lunes, mayo 01, 2006

¡Qué buenas son las hermanas ursuliiinaaas...!

Lamentablemente, no se trata de una protesta infantil, sino que la imagen que ven es parte del protocolo a seguir en las excursiones escolares para evitar incidentes en la estación. Los pequeños nipones deben sentarse en formación, cual campo de coles, hasta un minuto antes de la llegada del tren, cuando, muy ordenadamente, se ponen en pie y se preparan para abordar el vehículo.

Los profesores saben cómo cuidar perfectamente del rebaño, véanlos colocados estratégicamente para que no se les escape ninguno. En la foto no se ve, pero un empleado de la estación estaba bien pegado, por si las moscas.