domingo, septiembre 30, 2007

Por si las moscas

Estarán de acuerdo conmigo en que la grafía del idioma japonés hace que sea difícil para un occidental desconocedor de esa lengua siquiera intuir mínimamente el significado de la palabra escrita. Sin embargo, la hospitalidad japonesa hace que se tienda a traducir la mayoría de carteles al inglés.

Fíjense en esta carta de restaurante, donde no vamos a entrar a valorar la relación calidad precio, ni el tamaño de la ración, (entre otras cosas, porque no me molesté en pagar los 350 yenes que pedían por comprobarlo). En ella aparece escrito patatas fritas en silabario katakana adaptado de su pronunciación inglesa "Fried potato". Ya sabrán todos ustedes que en los Estados Unidos de América se conocen como francesas fritas, mas la r y la l son letras traicioneras que confunden con facilidad los bienintencionados nipones y...

















Por si las moscas, me pedí un café.

4 comentarios:

Antonio dijo...

Vaya! Pues me has quitado la idea. Ya llevaba tiempo planeando sacar fotos a todo lo que esta mal escrito en ingles (pero claro, es el cuento de nunca acabar...). En fin, no se yo si las moscas fritas estaran buenas, pero creo que hiciste bien en pedir el cafe.

Anónimo dijo...

¡Cómo cambian los precios al cambiar de país! Estoy segura de que si pides una mosca francesa en Francia no solo te la dan gratis, sino que se alegran de librarse de ella....pero claro en Japón hay que importarla y ya no es lo mismo.

Mariale divagando dijo...

Vaya que me he re�do!!

Anónimo dijo...

Muy bueno el post. Me he reído un montón. Este es uno de esos casos en los que puedes decir eso de "camarero, hay una mosca en mi copa, cámbiemela!" y que el tipo te replique "lo siento señor, ya no nos quedan más moscas...". De todos modos, yo, entre la "spanish fly" y la "french fly", me quedo con la spanish de todas todas. Dónde va a parar...
Un fuerte abrazo.
Paco.