domingo, abril 01, 2007

Dos caras




















Aunque la etimología de persona es máscara, ya se sabe que hay que tener cuidado con la gente de dos caras. Higiene y sinceridad no siempre han ido de la mano, pero cada mañana me lavo enérgicamente con agua templada por si acaso; dicen que deshace bien el papel.

1 comentario:

Pilar dijo...

Cuando me gusta algún vestido o traje en las revistas de moda, suelo poner sobre la cabeza de la bellísima modelo una de mis fotos de canet, de forma que mi cuello ajusta con el suyo.Inmediatamente el vestido pierde parte de su encanto. ¿Estará este hombre imaginándose a si mismo de otra raza?Aunque no sea así, nos deja ver un curioso resultado.