jueves, diciembre 28, 2006

Saltó la liebre (y por el monte, la sardina)

El tener que estar probando videojuegos en la oficina (de una empresa de videojuegos, claro), me ha impedido decírselo antes, pero ya se puede hacer oficial. Mis gestiones en el Ayuntamiento de Higashikurume para promocionar la música aragonesa y hacer intercambio cultural han dado fruto con la iniciativa que propuse de internacionalizar el Roscón Rock y traer a algunos de los mejores grupos de rock aragonés del momento (lástima la ausencia inevitable de The Bloody Mary's? -a ver esa presión popular para que vuelvan-). Ha hecho saltar la liebre mi querida amiga la guapísima Beatriz Pitarch en Aragón Musical. Los grupos interesados en participar manden su currículum en inglés o japonés a: Higashikurume City Hall, Cultural Section, Roscón Rock, 1-7-21 Higashikurume, 203-0042 Tokyo.

Como miembro del jurado, les digo que las versiones de El infinito puesto en pie puntuarán doble ^^.

Actualización: Es una inocentada. Si alguien llega aquí fuera de fecha queda avisado.

martes, diciembre 26, 2006

26

No se sorprendan cuando empecemos a celebrar el nacimiento de Manitú o la puesta de largo de Venus. Lo de adoptar festividades ajenas (tanto geográfica como espiritualmente), no es algo exclusivo de Japón (fíjense en Halloween, que ya casi parece que se ha celebrado en España de toda la vida), pero sorprende la acogida que tiene la Navidad en un país minoritariamente cristiano como éste. Por lo menos en España, a pesar del sano laicismo imperante, podemos hablar de cierta inercia social para felicitar a familiares y amigos, pero resulta extraño oír cantar a Smap por la televisión nipona versos tales como "En esta noche sagrada... cuánto te quiero" (y no me refiero a la parte romántica, en Japón ¿para quién es sagrada?).

Por otra parte, como el 25 no es festivo, la celebración romántica en parejitas tiene lugar el 24 por la noche, que es cuando normalmente de felicitan la Navidad (¡!) y el día 26, como debe ser, ya han desaparecido todos los Papa Noel y renos de la ciudad (excepto en una tienda de Kiyose que tiene apagado durante el resto del año la iluminación con forma de trineo que cuelga sobre el escaparate) porque ya es otra cosa. La Navidad se olvida y se empieza a preparar el año nuevo (ya saben, postales y desayunos), que tiene un sentido familiar.

Y que Sobek les bendiga.

domingo, diciembre 24, 2006

73

Hoy, 23 de diciembre, se celebra anualmente con un día festivo (marcado en el calendario en rojo) desde el inicio de la era Heisei 18 años atrás el natalicio del emperador de Japón Akihito (acaecido en 1933). Si desean felicitarle, es el momento. Para que luego no me llamen republicano sin corazón yo lo haré el doble (qué digo, el triple) de lo que me felicitó en mi pasado cumpleaños (que es lo que celebramos las personas humildes). La pregunta que no deja de darme vueltas en la cabeza es ¿qué se le regala a un rey o a un emperador?

viernes, diciembre 22, 2006

Sex is good...

...but Ex is better.



















Así reza el cubilete para jugar a los dados que hay en el restaurante alemán Ex, cerca de Asabu Jûban. Les invito a que comprueben por ustedes mismos si la frase es cierta. Para animarles, abajo les dejo una imagen del codillo acompañado por un plato de verduras que disfruté.















Estaba delicioso, pero...

miércoles, diciembre 20, 2006

Micko en Impacto Latino

Seiko Ida me ha hecho llegar estas fotos del concierto que dimos el viernes en Impacto Latino y que les anuncié a su debido tiempo en el que tras una primera parte de acordeón procedimos a interpretar El infinito puesto en pie, y varios temas nuevos. Me acompañaron a la guitarra Amadeu Branera, a las tumbadoras Sayako Higashitsuji y al piano la gran Shizuka Shimoyama.

Gracias a todos los que vinieron y a los que no, decirles que cuento con ustedes para el próximo.





















martes, diciembre 19, 2006

Publicidad engañosa

Daikanyama esta a una parada de Shibuya en la línea Tôyoko y es una zona de artistas y diseñadores, de aspecto elegante, cómodo, nada agresivo. Ideal para pasar la tarde del domingo en cualquier época del año.

A escasos segundos de la salida de la estación uno puede encontrar los letreros que aparecen en las fotos. El primero pertenece a una tienda de menaje tipo "Casa", muy interesante, aunque me esperaba encontrar otro tipo de productos a la venta, qué quieren que les diga (pintura, tornillos, aguarrás...). En la segunda tienda, pensando que la decepción iba a ser mayor nos abstuvimos de entrar y volvimos para casa.






















miércoles, diciembre 13, 2006

El coche sustituto

Diciembre es un mes caro para todo el mundo: los regalos y las tradicionales (casi obligatorias en Japón) fiestas de fin de año las cobra en divisas, pero los excesos lo hace en vidas. Y es que el alcohol hace (tragos y) estragos en la carretera cuando el conductor va borracho.

Una solución por todos conocida es volver en taxi, pero mucha gente prefiere el riesgo (propio y ajeno) antes que la incomodidad de dejar el coche en el centro (u olvidarse, un familiar estuvo semanas sin acordarse de dónde había aparcado su moto) y tener que ir a buscarlo al día siguiente (les aseguro que, con resaca, los desplazamientos en tren son terribles).

Sin embargo, los fácilmente embriagables nipones han dado con la solución perfecta: el coche sustituto, dos conductores (perfectamente sobrios) y vehículo. Mientras uno se encarga de llevarte cómodamente a casa, el otro te sigue en tu coche. Algunas tabernas tienen incluso acuerdos con estas compañías para ofrecer sus servicios a los clientes más obnubilados. Debe de ser, deduzco, más caro que el taxi (si no, cojo uno para ir a todas partes), pero ¿quién quiere ser el más rico del cementerio?

martes, diciembre 12, 2006

Concierto

Disculpen que les tenga abandonados, pero la cantidad de trabajo me sobrepasa estos días. El viernes, si tienen a bien presentarse, podrán encontrarme en Impacto latino, ofreciendo un concierto junto a unos amigos (Shizuka incluida). La primera parte será de acordeón y durante la segunda daremos un concierto rock acústico interpretando por primera vez en directo muchos temas de El infinito puesto en pie y otros nuevos.



miércoles, diciembre 06, 2006

Quedando bien

El jueves pasado, cual Saulo caído de lomos de su brioso corcel (como no dispongo de uno, dejen el caballo en el símil y entiendan bicicleta), tuve una epifanía. Verán que, a mi lado, Pepe Viyuela es un aficionado, sólo me faltó decir lo de "joé, macho". Como era "tarde" y tenía que mandar una carta urgente, en la pequeña oficina de correos al lado de mi casa me indicaron muy amablemente, como de costumbre, que, por favor, acudiera a la oficina central, que se halla un poco más lejos, donde tuve que lidiar con un empleado incompetente.

Acabados los trámites, salí del edificio y encontré a mi briosa bicicleta de paseo flanqueada por otras dos, con sendas bolsas de aspecto pesado en la cesta delantera (es Japón, en españa sería impensable). Mientras que la que descansaba a la izquierda lo hacía sobre un soporte triangular, de horquilla, bajo la rueda trasera, la de la derecha era de pata plegable. Confiando en el buen juicio de mis compañeros ciclistas me dispuse a sacar la bicicleta desde la izquierda, cuando comprobé con horror que el propietario de la de la derecha, para evitar que se venciera por el peso de su bolsa, echándole una buena reación de morro la había dejado apoyada en la rueda delantera de la mía.

Para evitar que se cayera, rápidamente la sujeté con la mano derecha, y aunque conseguí evitar el desastre momentáneamente acabé en una posición comprometida. Si soltaba la bici ajena, se caía; igualmente si soltaba la mía; si sacaba mi bici, se caía la otra; si la volvía a meter, también. En buena hora decidió la gente dejar de pasar por delante de correos, pero la cosa era de ese modo. Reuniendo ingenio y maña (soy de Zaragoza) conseguí dejar la bicicleta de la bolsa en una posición de equilibrio tan sólo con la mano derecha (tiene mérito, soy ambizurdo). Sin embargo, la dificultad de la tarea me hizo perder el elquilibrio y comprobé con la espalda la dureza del suelo de Japón (igual que el de España, oigan). Mi fiel bici no quiso abandonarme en mi desgracia y se precipitó hacia mis brazos, golpeándome la pierna izquierda y dejándo prueba feaciente que todavía duele de que yacimos juntos. Mas el manillar se enganchó en la rueda de la bici de la izquierda y cayeron juntas con un estrepitoso ¡BLAM!

No quedó ahí el asunto, ya que en ese preciso momento se abrían las puertas de Correos y ¿adivinan quién salió? Exacto, la dueña de la bicicleta accidentada que contempló el desolador espectáculo de verme gemir (nada sexual) bajo mi vehículo (que supongo le daría más o menos igual) agravado por la imagen de su bicicleta inocente larga en el suelo. Comprendan que, en mi situación, era imposible contarle toda la historia, algo con extraterrestres hubiera resultado más creíble... así que, viendo que todo estaba más o menos en orden (permítanme el eufemismo), me disculpé y me marché renqueando, con el rabo entre las piernas y el (poco) orgullo (que tengo) más lastimado que mi sangrante heridabajo una mirada de estupefacción de la señora. Esa noche, seguro que la ultraderecha ganó una nueva votante.

Eso sí, la bicicleta de la derecha salió indemne. Hay que joderse.

viernes, diciembre 01, 2006

Web de Jordi Pastor

Muchas veces les he hablado de Jordi Pastor, el polifacético dibujante barcelonés que todos deberían conocer. La buena noticia es que estrena dos sitios en la red, su página personal en donde pueden encontrar ilustraciones, cómic, y otro trabajos (busquen las colaboraciones con el que les habla), y el blog de Sis92 producciones en el que irá colgando sus trabajos cinematográficos junto a Albert. Buenos tiempos para los amantes del 7º y el 9º arte.