domingo, marzo 13, 2005

Jibarismo nominal

Lo habitual en Japón es que los famosos vean reducido su nombre por razones de economía linguística. Para una persona no entrenada en éste sistema resulta descorazonador, porque no se sabe de quién se está hablando.

Por ejemplo, Takuya Kimura, un celebrado miembro de Smap, se convierte en Kimutaku. Los japoneses tienden a decir primero el apellido, así deviene Kimura Takuma, con las primeras sílabas de la palabra.

Pero no se crean que esto queda aquí, Jimmy Hendrix es Yimihen (que en japonés suena como sobrio y raro), Eric Clapton es Ericura (en japonés r y l no se diferencian y como la escritura es silábica, cla deviene en cura, etc.).

También ocurre con otro tipo de nombres, purikura son las máquinas que te ofrecen un servicio de fotomatón para hacer pegatinas, bastante populares entre las adolescentes. El origen es print club que japonesizado cambia a purinto curabu y de ahí a purikura no hay más que un paso. Y telephon club, un lugar donde acuden hombres para hablar con chicas por teléfono e intentar conseguir citas, es telekura.

Así que yo, próximamente, seré conocido como Migueiba, me preocupa, porque suena bastante mal.

Pues hoy les voy a hablar de Ken Matsudaira, más conocido como Matsuken. Un actor teatral japonés, famoso porque siempre acaba sus espectáculos con una canción coreografiada. La última, Matsuken Samba (La samba de Matsuken) está triunfando por todo Japón. Y desde que ustedes lean esto, por todo el mundo. Pueden escuchar extractos de sus temas en http://www.geneon-ent.co.jp/music/matsuken/ haciendo click en las carátulas de los discos y luego eligiendo el tipo de reproductor que ustedes prefieran.

Matsukeen saaaambaaaaa... ¡Olé!


Si, yo también me pregunto qué tiene que ver olé con la samba... esto es Japón, ya saben eso de que todos los occidentales son iguales...

No hay comentarios: