sábado, septiembre 30, 2006

A su salud

Hoy es San Miguel.

El niño que pintó para Hitler

No hace mucho mi queridísima suegra me sorprendió con un regalo. Un Daruma (el monje budista Bodhidharma) pintado en una piedra.




















Yo lo tengo sentado al piano todo el día.















El autor, el señor Shimada, residente en Takasaki, fue el niño que pintó para Hitler. Recordarán que el dictador alemán, antes de decidirse a hacer carrera como genocida, intentó convertirse sin éxito en pintor (que lo sepan los niños, más vale un mal pintor que un buen genocida), así que su afición a esta disciplina artística queda más que demostrada -estos días se van a subastar algunas de sus obras-. Al aliarse Japón con la Alemania Nazi durante la Segunda Guerra Mundial, tuvo el capricho de hacerse con un dibujo de un escolar japonés. Dicho y hecho, el gobierno nipón organizó un concurso nacional de dibujo escolar que ganó este señor. A pesar de la mala situación que atravesaba Japón durante la guerra, la familia fue premiada con gran cantidad de sacos de arroz, un verdadero tesoro. Ni picassos, ni vangoghes, seguramente fue el dibujo mejor pagado del mundo, porque salvar la vida no tiene precio. Afortunadamente, tras aquello, se mantuvo apartado de los dictadores y, actualmente, el señor Shimada se dedica a hacer visibles las formas que le sugieren las piedras. Me gusta mucho su Daruma.

miércoles, septiembre 27, 2006

Abe, menudo pájaro

Y es que desde el martes tenemos en Japón a un nuevo primer ministro, elegido por el parlamento: Shinzô Abe.



















Revisionista, censor, partidario de la educación separada... al menos era el más guapo de los candidatos, aunque ¿dirían ustedes que es kimo-kawaii?

Abe, menúdo pájaro.

lunes, septiembre 25, 2006

Que se mueran los feos

Y es que Los Sirex eran unos visionarios. La última moda en Japón se llama "kimo-kawaii", que traducido sería algo como "asqueroso, pero mono". Lo invade todo, desde personajes y mascotas hasta humoristas y, como no, amores. Y es que, aquí también, está de moda tener un novio feo. Pero si alguno de mis lectores pertenece a ese sector, que no se me alegre mucho, que en fealdad también hay grados, y sigue siendo inversamente proporcional al dinero que llena tu bolsillo.

Yo me estoy intentando pasar al grupo de los "Ero kakkô ii", "erotismo de buen aspecto", movimiento abanderado por mi adorada Kumi Koda. Y es que, además, canta bien, óiganla interpretando el tema de Cutie Honey. Y ahora intenten volver a dormir por la noche.

martes, septiembre 19, 2006

La arruga es bella

Hoy se ha celebrado en Japón el "Día de demostrar respeto a los ancianos", desplazado de su fecha original para conseguir un fin de semana de 3 días, como viene siendo moda. Dado que, afortunadamente, el respeto hacia los ancianos u otros seres vivos no es algo exclusivo de este día, la festividad adolece de acontecimientos especialmente representativos: no se organiza ningún campeonato de petanca, ni nada parecido.

B
ien es cierto que algunos ayuntamientos suelen otorgar una pequeña paga extra a los ancianos de la localidad, aunque, debido a la crisis que atraviesa Japón (recuerden, la segunda economía más potente del mundo), la edad para poder disfrutar de la remuneración se ha visto desplazada de los 70 a los 75 años. Eso me lleva inevitablemente a intentar imaginarme la cara que se le quedaría al nipón medio que acabara de convertirse en septuagenario y hubiera recibido su primera "paga respetuosa" al enterarse de que, de repente y a traición, lo habían rejuvenecido, y que tardaría otros 4 años más en poder echarle el guante a la siguiente. Y es que cada vez son más los que disfrutan de una segunda juventud... lo que hay que ver.

No olviden cuidar a sus ancianos. Todo el año.

domingo, septiembre 17, 2006

Cortesías anticipadas

El final del verano ha traído consigo la vuelta de los eventos musicales, así que, últimamente, he tenido que desempolvar el acordeón (y los dedos) para dar lo mejor de mí mismo (aunque sea poco). Me alegro, porque suele ser divertido y, además, me pagan.

La gente es muy agradecida por lo general. Como ejemplo les diré que en una de las últimas actuaciones que han pasado desapercibidas en este blog, el dinero iba acompañado por una postalita en la que estaba escrito (en inglés, arrrrg): "Estamos muy agradecidos de que haya venido a tocar una música tan maravillosa. Ha estado muy bien y la gente ha disfrutado mucho con su actuación. Muchas gracias de nuevo".

Uno puede pensar que verdaderamente el pueblo japonés, poseedor de una legendaria cortesía, goza de una educación exquisita, y sentirse verdaderamente emocionado con el detalle. A no ser que la postalita te la entreguen antes de la actuación... tal como fue la cosa. Son japoneses y lo hacen sin mala intención, hay que darse cuenta, pero es poco menos que un insulto. Aunque la hayan escrito antes y no les importe lo más mínimo la música, la etiqueta pedirá que la den después... digo yo.

miércoles, septiembre 06, 2006

Enhorabuenas para todos

Cuando otro bebé pudiente viene a comer gratis de los impuestos que pagamos los nipones y yo, permítanme que me pregunte qué se supone que tenemos que celebrar los que no somos de la familia.

Y es que la princesa Kiko (no se confundan con el antiguo fubolista del Atlético de Madrid) ha dado a luz por cesárea (deberían cambiarlo a imperárea pues) a Hisahito, el primer vástago varón que ve la familia imperial (permítanme la minúscula unificadora) en, aproximadamente, 40 años. El secretismo (a voces) que rodeaba al sexo del embrión en los tiempos de adelantos técnicos que corren desde hace ya bastantes años evidenciaba cuál iba a ser el polémico resultado (piensen en la infanta Leonor, pero al revés). Cuando se hablaba de derogar la ley sálica para que la pequeña Aiko pudiera reinar algún día, un recién llegado le arrebata cualquier posibilidad de conseguir el derecho de sucesión sin darle siquiera un plato de lentejas a cambio. Yo, en cierta manera, me alegro, ya que lo contrario, por el bombo pseudofeminista con el que se hubiera inflado la noticia, podría haber eclipsado aún más el auténtico debate, porque lo verdaderamente moderno no es que una niña pueda reinar (vean Inglaterra, Holanda...), sino acabar con los privilegios de sangre en los temas políticos de un país e instaurar la figura de un jefe de estado elegido democráticamente (¿Alguien me puede explicar en los comentarios por qué se necesita un jefe de estado por encima del presidente o primer ministro de turno?). O, por lo menos, que cada cuál pueda elegir si quiere o no sostener la monarquía a través de un impuesto voluntario y aparte, a pagar en todos los estancos. Yo prefiero comprarme unos buenos cómics, tomarme unas cervezas con ustedes, hacer una bonita donación a obras de caridad o, incluso, fíjense, llegar a fin de mes.

Y, aquí, aunque no lo parezca, no estoy hablando de Japón. Que este blog se declara republicano y laico.