martes, enero 29, 2008

Spiderman y Wolverine

Hace un par de semanas me encotré por las calles de Ikebukuro con un par de figuras de los MiniMarvels de Chris Giarrusso: Spiderman y Wolverine, las versiones superheróicas de los Pin y Pon en el Universo Marvel. Teniendo en cuenta que vienen con el adjetivo "Mini" ya de origen, me arriesgaría a decir que se pueden calificar como de tamaño gigante.





































La verdad es que no había ninguna campaña publicitaria en marcha con estos personajes en el establecimiento frente al que se erguían. Me parece recordar que era una óptica; y el tamaño "mini gigante" no parece tan diminuto para usarlo de prueba visual.

Estarían montando guardia...

martes, enero 22, 2008

Cenando fuera

Bien por lo apretado del horario o bien por placer, de vez en cuando toca cenar fuera y la verdad es que mi nuevo hogar, Higashinakano, está bien surtido de buenos lugares para ello. Sin embargo hay dos lugares pintorescos que me tienen bastante intrigado por la peculiaridad de su hilo musical.

El primero de ellos es un local de râmen (ya sabe, fideos chinos) y gyôza (empanadillas) que, a pesar de que está lleno de humo de la plancha que se pega a la ropa como una lapa (algo decisivo por lo que no voy muy a menudo), tiene un sabor muy rico. Los restaurantes de râmen son para comer solo o con unas cervezas y unos colegas, así que se encuentran grupillos alegres y solitarios oficinistas indiscriminadamente. Pues este local ofrece a sus clientes piezas orquestales, bien de música clásica desgarradora o bien versiones instrumentales de boleros, con lo que consigue un ambiente melancólico de muy señor mío. Cualquier día un señor encorbatado se echa a llorar y le crece la sopa.

El segundo es un sitio de carne a la parrilla (por supuesto, coreano), también muy rico, donde probé por primera vez el hígado crudo (tiene que ser fresquísimo y viene acompañado de pasta de ajo). Me acompañó toda la velada música de The Drifters, pero no del grupo estadounidense del mismo nombre, sino de un quinteto humorístico-musical japonés, que pudiera ser el equivalente a nuestros Pajares y Esteso, que tuvo su momento de gloria en los años 60 y 70 y que suenan así en una canción en la que intentan aprender inglés. En sus últimos tiempos contó con la figura de mi querido Ken Shimura, ya saben, el del Puchi puchi.

viernes, enero 18, 2008

Todo resucita

Les hablaba el otro día del reencuentro de The Bloody Mary's y de la magia que empezó a brotar una vez que cada uno nos pusimos a nuestro instrumento. Pues bien, la noticia ya es oficial: The Bloody Mary's vuelve.

De momento mi colaboración será en la distancia, pero si hay un clamor popular que me lo pida... ^^.

jueves, enero 17, 2008

Obras (son amores) II

Muchas veces les he hablado a los japoneses sobre el pasatiempo favorito de la mayoría de nuestros jubilados españoles (obviemos la petanca, el dominó y el guiñote), supervisar obras; y cada vez que lo cuento me miran con caras de incredulidad. Para que no piensen que siempre estoy de broma he traído pruebas fehacientes que me quiten el sambenito de que siempre estoy de broma.

Vean como, a pesar del frío reinante, se reúnen frente a las vallas.















Y no sólo observan, sino que de la misma manera que cada español es un entrenado de la Seleción en potencia, también se atreven a criticar. Un comentario verídico que oí fue: "Esas vigas están bien, pero el camino es demasiado estrecho".
















En Japón, donde no existe tanta curiosidad por las obras, las vallas vienen con ojos de buey incluídos de serie para permitir a los viandantes echar una ojeada y saciar ese instinto de curiosidad que tenemos todos. Sin embargo, en España uno ha de abrírselo con medios mucho más rudimentarios y enraizados, como si se rasgase las vestiduras.




















Y lo peor es que la vista no es muy buena...

martes, enero 15, 2008

De estrenos

En los cada vez más lejanos días de mi infancia recuerdo que existía la terrible costumbre de "estrenar" los zapatos nuevos de los compañeros, pero nada de calzándoselos, sino pisandolos bien fuerte hasta dejar huella (física y psicológica) en un extraño ejercicio de cultura a la suciedad y demostración de (pff) "poder". El color blanco era la gran pesadilla de las madres.

Supongo que todos los países tendrán este tipo de ritos y costumbres. Hoy les iba a hablar de algo relacionado (muy tangencialmente) con este tema en Japón.

Quince días después del comienzo de este prometedor 2008 todavía hay gran cantidad de cosas que hacemos primera vez en año, estrenándolas de alguna manera. Según la tradición de la zona de Kansai, en esos casos es aconsejable mirar hacia el Este y soltar unas sonoras carcajadas (jo jo jo, o a ja ja ja ja).

Aseguran que atrae la buena suerte. En cualquier caso, como mínimo uno se echa unas risas.

Y que nos quiten lo bailado.

jueves, enero 10, 2008

Obras (son amores) I

Para que luego a los españoles luego nos pongan fama de desorganizados y chapuceros, tomen cartel de una obra en el nuevo barrio de Valdespartera, Zaragoza. Bravo por el encargado.


















miércoles, enero 02, 2008

Feliz año de la rata

2008 comienza y no podía faltar la correspondiente felicitación que, como cada año (y van 2006 y 2007), Jordi Pastor se encarga de darle forma a mi idea con su talento al lápiz.

En japonés, la onomatopeya de la rata y la de dar un beso son iguales: "chuu", que es lo que digo en el bocadillo. Aprovechando que es el año de este romántico roedor, les mando uno a todos ustedes.

Porque si hay algo para lo que no soy rata es para los besos.


10 años después

2008 es el décimo aniversario de la fundación de The Bloody Mary's y, para celebrarlo, y aprovechando que estamos los cinco, Chechu Martínez, Pablo Marín, Pablo Herraiz, Daniel Egido y el que les predica nos hemos encerrado en los Estudios Séptimo Cielo para grabar con la colaboración del inestimable Gonzalo Mateos (al menos) un nuevo tema.

Les dejo algunas fotos de la sesión de hoy.















































Fotos: Pablo Herraiz y Micko