domingo, octubre 24, 2004

Larrrgas

Pues parece que lo de ayer sí fue una cosa seria por la zona de Niigata. En el periódico elevan a 26 la cifra de muertos, aunque uno de ellos sufría una enfermedad del corazón y el susto fue fatal. Como acababa de pasar el mayor tifón de los últimos 50 años el terreno estaba reblandecido, y unas pocas casas se han derrumbado. La magnitud en la escala Richter fue de 6,8 en el terremoto más gordo, porque hubo varios seguidos de parecida intensidad. Sin embargo, la escala que se usa en Japón es una escala propia y cerrada (la Richter es abierta), y su máximo es 7. En esa escala, los 9 terremotos fuertes que hubo en Niigata ayer, 4 eran de nievl 6 y el resto de 5, aunque el número toral de temblores fue superior a 300.
Hace pocos minutos ha habido otro más pequeño en el mismo sitio. Yo lo noto enseguida, no sé por qué.
Además, el Shinkansen -el tren bala-, descarriló por primera vez en su historia, que se remonta a 1964. Por lo visto tiene un sistema de frenado automático en caso de terremoto, pero las vibraciones son detectadas por el morro de la locomotora, y esta vez, la cosa vino justo de debajo. No fue nada grave, pero...
Y ahora, el suelo vibra un poco y la verdad es que me está mareando... arg.

No hay comentarios: