lunes, abril 30, 2007

El gritar se va a acabar

Este aparatito de aquí debajo, una especie de busca 2.0, se utiliza en algunos restaurantes que comparten comedor para avisarte de que tu pedido está listo y puedes pasar a buscarlo por el mostrador. Una bella melodía digital ha empezado ya a sustituir al grito pelado. Y es que, cuando no se quiere contratar camareros hay que agudizar el ingenio para cuidar la etiqueta.

domingo, abril 29, 2007

Captain Porno

Anoche descubrimos por casualidad el Cafe Pause (en inglés) en una callecita anónima de Ikebukuro. Además de las bebidas típicas de un estableciemiento de este estilo, tenían a la venta
muñecos y otro tipo de objetos de diseño. Entre los primeros se encontraba el Captain Porno (imagen apta para todos los públicos; pinchen en las siluetas negras), llamado así por las revistas que acarrea en su maleta. Además de tener el pelo a lo afro en dos peinados intercambiables, y está disponible en dos colores, blanco y negro. Nunca hubiera pensado que existiera el Captain Porno, ni mucho menos que fuera así.

Like an Autum in Triton

Aquí les dejo unas fotos del viernes, actuando junto a Pascal Venturelli, Jun Kajitsuka, Hirashima, etc. en Alice Colection, Triton Square, Harumi. Ya hacía tiempo que no tocaba con una banda al completo (batería, contrabajo, teclado, guitarra, saxofón, acordeón y voz), una de las cosas que más me gustan, tal vez desde el último concierto de The Bloody Mary's, y ya ha llovido...
















Fotos: Mitsushi Jindai (1) y Yuka Kajitsuka (2 y 3).
















martes, abril 24, 2007

Empapelados

En Japón se aproxima la fecha de las elecciones municipales y estamos en plena campaña de nuevo. Así, los candidatos recorren la ciudad subidos en furgonetas, acompañados de su séquito, saludando a la gente de la calle y pidiéndoles el voto, parecido a España e igualmente pesado.

Sin embaro, la preocupación de los japoneses por mantener una ciudad limpia hace que la pegada de carteles sea especialmente cuidadosa. Hay unos tablones reservados para ello distribuídos por toda la ciudad. Nadie pone sus carteles en otra parte. De esta manera se consigue cierta equidad en la promoción de todos los candidatos y un paisaje mucho más bonito. Además, nadie les pinta bigote ni cuernos.

Les dejo primeramente una foto de uno de estos tablones situado cerca del Templo Meiji, para después pasar a comentar estéticamente algunos de los mejores carteles de Shibuya, sin entrar a valorar programas políticos.















En primer lugar, Hachiro Taku, sin duda de la escuela de Juan Tamariz. Tuve ocasión de ver su furgoneta estacionada en Shibuya y rodeada de señoritas deisfrazadas de gatitos rosas repartiendo folletos. Original, sí, señor.















De su mismo partido, el debutante señor Ônuki derrochando energía fresca en el mismo gesto (¿alguien ha dicho Ruiz Mateos?) a sus 36 años.















Con una foto de apariencia apocalíptica como principal reclamo y con la frase: "Si cambia Shibuya, Tokyo cambia", Shizuo Hayashi es el primer candidato (por supuesto, independiente) que veo que se presenta en chándal. Humildad no le falta.



















Ryûichi Saitô, que parece a punto de echarse a cantar una saeta.



















Otro independiente, Yoshito Yakumaru. Todavía hay quien lleva la chaqueta al hombro.















Takahiro Kobayashi, la iluminación de la imagen me recuerda a algún anuncio de desodorante o catálogo de peluquería. Un hombre de fuertes contrastes, tal vez. ¿Lo habrá diseñado Caravaggio?



















La bellísima Akiko Nara parece que tiene su corazón ocupado.



















Y el cartel más lírico y bucólico, el de Hiroki Hamada.



















Viendo sólo las imágenes, ¿a quién votarían?

domingo, abril 22, 2007

La calle de Sísifo




















Mi amigo Sísifo, perseverante como él solo, siempre sube por las escaleras del centro con la cabeza bien alta, y acaba bajando hecho una bola por las cuestas de los lados. Ya le digo que se deje la piedra abajo, pero ni caso. Si es que...

martes, abril 17, 2007

Música, Maestro

No fue el último disco de Andrés Calamaro que me regaló Jorge, pero es ahora cuando estoy descubriendo las perlas que guarda El Salmón entre sus cinco discos. Les dejo una a ritmo de reggae. Gracias, Jorge.


Tuyo siempre

Si alguna vez no me vuelven a ver,
porque a mí, como a todos, se me olvida,
algo va a quedar adentro tuyo siempre,
algo que yo te dejé alguna vez.

No importa si no venís conmigo,
este viaje es mejor hacerlo solo.
Yo te voy a recordar todos los días,
porque un amor así nunca se olvida.

Te seguiría por todas partes y volvería a la ciudad,
si me das otra oportunidad
de volver a empezar
mejor que antes,
quiero darte cada uno de mis instantes.
Nunca más voy a mentir de nuevo,
porque no voy a olvidarte nunca más.

Si alguna vez no me vuelven a ver,
porque a mí, como a todos, se me olvida,
algo va a quedar adentro tuyo siempre,
algo que yo te dejé alguna vez.

Y volvería por todas partes
para encontrarte y preguntarte
si me das otra oportunidad.

Va a ser mejor que te empiece olvidar,
porque queda mucho tiempo por delante.
Algo va a quedar adentro tuyo siempre.
Algo que yo te deje alguna vez.

Porque no voy a olvidarte nunca más.
Porque yo no te voy a olvidar.

lunes, abril 16, 2007

Noche de España

El próximo domingo, día 22, en Impacto latino, vuelve la Noche de España, con Jorge Díaz, con el que les escribe y con una invitada muy especial, Satomi.



















Las puertas estarán abiertas desde las 6 y media y todo el mundo será bienvenido. El programa es pasarlo bien. Y puede ser que estrene alguna canción de mi próximo cd (ya en preparación), La resaca de un amor.

domingo, abril 15, 2007

viernes, abril 13, 2007

Lenguas fuera

No se trata de los Rolling Stones, ni de temas sexuales, nide burlas, zalamerías o agotamiento físico. Sólo quería informarles que, de un tiempo a esta parte, he vuelto a encontrar tiendas Fujiya abiertas con su muñeco de Pekochan enseñando la sinhueso. Tiene que haber algo más que las leyes del mercado para que los iconos nunca mueran... necesito protagonizar mi propio tebeo o convertirme en encantador muñeco de peluche ya.

jueves, abril 12, 2007

Soneto

Bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla
ble ble ble ble ble ble ble ble ble ble ble
ble ble ble ble ble ble ble ble ble ble ble
bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla.

Bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla
ble ble ble ble ble ble ble ble ble ble ble
ble ble ble ble ble ble ble ble ble ble ble
bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla.

Bli bli bli bli bli bli bli bli bli bli bli
ble ble ble ble ble ble ble ble ble ble ble
bli bli bli bli bli bli bli bli bli bli bli.

Bli bli bli bli bli bli bli bli bli bli bli
ble ble ble ble ble ble ble ble ble ble ble
bli bli bli bli bli bli bli bli bli bli bli.

martes, abril 10, 2007

Dos Bloody Mary's en Tokio

Tras mucho tiempo, el pasado martes tuve la oportunidad de volver a ver a Pablo Herraiz, el hábil batería de The Bloody Mary's, y nada menos que en Tokio. Casi 10 años ya de compartir escenarios, emociones, reuniones, éxitos y fracasos... qué quieren que les diga, pues que fue una gran alegría. Y aunque no tocamos ningún intrumento en todo el día, sí que hicimos música juntos de alguna manera.



















Foto: Micko















Foto: Olga (un abrazo)

Bien por el que se haya dado cuenta de que no llevo las gafas en la foto. No es una cuestión estética (poco se puede hacer), simplemente, me las olvidé en casa ese día. Mucho había llovido desde que no pasaba un día sin ellas (diría que fue la primera vez desde que me las puse en EGB). No es como para decir que fue una experiencia interesante, pero (como no tengo tantas dioptrías) puedo vivir también sin gafas (no recuerdo quién era el que decía "total, para lo que hay que ver").

Cuando entramos en la cafetería de la foto (tomamos café, no bloody marys, tsch), la camarera, que vio un grupo de 3 extranjeros, debió de sentir pánico y, con un gesto de la mano (normalmente reservado a las caballerizas), nos indicó que pasáramos más al fondo. A los que llevamos un tiempo aquí, eso nos toca un poco las narices, así que le pregunté si le pasaba algo en la garganta (les digo por experiencia que con el tiempo loco que tenemos es fácil coger la gripe). Afortunadamente, estaba sana y pudimos hablar y perdir nuestros cafés sin necesidad de hacer dibujos ni gestos extraños. Y es que qué bonitas son las aventuras cuando tienen un final feliz.

lunes, abril 09, 2007

Voz pública, voto secreto

En la jornada electoral de ayer, y de nuevo con un índice de participación bajísimo (aunque superior a otras ocasiones), Shintarô Ishihara resulto reelegido gobernador de Tokio por tercera vez consecutiva, lo que le valdrá otros cuatro años más en el cargo.

Cualquier día me presento, pero ahora, como extranjero que soy en estas tierras, no puedo ejercer el voto; sin embargo, me alegró comprobar durante la actuación matutina de la tuna (cantando con Andrés) que aún me queda algo de voz, que no es poco.

¿Carne o pescado? ¿Uno o dos? ¿Fiesta o trabajo? Elecciones menos notorias, pero tal vez más importantes, son las que tenemos que tomar a diario (menos mal que éstas no salen en la tele), sin urnas, sondeos ni documentos de identidad. A veces se acierta y otras no, pero siempre intentamos hacerlo bien. Aunque bien es cierto que todos tenemos derecho a arruinar nuestra vida de la forma que más nos guste, pero el final de la Semana Santa es un buen momento para ir resucitando. Y siempre con elegancia.

domingo, abril 08, 2007

Visitantes ilustres

El día 25 de marzo, después de tocar, estuve pasando la tarde con el ínclito Ken Niimura (deberías vivir en Japón ^^), que me informó de todos sus proyectos, y no vean lo que está preparando. No se distraigan.















Cenamos platos típicos de Okinawa en un izakaya de Ebisu.

Atando cabos, deshaciendo nudos

Ayer, al despedirme de una de las clases que ya no voy a seguir dando, una alumna me regaló una rosa y un tapir de peluche como recuerdo. Ambos decoran mi habitación. La verdad es que recibir ese tipo de muestras de cariño hace que la docencia tenga el doble de sentido. Al resto de alumnos que me han hecho regalitos también quiero mandarles todo mi agradecimiento.
















Se aceptan sugerencias de como llamar al tapir. Los que hayan leído El solar de los sueños sabrán que, según la tradición japonesa, es un animal que se alimenta de los sueños. Pobrecito, porque los míos le van a resultar un poco indigestos, pero...


sábado, abril 07, 2007

Ergonomía




















Y es que conducir descalzo sin duda es un placer...

Sabor de España

Ya hace dos semanas que aparecí unos minutos en el último programa del curso de español de NHK del año pasado, incluso llegué a tocar el acordeón en antena.








Foto: NHK

Al día siguiente, a pesar de que iba vestido de tuno, cuando volvía de una actuación, un joven me reconoció en el metro y me regaló dos entradas para la Torre de Tokio, donde trabaja. Sólo me había pasado una vez antes, y a mucha menor escala, en una fiesta de Veterinaria en Zaragoza, donde dos chicas (que no nos ligamos) nos preguntaron a Pablo Marín y a mí si no éramos de The Bloody Mary's.

Anteayer jueves dio comienzo la emisión (ya tenemos mes y medio grabado) del curso de este año (a pesar de salir más, nadie me ha saludado aún, tsch), titulado Sabor de España, donde, además de enseñar español, Jorge y Loli nos presentan lo mejor de la cocina española. Ya pueden curiosear en la página web del programa y verme junto a mis maravillosos compañeros de reparto.

viernes, abril 06, 2007

Frío (de tripas corazón)

Durante mis años mozos de instituto tenía un grupo de rock acústico con amigos y familiares que en cosa de un año cambió de nombre tres o cuatro veces (Soul Kiss, Vox Mundi, etc.). Con ocasión de un festival para la paz que organizó el centro de estudios en el parque Torre Ramona (que tanto me vio jugar) nos ofrecieron la posibilidad de tocar allí (gratis, por supuesto). Uno, que tiene al escenario por amante fiel, no pudo resistirse, y aceptamos. Aquel día fue uno de los más fríos de mi vida, jersey gordo, abrigo, bufanda, pelo largo, guantes los más afortunados, y los dedos hinchados de tal manera que no nos cabían entre las cuerdas de las guitarras. Imagínense la cantidad de público presente para oír nuestro repertorio, mis canciones de aquella época (Obsesión, Orgasmo, 16...) más versiones de Blue Moon y Merry Xmas (War is over). Huelga decir, que después estuvimos enfermos durante una semana conla gripe, sin poder ir a clase...

Como la historia es cíclica (aunque sea en espiral), el gélido día 18 fui al parque de Shinjuku Gyôen donde se celebraba con motivo del centenario de tan célebre lugar un festival de LOHAS (palabra de moda en Japón, siglas de Lifestyles Of Health And Sustainability, o sea, Estilos de vida saludables y sostenibles con el medio ambiente), casetas de productos orgánicos, de artesanía, etc., para tocar junto a Pascal Venturelli, y compartir escenario con el cuarteto Drop.















Foto: Noriko Shimada

Esta vez fue mucho mejor concierto, claro, pero no por eso me libré de caer enfermo. Menos mal que hay medicinas para todo y para todos (aunque no siempre sean compatibles, tsch) y, para afrontar la dura semana que me esperaba de actuaciones, clases y grabaciones, el farmacéutico me vendió una medicina infantil llamada Jikinin que me salvó. Afortunadamente, no era Tamiflu, que por lo visto ha inducido a muchos menores japoneses al suicidio o a realizar actividades peligrosas. A pesar de no poder poner esa excusa, no se me ocurrió otra que darme un baño supercaliente (algo que todo el mundo sabe -menos yo- que es contraproducente en esos casos) y, a la salida, casi me desmayo. Conseguí mantener la consciencia y la conciencia haciendo de tripas corazón y, oigan, ahora casi no me quedan tripas y me sobra corazón. La higiene es buena, se la recomiendo de corazón (y de tripas), pero qué mundo es éste en el que hasta bañarse es peligroso... Ya otro día les cuento cuando una vez me tragué un quesito Minibabybel entero.

domingo, abril 01, 2007

Dos caras




















Aunque la etimología de persona es máscara, ya se sabe que hay que tener cuidado con la gente de dos caras. Higiene y sinceridad no siempre han ido de la mano, pero cada mañana me lavo enérgicamente con agua templada por si acaso; dicen que deshace bien el papel.