miércoles, marzo 09, 2005

Egiptología doméstica

Ha salido en las noticias el que era considerado con 107 años como el abuelo más anciano de cierta provincia de Japón se estima que llevaba entre 5 y 10 años muerto y estaba momificado naturalmente (probablemente a causa de la malnutrición) en su domicilio, donde fue descubierto por las autoridades.

La familia asegura, por su parte, que el difunto sólo lleva tres días fallecido. El consistorio de la localidad se dirigía cada año en el día de los ancianos a visitar a la celebridad local, pero la familia nunca le permitió el paso. El hijo mayor, persona muy religiosa, acudía frecuentemente a rezar a todos los templos que hubiera, y alrededor del cadaver se encontraron multitud de amuletos y relicarios de una secta. Lo cuál es una sólida prueba del milagro obrado en memoria de tan piadoso señor. Hay mucho ateo maledicente, si Santa Teresa levantara el brazo...


La pregunta es ¿el Cid campeador también cobraba la pensión después de muerto?