jueves, septiembre 02, 2004

Vecina 007

Mis suegros viven en la penúltima casa al pie de un monte de Kiryu, justo al final de la cuesta. Uno que ha visto películas japonesas esperaría que sus vecinos fueran como Totoro, pero, desafortunadamente, como en muchas cosas más, no es así, la realidad es más triste.
En la casa de al lado vive un matrimonio, hasta ahí todo normal, en el cual, la mujer tiene problemas mentales serios. Está convencida de que mis suegros se pasan el día espiándola, como si no hubiera otra cosa mejor que hacer. La verdad es que da un poco de miedo. Tiempo atrás, colgó en la pared de su casa unos carteles hechos a mano donde ponía cosas así como "Cuidado con el diablo" (acompañando a una caricatura de mi suegra) y cosas de esa calaña. Tampoco es que lo fuera a ver mucha gente, vamos, que diez metros más arriba es monte.
Cuando vas a casa de mis suegros y es un poco de noche, inevitablemente tienes que doblar la esquina de la vecina, y en ese momento que pasas cerca, salta una luz, disparada por una célula fotoeléctrica, o algo así.
La última ha sido de película. Lo digo porque ha colocado la cámara de vídeo en la ventana, supongo que para conseguir pruebas de que le espían (lo lleva claro). Sin embargo no ha sido muy discreta en su colocación, precisamente. Estuve a punto de ponerme a actuar haciendo mimo, o algo así. Tal vez debería haberlo hecho.
Ya ven que soy un buen chico, hasta defiendo a mi suegra :).