sábado, septiembre 25, 2004

¿Chiste comercial?

Un detalle curioso de la cortesía extrema con la que los dependientes japoneses tratan a los los clientes que no deja de fascinarme: Cada vez que pago algo con la tarjeta de débito, aunque sea algo que valga 300 yenes o menos, me preguntan: "¿Quiere pagarlo de una sola vez o fraccionado?"

Algún día les diré que fraccionado para echarme unas risas. ¿Puedo pagarlo en dos años?