayer acabamos por acercarnos a cantar un rato. Los karaokes japoneses difieren mucho de los españoles. En Japón, disfrutas de una habitación individual (quiero decir, colectivamente individual) con un karaoke en el que puedes cantar tanto como y cuando quieras. Se paga por hora y por persona (suele ser barato) y la bebida o comida es opcional. También habría que hablar de la calidad de los arreglos y la posibilidad de subir o bajar el tono en cualquier momento en casi todas las canciones, que son muchas.
Sin embargo, lo que me dejó alucinado es que se te informa de las calorías que quema cada canción.
Para quien no lo sepa, karaoke es la contracción de kara okêsutora (orquesta vacía). El inglés japonesizado es caso aparte, pero otro día les cuento de las contracciones que tanto gustan por aquí.
Mañana les cuento el año nuevo y les pongo fotos.

No hay comentarios: