domingo, septiembre 30, 2007

Por si las moscas

Estarán de acuerdo conmigo en que la grafía del idioma japonés hace que sea difícil para un occidental desconocedor de esa lengua siquiera intuir mínimamente el significado de la palabra escrita. Sin embargo, la hospitalidad japonesa hace que se tienda a traducir la mayoría de carteles al inglés.

Fíjense en esta carta de restaurante, donde no vamos a entrar a valorar la relación calidad precio, ni el tamaño de la ración, (entre otras cosas, porque no me molesté en pagar los 350 yenes que pedían por comprobarlo). En ella aparece escrito patatas fritas en silabario katakana adaptado de su pronunciación inglesa "Fried potato". Ya sabrán todos ustedes que en los Estados Unidos de América se conocen como francesas fritas, mas la r y la l son letras traicioneras que confunden con facilidad los bienintencionados nipones y...

















Por si las moscas, me pedí un café.

martes, septiembre 25, 2007

Irse a Sevilla (en tren) sin problemas

Todos ustedes saben de sobra que las diferentes modalidades de ferrocarriles que hay en Tokyo son conocidas por la cantidad de gente que se sube a ellos (sobre todo a según qué horas). Así pues, conseguir un asiento libre no es cosa fácil. Tanto que, a algunos cansados y desaprensivos viajeros les cuesta cederlo incluso a ancianos o embarazadas (a extranjeros sonrientes no digamos).

Sin embargo, en todas partes el vivo ingenio crea respuestas nuevas a problemas antiguos. Como este caballero, que decidió no ya llevarse la sillita plegable de ir al campo, que, a fin de cuentas, no tiene respaldo y es muy inestable; optó por la del despacho, mullida, firme y fácil de transportar gracias a sus oportunas ruedas. Por supuesto, en hora punta, es imposible meterse con tamaño mamotreto entre el conjunto de cuerpos apretujados que inunda los vagones, pero si es de esos que suelen llegar tarde y no les importa dedicarse en cuerpo y alma a la empresa echando horas extras, se merece volver a casa confortablemente sentado. Eso sí, no olvide ceder (nunca medor dicho) su asiento, cuenta doble.

Les aseguro que en el tren viajaba sentado, aunque las circunstancias no eran las más apropiadas para el noble arte de la fotografía. Les pido un (otro) acto de fe.

miércoles, septiembre 19, 2007

Bebé a bordo

El semáforo cambió a verde y no me dio tiempo a sacar la foto con la tranquilidad que hubiera deseado. Últimamente veo muchos camiones con un compartimento plástico transparente en las puertas de la cabina, que algunos utilizan para decorar su vehículo.

Cabe suponer que, aunque el hábito no haga al monje, la estética nos revela parte fundamental de los valores y la personalidad de cada indivíduo. No es el camión tuneado más llamativo que he contemplado en estas tierras, ni mucho menos (intenten imaginar uno de esos de road movies americanas llenos de neones y dibujitos fosforescentes... los hay), pero, tal vez, sí es el más contundente.

El camionero (en el mejor de los casos un antiuo profesor harto de los abusos de los estudiantes y seguidor de ese gran pedagogo que era sin duda Herodes) escogió un motivo con unos muñecos que representan a niños casi de teta gritando y pidiendo auxilio, que no invita, precisamente, a subir (tal vez se trate de una campaña secreta contra el autoestop).

En cualquier caso, recomiendo ir andando y, antes que sacar el dedo, tal vez sea mejor cortárselo uno mismo (a lo yakuza caído en desgracia) que arriesgarse a un viajecito en ese compartimento.

viernes, septiembre 07, 2007

Próximos eventos

El sábado 29 en la sala "Kaze no hall" de Mitaka tendré el gusto de presentarles la actuación del famoso grupo zaragozano a capella B-vocal. En la segunda parte del espectáculo, en la que participan diversas agrupaciones también de gran calidad (como el dúo de violín barroco y chémbalo formado por Kazuhiko Ishikawa y Maiko Satô), interpretaré algunos temas de autores españoles junto a Jun Kajitsuka, entre ellos alguna canción de La resaca de un amor.



















Por otra parte, el día 13 de octubre, en plenas fiestas de El Pilar, tendrá lugar en la sala Nakano Zero el Encuentro Cultural Latino 2007, con música y danzas tradicionales representativas de ocho países latinos ejecutadas por artistas de renombre internacional. Begoña, Jorge y yo nos encargaremos de conducir el espectáculo.



















Dos buenas oportunidades para divertirse e ir olvidando el calor de este verano que se acaba. Les espero.