lunes, enero 03, 2011

La crisis del cine

Según nos da a entender el cambio en el neón de la fachada, los multicines Milano, sitos en pleno centro de Kabukichô, abandonan el cine comercial para pasarse al género pornográfico.



En estos tiempos de crisis, los bajos instintos son una apuesta que nunca falla.