domingo, enero 09, 2005

Mangas verdes

Ahora que está dando sus últimos coletazos el resfriado que arrastro desde hace 4 días (¿he oñido gripe?), veo por la tele lo que hacen los suecos para prevenirlo. Tararear por la nariz, con la boca cerrada, pronunciando "Mmmm". Yo siempre espiro por la nariz para limpiar las fosas nasales, pero de esta manera se expulsa un 15% más de aire. Es recomendable hacerlo antes de ir a dormir. Además, puede ser el inicio de una vocación, y acaben siendo el próximo Frank Sinatra, versión nasal, claro.
Sí, podría ir a Yokohama al fisioterapeuta del secador, pero aguantar es gratis, que este fin de semana no tenía que cantar ni estaba obligado a salir de casa. De todas formas, Jodorowsky dice que toda enfermedad es una representación, y ya saben que yo soy un gran actor.
Feliz tarareo.

No hay comentarios: