miércoles, noviembre 30, 2005

Exprimiendo al inmigrante (pagar por volver)

Ayer tenté a la suerte y hoy ha vuelto a ocurrir. Bajo el eufemismo "Accidente en el que se ha visto envuelta una persona" se esconde, en la mayoría de los casos, un (intento de) suicidio. Varias líneas se han visto afectadas durante toda la mañana y el tren que me llevaba al centro ha sufrido 10 minutos de retraso. Aquí tienen el correspondiente papelito que he cogido especialmente para ustedes.















El motivo de mi viaje era conseguir un Permiso de reentrada en Japón, ya que vuelvo a España para fin de año, en la Oficina Central de Inmigración sita en Shinagawa. El dichoso permiso, una manera de robarle dinero al inmigrante por todo el morro, sirve para que no pierdas tu visado al salir de Japón y puedas volver a entrar sin necesidad de tramitarlo desde cero (lo que sería un grave problema). Algo así como pagar una mordida al gobierno para que te proteja de sí mismo, por lo que pudiera pasar.

Hay dos modalidades, la individual y la tarifa plana. Salir una vez del país cuesta 3000 yenes, pero si uno tiene planeados más viajes puede pagar 6000 yenes, lo que le permite hacerlo tantas veces como quiera durante el tiempo de visado que le quede. Como no va a ser mi caso, me he quedado con la primera opción. Al pagar me han dado un bonito sello (tamaño sello postal) que se han quedado en la ventanilla donde he tenido que entregar los documentos. Aquí les dejo la factura.















Y este es el documento (convenientemente borrados los números de serie y códigos de barras) que tengo que rellenar y entregar, mitad a la ida, mitad a la vuelta.









Más interesante es la parte de atrás. Duele comprobar que siguen planteando las preguntas de si llevas droga, bombas, etc. Yo me pregunto... ¿alguna vez en la historia habrá contestado que sí alguien que realmente lo lleve? También me parece fuera de lugar la pregunta sobre si has sido condenado judicialmente alguna vez.
















Esta tarde, cuando salgan a la calle y se crucen con un inmigrante, invítenlo a un café. Bébanselo juntos.

martes, noviembre 29, 2005

El papel de llegar tarde

Los británicos tienen merecida fama de caballeros extremadamente pulcros en la puntualidad. Sin embargo, la puntualidad japonesa deja bien atrás a todos los hijos de la Gran Bretaña, ya que no consiste en llegar precisamente en el segundo acordado, sino en hacerlo 10 minutos antes. Si esto no sucede, los nipones se empiezan a preocupar, más conforme se acerca la hora.

Para ello se han esforzado en conseguir un sistema de transporte por ferrocaril que cumple a rajatabla los horarios... casi siempre. En las raras ocasiones (que también las hay) en las que un tren se retrasa (habrá un mínimo establecido; cuando el retraso es de un minuto, no sucede nada; en el caso que nos ocupa, fue de cinco), los empleados esperan a los viajeros a la salida de las máquinas canceladoras para hacerles entrega de un papelito como el siguiente, que acredita de forma oficial que ha habido un retraso y que el viajero no es responsable de no llegar puntual a su puesto de trabajo (aunque, dado el caso, acabemos todos yendo como el conejo blanco de Alicia en el país de las maravillas, mirando el reloj, corriendo y lamentándonos todo a una). Luego las empresas, si lo creen conveniente, supongo que podrán demandar por daños y perjucios a la compañía ferroviaria.
















La anotación a boli es obra de nuestra secretaria Hiromi, la que me enseñó el truco para quitar el hipo verbal e instantáneamente.

lunes, noviembre 28, 2005

El mercado del pájaro

El horóscopo chino se compone de una serie de doce animales (rata, buey, tigre, conejo, dragón serpiente, caballo, oveja, mono, gallo, perro y cerdo) donde, cada uno de ellos puede dar nombre a un año (un periodo completo son 5 a la lista), mes, día y hora, que producen muchas posibles combinaciones.

Los días del pájaro de mes de noviembre de cada año tiene lugar el Mercado del pájaro, que se celebra en todos los templos cuyo nombre tiene relación con las aves. Según la combinación de los ciclos, el mes de noviembre puede tener hasta 3 días del pájaro, lo que se considera señal de un año con muchos incendios.

Originalmente era una fiesta para agradecer la buena cosecha a las divinidades. Se llevaba un pollo a uno de los templos para bendecirlo y, hecho esto, se liberaba en el templo Sensô de Asakusa. Pero actualmente consiste exclusivamente en comprar en un auténtico laberinto interminable de puestos la buena fortuna para el año siguiente en la forma de amuletos cargados de símbolos alegóricos, de todos los precios y tamaños. La calidad y el tamaño del producto eran directamente proporcionales al precio, lo que me lleva a pensar que también, a mayor precio, mayor suerte obtenida... por lo menos por la parte del comerciante. Sin embargo, pobres y ricos por igual, se gastan fortunas en ganarse el favor de los hados.

Este año pude contemplar la festividad en el templo Chôkoku de Iriya. La afluencia de gente era masiva, una contínua corriente humana entraba, salía y daba vueltas entre las decenes de puestos.




















Cuando se vende uno de los más caros, los dependientes jalean al comprador tocando palmas rítmicamente y entonando cánticos. Cabe la opción de llevárselo inmediatamente, o dejarlo "reservado" y hacerse propaganda, en la fotografía pueden observar el perteneciente al Grupo Hikari S.A.. Personalidades como mi nada admirado Gobernador de Tokio y su familia también nos regalaban la vista con el suyo.




















Pueden comparar los tamaños en esta fotografía.




















Dado que el año que viene es el del perro, éste viene decorado con una mascota protagonista de un famosos anuncio de televisión.















La gente acude masivamente a rezar en el altar del templo. El rezo consiste en una ofrenda económica y una plegaria que finaliza haciendo sonar una de las campanas que cuelgan a la entrada.




















Como en todos los templos de Japón, era posible adquirir amuletos que vendían las miko (monaguillos sintoístas).

En época Edo era tradicional comprar unos tubérculos chinos asados, pero como no tuvimos oportunidad de encontrarlos, adquirimos una bolsa de caramelos masticables en tiras especiados con sanshô, una especie de pimienta dulce y aromática que se expolvorea normalmente sobre los platos con anguila.



















La verdadera suerte de la fiesta fue la oportunidad de poder contemplar a estas dos guapas vendedoras. Del resto... ya veremos cómo transcurre el año que viene.

sábado, noviembre 26, 2005

Existe

Con la promesa de escribir mañana algo más interesante, les dejo una foto de Kyûta, la mascota de los bomberos en carne, disfraz y hueso, tomada durante en el parque de Ueno durante lo que parecía ser una festividad de los bomberos.

Iba sólo y sin tiempo, si no me hubiera hecho una foto con él... me hubiera vestido de bombero, y hubiera subido en la escalera del coche de bomberos. Mas no pudo ser.

viernes, noviembre 25, 2005

Norma

Interesante conversación la que he mantenido con un par de japoneses sobre la situación de los bancos en Japón. No sólo los intereses son ridículos (cercanos a cero), sino que, además, cobran comisión por pestañear, usar el cajero, recibir (¡recibir!) transferencias, ingresar en la cuenta de otro cliente, etc. Esta situación se produce en todos los bancos y (de todo habrá, pero la mayoría de) los japoneses consideran que es normal. No sólo no protestan, sino que, a sus ojos, el que protesta es un indeseable... porque hay una norma establecida... y las normas son para seguirlas. Cuesta tiempo y salud, pero es posible conseguir un trato "decente" en los bancos, conozco casos (por supuesto, de españoles).

De hecho, pocas son las personas que se atreven a decir que no al jefe, a protestar ante un recorte salarial (¡reducción!), a cruzar la calle con el semáforo en rojo, aunque no haya vehículos en un kilómetro a la redonda, etc.

La vieja frase del "Díjolo Blas, punto redondo" sigue vigente. Si lo ha dicho el jefe, es señal inéquívoca de que tiene razón. Y discúlpenme que me cabree, pero yo la única Norma a la que hubiera seguido ciegamente es Norma Jean y ya fue abolida hace mucho.

Que para algo tenemos la cabeza... digo yo.

lunes, noviembre 21, 2005

Mascotas

En Japón, todo tiene su mascota. Ser mascota debe de estar muy bien ya que no dejan de sonreír y de producir jugosos dividendos, así que debería ir pensando en hacerme una yo también.

Les dejo mis tres últimos descubrimientos para que los disfruten tanto como yo.















Pîpo, mascota de la policía. La próxima vez que me hostiguen, ya sé con quién tendré unas palabras. Mucha cara de bueno.

















Kyûta, mascota de los bomberos. Desconozco el porqué de las antenitas de marciano y el casco calado cual boina de Paco Martínez Soria.











Poston, la más famosa mascota del servicio de Correos japonés. Vean que un gorro mexicano es muy útil para incluir el código postal en cualquier país del mundo.

Like a Rolling Stone

Si la palabra gigante Sexo escrita en portada no les parece razón suficiente, permítanme darles otro motivo para acercarse al último número de Rolling Stone: salgo citado brevemente en una esquinita de la entrevista que le hacen a Héctor García, autor de la siempre recomendable Kirai.net y de los escaneados que, vilmente, le he copiado. El post original, aquí.

Y eso que aún no han oído mi música... ¿alguien me guarda un ejemplar?




















martes, noviembre 15, 2005

El tiempo es oro




















Si me disculpan la mala calidad del escaneado, aquí les presento la última curiosidad que ha llegado a casa: un calendario de 2006 hecho de oro de ley. Concretamente, con un gramo del codiciado mineral. Puede utilizarse para pagar (su importe fluctua según el precio del oro) en algunos centros comerciales.

lunes, noviembre 14, 2005

Oe (oe oe oeeeee)

Kenzaburo Oe en La vanguardia:

"La guerra, que hacen los ejércitos, es la expresión máxima de la violencia y la ignorancia. Japón, por ejemplo, tiene una Constitución pacifista que el Gobierno incumple enviando tropas a otros países como Iraq. No sólo estoy en contra de todas las personas que utilizan la violencia para defender unos ideales, un territorio o una ideología, sino también en contra de la misma conciencia de ejército, personas que no se mueven por iniciativa propia sino según las órdenes que reciben. Desgraciadamente, en la sociedad japonesa actual, ya no se trata únicamente de las fuerzas armadas, también en el trabajo se piensa así, cada vez hay menos personas con conciencia propia, que no tengan por qué pensar como la gente que les rodea".

Toda la entrevista aquí.

miércoles, noviembre 09, 2005

Shizuka es Arte

Les dejo aquí el retrato que Senkei Fukuda ha ha hecho de Shizuka Shimoyama y que se puede contemplar ahora mismo en la exposición anual Nitten que se celebra en el Museo Metropolitano sito en el parque de Ueno.




















Aquí les dejo una foto para que la vean al natural.



















Y, para finalizar, Zoe sonríe al otoño, un dibujo de F.H. Navarro basado en ella que pueden contemplar en su blog.


lunes, noviembre 07, 2005

Recomendaciones (pasen y vean)

Sería raro que no lo supieran a estas alturas, pero además de Predicando en el desierto hay muchos otros sitios interesantes (y generalmente mejor hechos) que visitar. Les recomiendo tres enlaces para que añadan a favoritos.

Mi admirado Javi Rodríguez (autor de, entre otros, el excelente Wake Up, editado por Glénat) ha abierto Dibujos desclasificados, un blog de visita imprescindible donde publica sus ilustraciones.

J. M. Ken Niimura, mangaka y amigo, también estrena su página web. No le pierdan de vista.

Y para finalizar, les dejo un enlace a El chiste de Mel, blog de Mel, humorista conocido por sus colaboraciones en El diario de Cádiz, Mister K y El jueves. Uno de los pocos que consigue hacerme reír.

sábado, noviembre 05, 2005

Con las manos en la lata

El oden es una especie de cocido japonés, típico del invierno. Normalmente, se prepara en casa, o se adquiere "por piezas", bien en los convenience stores (tiendas abiertas 24 horas con un poco de todo a la venta), bien en puestecillos ambulantes instalados en plena calle, de aire rancio, pero exquisito sabor.

Para más detalles en cuanto a ingredientes, origen del plato e incluso la receta (para que lo elaboren en su casa y sorprendan a sus comensales con un plato oriental apto para todos los paladares) visiten esta página.

Últimamente, se está popularizando entre los otakus (otro día hablaremos de esta palabra) que visitan Akihabara (barrio famoso por sus incontables tiendas de electrónica) el oden en lata. Por 200 yenes se puede adquirir en máquinas expendedoras una lata calentita como ésta.



Espero que, en el próximo anuncio de Fabada en lata, no nos cambien a la abuela por un otaku. Sólo faltaría.

miércoles, noviembre 02, 2005

Hércules y la gripe aviar

La última semana no nos ha traído muy buenas noticias, que digamos. Junichirô Koizumi ha remodelado el gobierno japonés, en el que ha metido a dos de los miembros más duros de su partido: Tarô Aso (ultranacionalista, defensor de las visitas a Yasukuni y, atención, nuevo Ministro de Exteriores) y Shinzô Abe (que presionó en 2001 para censurar un documental que NHK iba a emitir sobre las esclavas sexuales del ejército japonés durante la Segunda Guerra Mundial), a cuál más majo. Se rumorea que cuentan con muchas posibilidades para suceder a Koizumi cuando se retire al año que viene al frente del Gobierno y del partido. Seiken Sugiura, nuevo Ministro de Justicia, fue llamado al orden tras unas declaraciones en las que aseveraba que, por ir contra sus principios, iba a negarse a firmar cualquier orden de ejecución (recuerden que en Japón hay pena de muerte). Una hora después, en lugar de dimitir y ser firme a sus convicciones, tuvo que retractarse, aunque lo hizo remarcando su rechazo por la pena capital. Deberán extremar las precauciones ante la gripe aviar, porque menudos pájaros...

Además de reabrir las fronteras japonesas a la carne de vacuno de EEUU, y permitir que el mismo país, con el que acaba de firmar otro tratado de colaboración militar, vaya a estacionar en aguas niponas un portaaviones nuclear (y, por lo tanto, anticonstitucional), también está en los planes del Primer Ministro una reforma constitucional del Artículo 9, que prohíbe que Japón tenga un ejército ofensivo y que rechaza la guerra. Las Fuerzas de Autodefensa de Japón son, en realidad, un verdadero ejército y los sectores nacionalistas, nostálgicos de la "gloria imperial" de Japón (si es que eso existe) quieren que se reconozca como tal, aunque Koizumi pretende dejar escrito el rechazo por la opción bélica. Con lo sencillo que sería hacer como Costa Rica y prohibir la existencia de un ejército nacional, y garantizar las pensiones con el dinero ahorrado... Me temo que intentará colar la impopular medida en un mismo referéndum en el que se incluya la cuestión de la sucesión al trono imperial. Al igual que en España, donde acaba de nacer la última tataranieta de Hércules (Leonor, por tanto, descendiente de Júpiter, que, sin embargo, será bautizada en la fe católica...), el heredero nipón tiene un único vástago de sexo femenino y la Ley Sálica vigente. Mis deseos para ambas infantas ("niña que aún no ha llegado a la edad de siete años", según la RAE) incluyen la máxima felicidad... en dos repúblicas.

Por les pareciera poco, han detenido a una estudiante de 16 años por intentar envenenar a su madre poco a poco. La muchacha llevaba un diario en el que anotaba los síntomas que manifestaba la progenitora. Se desconocen los motivos que la llevaron al crimen, el diario es frío e impersonal, mas yo deduzco que no sería, precisamente, por aprecio. ¿También tú, Bruta?