jueves, mayo 31, 2007

Dejad que los niños se acerquen a mí

A la salida del plató, esta tarde me han parado un grupo de niños de unos 12 años y me han utilizado de conejillo de indias para sus deberes de inglés. Yo, encantado, además, eran muy simpáticos. Me han preguntado mi nombre, nacionalidad (¿policía secreta infantil?), si me gustaba Japón, (yo siempre contesto que depende del día, pero les he dicho que me encantaba), si hablaba japonés, si era mi primera visita a su país y si podía hacerme una foto con ellos.

El problema es la imagen que se tiene a veces en este país de los occidentales y que también se inculca desde la escuela, por lo visto. Todos hablamos inglés (por no decir que somos estadounidenses), pero no japonés y somos turistas. Ya sé que soy un cascarrabias y les he contado la misma historia muchas veces. Es que cansa ser estereotipado, oigan. Y supongo que, en España, como en otros lugares, también se hace algo parecido.

Pero me lo he pasado bien con los niños. Con un poco de suerte, igual los he ganado incluso para la causa del español.

3 comentarios:

UmmFarouq dijo...

La causa del español es una muy admirable.

Claro que algo parecido ocurre en España. Y ocurre en Jordania, donde vivo yo. Un extranjero se queda extranjero en cualquier pais, aunque viviendo entre la genta por muchos años.

Mucha suerte en sus viajes y experiencias en Japon.

Kokymoto dijo...

Que genial debe ser ir pasando y que varios citadinos quieran tomarse una foto contigo (te debes sentir como super estrella en algunos aspectos)

En parte... también debe ser raro =S... debes sentirte cual bicho raro observado por todo el mundo >_<.

En fin, saludos!

traveller dijo...

Algo parecido sucede con los estadounidenses ellos piensas que a cualquier pais que vayan, todo mundo sabe ingles.