jueves, septiembre 02, 2004

Ya es otoño en Mitsukoshi

Mitsukoshi son unos grandes almacenes equivalentes a lo que en España pueda ser el corte inglés. A pesar de estar todavía a primeros de septiembre, y de que el tiempo está loco y se alterna el calor y el fresco, la gente ya empieza a decir que estamos en otoño.
Así, ya se empiezan a ver señoras con chaquetas de color marrón. Señal inequívoca de que es otoño. No como nosotros españoles, que esperamos a que nos digan por la tele el día oficial del cambio de estación.
Por supuesto, los insectos que se oyen por la noche son insectos de otoño. Lo he tenido que aceptar con un acto de fe, ya que no se pueden comparar para buscar las diferencias sin esperar un año. Lo que si es cierto es que, gracias a Dios, las cigarras ya no cantan. De todas formas, me gustaría saber quién dijo que las cigarras "cantan", porque ese sonido y el canto... como no sea algún grupo de rock de garaje, o algún dj "moderno"...
Hoy, Shizuka me ha encargado ir a correos a echar unas cartas, una de ellas dirigida a una persona importante, para la cual he tenido que pedir que por favor, me pusieran un sello con "dibujo", de los bonitos. Los que teníamos en casa no podían ser, porque salían unas flores de verano y claro, estabamos fuera de época, y bla bla bla... Ya saben, es otoño.
El hombre de la oficina de correos me ha sacado unos sellos de Mazinger Z (como bien le había predicho a Shizuka que iba a pasar, porque son los más recientes que han salido). Yo los hubiera puesto muy tranquilo, pero como sabía que Shizuka me mataría, le he preguntado si tenía algo un poco más otoñal (¡puños fuera!). Me ha sacado unos sellos con unos dibujos estilo Heidi de ovejas, mariposas, etc., que también me sonaban a condena a muerte.
Así que, al final, le he dicho que le pusiera un sello "de los normales" y le ha puesto el típico del pájarito cantando en la rama, aunque no sé de qué época es el susodicho animal, ni si su clasificación taxonómica permite hacer esas cosas.
Mazinger Z es atemporal.