lunes, marzo 24, 2008

Café para todos

Les confieso que, además de la cafeína, había otra cosa que me quitaba el sueño del café. Y, como para combatir la ignorancia hay que empezar por uno mismo, me informé correctamente sobre el tema.

Y es que verán, en Japón, tomar café es una odisea. En España estaba acostumbrado a entrar el bar Pepe, o la cafetería Amistad, ustedes ya me entienden; pero, en Japón, casi todas pertenecen a alguna cadena (Starbucks, Veloce, Excelsior, Choco Cro, Café de Crie... ) y tienen tarjeta de puntos y cosas por el estilo. Tal vez occidente tienda poco a poco hacia esto, pero aquí viene de lejos. Cada una de las marcas tiene sus propios productos estrella (el café con leche de soja de Dotour, el Chai latte de Choco cro... son algunos de mis preferidos), a veces con nombres pintorescos o exóticos según el país de moda del momento, por lo que no me sorprendía que en algunos sitios tuviera que pedir Café au lait (que en el silabario japonés se escribe OLÉ, tal cual, y queda de lo más flamenco) y, en otros, Café latte para beberme un café con leche.

Pero desde hace un tiempo veía que en algunas cafeterías ofertaban ¡los dos! ¡a la vez! Así que no corto, pero sí algo perezoso, le pregunté a una simpática camarera, que me explicó que el café ¡OLÉ! es el (que nos parece) normal, y el latte se hace con café expreso, por lo que resulta más amargo.

Desentrañado el misterio, vuelvo a necesitar dos tazas (o un beso) para combatir el sopor.
Y es que la Verdad nos despierta al mismo tiempo meta y físicamente.

martes, marzo 18, 2008

Caca

La ingente cantidad de propaganda que, como si de conejos en celo se tratara, da la impresión de aumentar exponencialmente en nuestros buzones hace que alguna gente opte por poner un aviso rongando que no le echen publicidad en el buzón (no todos, hay gente a la que le gusta; cosas veredes, amigo Sancho).

Pero muy mal se ha tenido que poner la cosa, porque en la esquinita de una casa de Higashi-Nakano encontré este cartel que reza: "Rechazamos los excrementos caninos". Así que los repartidores de caquitas deben probar suerte en la siguiente puerta.... Sin embargo, los marchantes de excrementos bovinos, caprinos, de ganado lanar, equinos o incluso humanos tal vez sean bien recibidos...



















Yo me muero por una camiseta con ese diseño.