miércoles, junio 01, 2005

Cociendo habas

"En todas partes cuecen habas, y en mi casa, a calderadas" dice el refrán. Y es que se ha hundido un tramo de la línea Tôhoku de tren bala que se está construyendo entre Aomori y Hachinohe. Afortunadamente, no hay que lamentar daños personales ya que era una zona rural y lo que se ha venido abajo ha sido un campo.

Los trabajadores empezaron a oir un ruído agudo y a notar filtraciones de agua, tras lo que decidieron salir del tunel. Tan a tiempo que el derrumbamiento fue apenas 10 minutos más tarde.

Ya saben que los japoneses lo hacen todo más pequeño y mejor.

No hay comentarios: