jueves, agosto 26, 2004

Todo se mueve

Todo se mueve, cantaba Tequila. Viene a cuento porque hoy he vivido mi primer terrremoto de forma consciente. Estos días atrás se habían producido algunos de baja intensidad mientras dormía que me pasaron totalmente inadvertidos.
Sin embargo, esta noche sobre las 2 de la mañana, la cama ha sufrido una breve sacudida, seguida por un retemblor casi imperceptible. El efecto es el mismo que si alguien tropieza con la cama mientras duermes la siesta. Shizuka murmuró: "terremoto", con una tranquilidad pasmosa. Y uno, acostumbrado a las películas de grandes catástrofes y, a lo que es peor, al pensamiento que ronda mi cabeza sobre la posibilidad de que suceda algo así en Japón, pues no se quedó muy tranquilo.
Será que, cuando todo se mueve, lo que hace falta es tequila y decir lo de: "salta conmigo".