domingo, junio 05, 2005

Teología arquitectónica

El infierno existe y tiene una de sus chimeneas en Roppongi: el edificio Noa. Siéntanse libres de admirar tamaña belleza. Aguantando la respiración osé introducirme por la puerta gigante y llegar al hasta el ascensor. Allí había una tabla con las empresas que tienen sede u oficinas en aquel lugar. También alberga la embajada de la República de las Islas Fiji. No recuerdo más porque escuché un ruido metálico seguido de una risa sobrenatural y salí como alma que (no se) lleva el diablo.

En el cartel azul de la puerta se indica que se buscan inquilinos. Si se animan... mas no sé que dirá Yoda de mudarse al lado oscuro.

No hay comentarios: