domingo, septiembre 21, 2008

Las putas (ancas de rana)

Hace un par de días, una de mis estudiantes más avanzadas se presentó en clase con el último número de la revista japonesa BAILA, que estaba dedicado a España, haciendo especial hincapié en Barcelona.

Todo muy bonito, las modelos muy guapas... y, de repente, en una página sobre restaurantes, aparece este pie de foto.





















Los platos de alrededor, les aseguro, no llevan ningún otro juramento, maldición u expresión fuera de tono. Supongo que a alguien no le gustará excesivamente el manjar anfibio, y al redactor japonés, seguramente desconocedor de nuestro idioma, y suficientemente confiado como para no pedir una revisión y corrección a manos de un nativo (por lo menos, de uno bienintencionado), le colaron un gol.

¿Alguien conoce una buena marca de jabón para lavar bocas?

9 comentarios:

Aita dijo...

Creo que a ese redactor japonés le hace falta ir al partido de fútbol o ver las películas mexicanas para aprender las palabras más útiles.

Manuel Arribas dijo...

Lagarto. (Sencillo)

Josep dijo...

Lo curioso será ver a los japones que, tras leer eso, en su visita a España, le pidan al camarero unas "Putas ancas de rana"

Anónimo dijo...

y En al linea de abajo en japones , ¿que pone? interesanta articulo, ¿que habran echo con el redactor del articulo?

PD:cuanto tiempo sin verte(escribir)por el blog.

- YOGUR - dijo...

Jajajajajajaja Si que se la han colao pero bien XD

Saludos! ;p

FHNavarro dijo...

Ja ja ja ja ja, qué bueno!!

Un saludo

Jac dijo...

el mejor jabón es el puto jabón de los cojones creo...
el redactor seguro que preguntó
-¿como se dice en español algo que está muy bueno?
-de puta madre, es la puta ostia...

RubenMF dijo...

Te acabo de ver en Telecinco 2 (tdt) con Sardá y vestido de tuno. Hacia mucho que no te leia, pero nada mas verte en este programa me he acordado de ti.

;)

spainryugaku.jp dijo...

Miguel Angel, esta noticia es un "puntazo". Es muy normal, en los restaurantes españoles en Japón, ver faltas de ortografía, o traducciones incorrectas; pero esta publicación rompe todos los moldes.