lunes, junio 20, 2005

Ser hombre anuncio no compensa

Ayer me hervía la sangre durante mi visita a Uniqlo (Unique Clothes), una tienda de ropa muy barata que hay en Japón y que tienen prendas bastante chulas y de buena calidad. Pero la última remesa de camisetas que han puesto a la venta son, simplemente, anuncios. De diseños muy bonitos, pero al fin y al cabo, anuncios. Es decir, el cliente que se decida a comprarla está pagando por hacer propaganda. El colegio de hombres anuncio todavía no se ha pronunciado al respecto, pero espero que lo haga en las próximas horas.

Y ahora, a publicidad.

Si quieren ver alguna de estas maravillas, que incluso portan la dirección de la página web de la compañía, entren en la sección de camisetas de la marca o vean directamente el modelo Bacardi o el modelo navaja suiza Wenger.

Si quieren una camiseta de Predicando en el desierto, sólo tienen que pedírmela.