lunes, junio 07, 2004

Carta abierta a D. Joaquín Aranda




Algo tengo que reconocerle, señor Aranda, y es que, por más que quiera yo, que ya hace más de dos meses que me trasladé a Japón, no deja usted de sorprenderme. Haré, para tranqulidad de mi espíritu, como que no he visto el adjetivo que usted emplea, permítame recordárselo: bazofia, para calificar al mundo de los tebeos, del que formo parte activa. Por el contrario, es evidente que el mundo del cine o la literatura, con títulos como Los albóndigas, Dr. Doolittle, o todas esas noveluchas baratas, nunca serán merecedores de semejante epíteto.

Decía Arnold Schoenberg que cuando le mostraban una música que no le gustaba (entiéndase sin fallos técnicos), la escuchaba una y otra vez hasta que conseguía que le gustase. Sin embargo usted se considera capaz de situarse, no ya por encima de Schoenberg, sino que encuentra fuerzas en sí mismo para corregir “a Fellini y a algún otro genio”. Disculpe, señor Aranda, pero ¿dónde están sus obras maestras? ¿Dónde está su “La dolce vita”, su “La Scala”, que le permita ponerse al nivel de corregir a los genios? Enséñenoslas, por favor, como público estamos deseosos de ver su contribución para sacar al arte de la bazofia. Sin duda un hombre que se atreve a hacer este tipo de afirmaciones podrá respaldarlas con su talento. Si no me falla la memoria (y no me falla), el año pasado usted fue merecedor de un premio Adlo!, el equivalente a los Razzies del cine americano en el mundo del cómic español, pero creo que ése no es mérito suficiente y deberá demostrarlo de otra manera.

No acaban aquí las sorpresas, sino que usted pide tebeos que se puedan comparar a una novela (excluyendo al Quijote) más o menos buena. En primer lugar debería precisar qué entiende usted por una buena novela (¿incluyen las nivolas de Don Miguel de Unamuno o sólo a las novelas?), partamos de eso. Después, supongo que usted, como crítico de cine, usará la misma técnica para valorar sus películas, es decir pensar cómo sería esa película en novela. ¿No le parece un sistema un poco pobre para un crítico profesional? ¿No considera usted al cine como un arte que pueda ser independiente? Más allá, ¿cómo consigue que le funcione esa técnica al visitar una exposición de escultura? El comparar otras disciplinas artísticas con la literatura, además de ofensivo, no parece la mejor opción.

Con respecto a su promesa de pública disculpa, me permito recordarle que Maus, de Art Spiegelman, fue un cómic merecedor de ganar en 1992 un premio Pulitzer, un premio literario, señor Aranda, pero igual no le parece un galardón lo suficientemente prestigioso, al igual que la opinión de Fellini y algún otro genio, e igual pide compararlo con un Nobel (sea de Literatura, Medicina o de la Paz).

La lista es amplia, y permítame recomendarle la lectura de Persépolis, Paracuellos, V de Vendetta, Miracleman, 300, Watchmen, Adolf, Monster y, si le gusta el cine francés, pruebe con el Nouvelle manga, que bebe de su espíritu y forma: La espinaca de Yukiko, El almanaque de mi padre, La guerra de Alan, Barrio Lejano o En la prisión... por citar lo primero que me viene a la cabeza.

Sin embargo, lo que a mí me produce más desprecio, y muy pocas veces risa, es ver a señores maduros empantanarse en escribir bazofia, intentándola hacer pasar por críticas serias, que, de ninguna manera, pueden compararse ni siquiera con una novela medianamente mala. ¿No cree usted que debería darles vergüenza?

8 comentarios:

Anónimo dijo...

No creo que responda, pero sí es posible que salga en la sección de Cartas al Director. Que este hombre es reincidente...

Anónimo dijo...

Queda meridianamente claro que al señor Aranda no le gustan los tebeos. Y hasta ese punto no encuentro ninguna objeción que hacerle, porque para gustos están los colores, y el mundo sería demasiado anodino si todos opináramos exactamente lo mismo de cualquier asunto.Pero...puesto que se dedica a juzgar el trabajo de otras personas tal vez le estén haciendo falta unos meses de trabajo de documentación y estudio que independientemente de cual sea su gusto, le permitan dar una opinión cualificada y ponderada sobre las artes.Unos comentarios tan monocordes descalifican a quien los hace, dejando patente su desconocimiento de los valores estéticos y sociales que cada rama del arte representa.PILar M.

Anónimo dijo...

Hola Micko. Me alegra ver esta iniciativa del blog. Bueno, primero no se quien es este señor Aranda, supongo que no tendrá que ver con el director de cine, y no puedo criticar a un critico que no conozco. Pero admito que aprender es un proceso y un camino, y hace falta al menos llegar a él libre de equipajes negativos, o al menos tener la suficiente humildad para no hablar mal de lo que no se conoce. Lo mismo se hace a veces con las culturas ajenas, y como no abunda la gente abierta y dispuesta aprender, a veces pasan cosas como estas. El año que estuvimos en Muntaner la panda de los 5, me hizo descubrir el mundo del comic y el mundo de la cultura japonesa... Quizás tuve buenos guias, quizás tuve la suficiente curiosidad para querer aprender. Puede que este señor Aranda no haya tenido tiempo, guias o curiosidad.
Quizás explique eso la crudeza de los calificativos. O simplemente estás ante alguien incapaz de aprender, y por eso trabaja como crítico...
Me apunto los títulos de tus sugerencias, que aunque si hay algunos que si trajiste, tambien hay muchos que no leí...
Hasta otra
Jose

Anónimo dijo...

Hala, mirale como barre para casa. Prometo comprarme proximamente La Espinaca aunque La Guerra de Alan me tira más.

Nada, nada, mencionar a una persona que se pasa por el forro de sus partes pudendas las opiniones de Fellini el premio Pulitzer de Maus es como el titulo de tu weblog. Quizas el colega Jose tiene razón y Aranda no ha tenido un buen guia en este mundillo ni interes alguno por tenerlo.

Felicitaciones por tu iniciativa del weblog. Ya te comente que me parece cojonudo en la ML de los Invisibles pero no viene mal recordartelo de nuevo.

Un saludote muy fuerte, Bruno.

aikugur dijo...

Hola!
La verdad es que cuando he leido el texto del señor Aranda este estaba convencido de que tenía sentido irónico, porque me parece inconcebible tanto afán por hacer pública su incultura. No es que me parezca mal, pues vivimos en una sociedad libre (aunque a veces sea necesario tener que proceder como en el parlamento japonés para demostrarlo) y si uno quiere hacer el ridículo es libre de hacerlo. Lo único es que para hacer según qué clase de comentarios sobre el mundo del cómic no creo que baste con leerse la tirita cómica de los diarios y claro, con la alergia que dice tener este señor a este arte no sé si habrá leido mucho más (no vaya a ser que la vecina lo pille leyendo esa "bazofia"). Algo debe de tener esto del comic para que gente reputada dentro de otras artes (como pueda ser Alejandro Jodorowski) dediquen más de un minuto a ello, claro que al señor Aranda su opinión, a la par que la de Fellini, le deben saber a poco. Como ninguno de ellos ha escrito el Quijote...

Isildurboy dijo...

A ver, Sólo para que no olvides el español: Completamente de acuerdo con el fondo de tu crítica, lo que crea ya un clásico enfrentamiento Aranda-Ibáñez. Sólo una corrección al corrector: bazofia es sustantivo, no adjetivo.

Micko dijo...

Isildurboy, supongo que eres Jorge y me alegra verte por aquí (al resto también). Pero al actuar bazofia como atributo de la oración, ¿no hace función de adjetivo?

Micko

Alós dijo...

¿Por qué os empeñais en contestar a este señor?
Dejadle, que posiblemente actúe igual en otros ámbitos y su amargura sea la que le retire de su trabajo... si es que alguien, aparte de los que ataca, le leen...

Por cierto, ¿alguien ha leído el Quijote, la obra integra?

Yo no. Será una obra maestra, pero no conozco a nadie que lo haya leído... Dicen que aburre al más pintado.

Prefiero no tener que enfrentarme NUNCA a la lectura de una obra maestra. Me gusta divertirme leyendo.

Un saludín