miércoles, noviembre 02, 2005

Hércules y la gripe aviar

La última semana no nos ha traído muy buenas noticias, que digamos. Junichirô Koizumi ha remodelado el gobierno japonés, en el que ha metido a dos de los miembros más duros de su partido: Tarô Aso (ultranacionalista, defensor de las visitas a Yasukuni y, atención, nuevo Ministro de Exteriores) y Shinzô Abe (que presionó en 2001 para censurar un documental que NHK iba a emitir sobre las esclavas sexuales del ejército japonés durante la Segunda Guerra Mundial), a cuál más majo. Se rumorea que cuentan con muchas posibilidades para suceder a Koizumi cuando se retire al año que viene al frente del Gobierno y del partido. Seiken Sugiura, nuevo Ministro de Justicia, fue llamado al orden tras unas declaraciones en las que aseveraba que, por ir contra sus principios, iba a negarse a firmar cualquier orden de ejecución (recuerden que en Japón hay pena de muerte). Una hora después, en lugar de dimitir y ser firme a sus convicciones, tuvo que retractarse, aunque lo hizo remarcando su rechazo por la pena capital. Deberán extremar las precauciones ante la gripe aviar, porque menudos pájaros...

Además de reabrir las fronteras japonesas a la carne de vacuno de EEUU, y permitir que el mismo país, con el que acaba de firmar otro tratado de colaboración militar, vaya a estacionar en aguas niponas un portaaviones nuclear (y, por lo tanto, anticonstitucional), también está en los planes del Primer Ministro una reforma constitucional del Artículo 9, que prohíbe que Japón tenga un ejército ofensivo y que rechaza la guerra. Las Fuerzas de Autodefensa de Japón son, en realidad, un verdadero ejército y los sectores nacionalistas, nostálgicos de la "gloria imperial" de Japón (si es que eso existe) quieren que se reconozca como tal, aunque Koizumi pretende dejar escrito el rechazo por la opción bélica. Con lo sencillo que sería hacer como Costa Rica y prohibir la existencia de un ejército nacional, y garantizar las pensiones con el dinero ahorrado... Me temo que intentará colar la impopular medida en un mismo referéndum en el que se incluya la cuestión de la sucesión al trono imperial. Al igual que en España, donde acaba de nacer la última tataranieta de Hércules (Leonor, por tanto, descendiente de Júpiter, que, sin embargo, será bautizada en la fe católica...), el heredero nipón tiene un único vástago de sexo femenino y la Ley Sálica vigente. Mis deseos para ambas infantas ("niña que aún no ha llegado a la edad de siete años", según la RAE) incluyen la máxima felicidad... en dos repúblicas.

Por les pareciera poco, han detenido a una estudiante de 16 años por intentar envenenar a su madre poco a poco. La muchacha llevaba un diario en el que anotaba los síntomas que manifestaba la progenitora. Se desconocen los motivos que la llevaron al crimen, el diario es frío e impersonal, mas yo deduzco que no sería, precisamente, por aprecio. ¿También tú, Bruta?

No hay comentarios: