sábado, mayo 27, 2006

Rabiando bajo la lluvia

El martes me atreví a dar un paseo entre clase y clase a pesar de la lluvia. No es una gran muestra de valor, ya que salí protegido con un paraguas, pero salí en cualquier caso con el objetivo de hacerme con el segundo tomo de Yotsubato! (obra publicada en España por Norma Editorial, ¡Yotsuba!, y que les recomiendo).

Al llegar a la puerta de la tienda de segunda mano, encontré una de las dos posibilidades que siempre ofrecen las tiendas en ese tipo de días: el paragüero común en la entrada. Paragüero que se encontraba sospechosamente vacío, pero no me lo pensé dos veces e introduje mi paraguas para no ir chorreando por el interior. Craso error. Después de comprar el tomo, vi que otro cliente tampoco se lo había pensado dos veces a la hora de hacerse con mi paraguas. Tengan en cuenta que los hurtos no son algo normal en Japón, la gente no suele tocar lo que no es suyo, aunque sea dinero olvidado en el tren.

Así que me tocó volver rabiando bajo la lluvia y sospechando de cada nipón que veía con un paraguas blanco. El libro, muy divertido.

No hay comentarios: