viernes, enero 27, 2006

Hotel Yokohama

Podría ser una canción de los Eagles, pero se trata de algo más cercano a nuestra cultura. Decía Gracián que los japoneses eran los españoles de Asia, y no debía de ir muy desencaminado porque también aquí se practica hábilmente la picaresca, ya no como género literario, sino como modo de vida.

Saltaba hoy la noticia a los periódicos. El novísimo hotel Toyoko Inn sito en Yokohama, apenas hubo abierto sus puertas al público acometió profundas reformas en el edificio, ya es que la normativa para construir nuevos hoteles en Yokohama exige cumplir una serie de medidas de accesibilidad para los minusválidos. Pero las obras no fueron para adecuar sus instalaciones a la ley, sino para todo lo contrario.

Los responsables del hotel presentaron un proyecto acatando las exigencias municipales que fue aprobado, lógicamente, por el consistorio. El hotel se levantó según lo previsto; al acabar, un inspector municipal certificó que todo estaba en orden y se procedió a extender la correspondiente licencia. Una vez en mano recibida ésta, los propietarios dieron orden de eliminar el aparcamiento de minusválidos y unas habitaciones adaptadas para construir una zona de fumadores (¡!) y una nueva entrada al complejo, bajo el argumento de que el volumen de clientes minusválidos que recibían no justificaba tantas instalaciones adaptadas.

Parece ser que, pillados con las manos en la obra, no les ha quedado más remedio que anunciar que devolverán todo a su estado original (no me refiero a desmontar el hotel, sólo la reforma). Veremos en qué acaba todo.

No hay comentarios: