lunes, enero 31, 2005

El Brother de Kitano

No les voy a hablar de la magnífica película de Takeshi Kitano, sino de Masaru, su auténtico brother, cuatro años mayor.


Masaru Kitano no es un yakuza, ni un romancero ciego; sino que se trata de un prestigioso Catedrático de Química, especializado en temas de conservación medioambiental (y no piensen en el profesor Kitano de Battle Royal).

Éste es el Kitano que, sin dejar de ser un gran tipo, pueden presentarle a sus madres.

Mártir

Ayer me encontré esta imagen en el tablón de anuncios de mi edificio:

Un guante perdido en pleno martirio por nuestros pecados (algo habrá hecho, comentó una vecina).

Si la imagen no les impresiona de primeras, les diré que el tablón es más duro que la pata de Perico, que para sólo clavar la puntita de la chincheta hace falta maña y fuerza, y que se fijen en cómo están clavadas con saña, para que sufra, hasta el fondo.

Hoy ha aparecido, a la derecha (del espectador) un envoltorio plástico de galleta de la misma guisa, y seguro que falta poco para que un objeto similar se manifiesta a la izquierda.

Mañana, en esta especie de Gólgota postmoderno, le tocará resucitar al guante. Espero, para mi tranquilidad, que esto no se convierta en lugar de peregrinación. En todo caso, alégrense, porque este sacrificio del guante no puede significar más que buenas noticias para la humanidad. Descarten la maledicente teoría del niño con síndrome de agresividad reprimida.

Loca academia

El 99% de los peatones japoneses no cruzará jamás un semáforo en rojo, aunque tarde varios minutos en ponerse verde (el semáforo), y no se vea un coche a varios kilómetros a la redonda. La causa es "que se supone que deben esperar". A mí me parece genial, porque así me río al pasear.

Uno de mis profesores de la autoescuela, cuando iba con su hija por la calle, y un abuelo se lanzaba a cruzar en rojo sin mirar, ya conocen a los abuelos españoles y su pasión por el riesgo vial, le decía a su retoño: "¿Te acuerdas de aquel abuelo que atropellaron el otro día que bla bla bla bla"?"

El caso es que hoy el semáforo estaba en rojo y había una larga fila de coches parados en los dos sentidos. Una osada familia japonesa se ha aventurado a cruzar entre los coches por mitad de la calle sin reparar en que había un vehículo de la policía.

Una vez a salvo en el otro lado de la calle, uno de los policías ha conectado el altavoz y ha dicho muy serio: "No den mal ejemplo a los niños. Cruzar por mitad de la calle es peligroso".

Nadie más se ha reído. ¿No lo habrán pillado?

viernes, enero 28, 2005

¿Qué hacen las chicas cuando van al baño?

Disculpen la tardanza, aquí tienen las fotos prometidas. Las saqué con prisa porque se nos escapaba el autobús, así que no han salido del todo bien.


Por lo visto, el bajo de las faldas, destiñe.


Modelo leopardo, para hacer de tu estancia en el baño una aventura salvaje.


Diarrea de colores.


El famoso lavado a la piedra, ahora también para manos.


Acuario.

Acuario.

miércoles, enero 26, 2005

Están que te cagas



Señor, creo que ya sé cómo ha escapado el sospechoso...

No puedo resistirme a dejarles unas fotos de los baños de la Universidad Nacional de Geidai. Hoy les enseño la parte masculina, mañana les pondré fotos del baño de las chicas. Como no es un lugar muy abierto a la mayoría de hombres, espero que vuelvan a informarse y vean lo que se pierden.



Peligro, pellizca.


Campaña para fomentar el uso del lavabo.


Doctor, veo mujeres desnudas por doquier...


Menudo ombligo...

Ex Cathedra

Fui invitado por la Universidad Nacional de Geidai para dar una pequeña master class sobre el acordeón a un par de grupos de alumnos de la sección musical. La sesión ha sido hoy, aquí me tienen en faena.


Foto: Shizuka Shimoyama

lunes, enero 24, 2005

Péguese con mi abogado

Si usted piensa que los japoneses resuelven sus cuitas de esta manera...




...entonces necesita este libro:

www.garrigues.com/default.asp?p=15&o=01&s=02&t=01&id=121


El ínclito Paco Barberán acaba de ver publicado su Diccionario jurídico español-japonés. No es kárate, pero puede serle muy útil.

Definitivamente, si se encuentra harto de leer bestsellers, pruebe con algo diferente.

Dimas, di más

Y lo dijo. Y yo se lo cuento, porque ya tengo más detalles de la historia del buen ladrón. El sujeto (ahora más sujeto que nunca), por lo visto, robó 44 millones de yenes porque no podía pagar la hipoteca.

Tras cometer el robo, pensó en esconderse una temporada hasta que se calmaran las cosas. Las prisas le hicieron dejarse un millón en el coche, que dejó abandonado. Escondió 10 millones en un bosquecillo y, como no necesitaba más, devolvió el resto antes de pasar a paradero desconocido.

Tanto quiso devolver que no reparó en que necesitaría dinero para permanecer oculto. Y una semana después, muerto de hambre y frío, no lo aguantó más y se entregó a la policía. Hasta les ahorró el trabajo.

Si van a planificar un robo, cosa que no les puedo recomendar, no lo hagan basándose en las películas de cine negro. Todas acaban mal.

viernes, enero 21, 2005

El zapatófono existe



Puede que esta imagen se haga realidad más pronto de lo que piensan. De cualquier modo, como esto es Japón, se están ensayando prototipos más avanzados.

Sin ir más lejos, acaba de ser detenido un conductor de ambulancia que se aprovechaba de su estatus para sacar fotos debajo de la falda de las pacientes una vez en el hospital
. Para tamaña empresa, había fabricado un agujerito en sus zapatos de piel por donde sobresalía la cámara de su teléfono móvil.

Ahora descansa en dependencias policiales, una cortina de humo para que los servicios secretos nipones investiguen el funcionamiento del aparato. Si los rusos hubiesen conseguido una foto de Margaret Tatcher, el final de la guerra fría habría sido distinto.

Por otro lado, los ladrones también son gente honrada. Así lo demuestra el ejemplo dado por un atracador (que, por cierto, acaba de ser detenido). Por lo visto, sustrajo 44 millones de yenes, pero sintiéndose culpable por una acción de tal calibre, poco después devolvió 34 millones y sólo se guardó diez. Seguro que eso le servirá como atenuante ante el juez. Señores ladrones de España, en especial a aquellos dos que me atracaron un vez, les digo que aprendan éstas nuevas técnicas de robo sostenible y respetuoso. La avaricia es mala consejera, y si van a molestar, háganlo lo menos posible. Y con mucho amor.

jueves, enero 20, 2005

Mamá, quiero ser artista

Hoy les voy a explicar un poco cómo funciona esto de los famosos, famosetes y artistas modernos en Japón.

Aunque también hay quien logra el éxito por sus propios medios, todo gira en torno a grandes empresas de management. Generalmente, aunque hay castings a todas las edades, fichan a niños y les enseñan a bailar, a cantar, etc.... hasta que consideran que están preparados. Primeramente, empiezan a aparecer como bailarines de fondo en programas de televisión y, si progresan, acaban como solistas o dentro de algún grupo musical. A este tipo de gente se les denomina "idols" (léase aidols en inglés o aidorusu en japanglish).


Un in prezionante idol español.

A diferencia de los grupos de fecundación in vitro que crean las discográficas occidentales, aquí la competencia es tan brutal que para triunfar tienen que ser buenos o se hunden rápidamente (también hay excepciones, claro está). Bisbal no tiene nada que hacer aquí. Como ejemplo, Smap, el grupo más famoso y, probablemente, el más veterano. Está compuesto por chicos guapos que cantan bien. Incluso tienen su propio programa televisivo una vez por semana. Sin embargo, las canciones suelen ser buenas: su nuevo single está compuesto por Eric Clapton.

Además, tienen que saber hacer algo más. Generalmente, suelen ser buenos cocineros todos. En Japón muchos programas de la tele giran en torno a la comida, y si un famoso no puede hacer buenos platos (algo difícil, no vale un huevo frito), se le ve mal.


Aquí tienen una foto antigua de Smap.

Luego están las "guravia aidorusu" (disculpen, pero no sé de qué expresión inglesa viene) chicas que aparecen en los programas de televisión, que no son cantantes ni actrices, aunque también las hay, sino que no son famosas por nada en especial. Su carrera suele empezar en las portadas de las revistas de cómics y de ahí, sin ningún tipo de escándalo sexual por medio, pasan a los concursos y programas de la tele y también pertenecen a las grandes agencias de management. Los requisitos son: ser guapas y ubérrimas. Yo les tengo mucha simpatía.


Waka Inoue, "guravia aidoru".

martes, enero 18, 2005

Delicatessen

¿Quién no ha oído la expresión lujo oriental? Los japoneses presumen de ser un pueblo exquisito, sobrio, elegante y detallista. Quiro compartir con ustedes toda la riqueza de la que se puede disfrutar, para lo que hoy inaguramos nuestro " Primer curso de buen gusto".

A modo de ejemplo ilustrativo, les dejo una de las postales que recibimos para felicitar el inicio del año del pollo.




Ustedes perdonarán, pero ante la falta de escaner y de buenos programas de edición de imágenes, me las tengo que arreglar con la cámara digital, y no puedo ofrcerles la calidad de imagen que quisiera para tamaño objeto. Si alguien quiere ponerle remedio, yo y el resto de lectores le quedaremos muy agradecidos.

Y ya que estamos con el tema postal, les diré que ayer fuimos a cobrar los premios del sorteo. Cada tarjeta elaborada por Correos lleva, en su reverso, un número de serie. A principios de año se celebra un sorteo, y si se es poseedor de algún número agraciado, se puede pasar a cobrarlo en cualquier oficina de correos, donde te matasellan la postal.

Les dejo la lista de números premiados para que conprueben si tienen premio. A nosotros, como siempre, sólo nos han tocado sellos. En la postal que les he puesto no nos tocó nada, pero tamaña imagen ya es un premio en sí misma. Espero que puedan dormir esta noche.

Los números 120767 ó 470873: Un viaje a Hawai, un viaje por Japón, un ordenador portátil
, un Dvd grabador, un set de Cine en casa, un conjunto compuesto por una videocámara digital y una impresora.

Números terminados en 40135: Bonos de hotel, una cámara digital o un regalo de aniversario (familiar, individual, o lujo).

Números terminados en 4970 ó 8165: Producto típico de alguna zona de Japón.

Números terminados en : 16, 34 ó 64: Sellos por valor de 130 yenes (un sello de 80 yenes para carta y otro de 50 yenes para postal).

sábado, enero 15, 2005

Aprendiendo a leer

En los comentarios a "¿!?" me pidieron una explicación de la dirección en la que se escribe en japonés, así que aquí la tienen.
Tradicionalmente, el sentido de escritura es vertical de arriba abajo y de derecha a izquierda. Así es como están escritos los periódicos, los textos de los manga, las cartas y las novelas. Por eso los libros se empiezan por el lado contrario al que se empiezan en España.
Sin embargo, también existe la posibilidad de escribir en horizontal y de izquierda a derecha. Por ejemplo, en los mensajes de texto de los móviles, los correos electrónicos, las páginas web, algunos carteles, etc...
Resulta curioso, pero cuando los japoneses empezaron a escribir en horizontal, hace muchos años, adoptaron el sistema occidental a medias. Es decir, como en vertical se leía de derecha a izquierda, en horizontal también, justo al contrario que lo que están leyendo ahora. Con el tiempo se occidentalizó el sistema y se invirtió la dirección.
Así que, a día de hoy, conviven las dos posibilidades y no supone ningún problema. Pruébenlo en español, será más dificil de escribir, pero verán que se lee igual.
Eso sí, existe la costumbre de utilizar punto y aparte después de cada frase, y uno que está acostumbrado a la estructura justificada de los párrafos, se ve abordado por una sensación de desorden gráfico. Pero como todas las enfermedades chauvinistas, se cura con tiempo y voluntad, se lo aseguro.

lunes, enero 10, 2005

Ve(i)nte a la edad adulta

Hoy es festivo en Japón. Se celebra el rito de paso a la edad adulta de los jóvenes que cumplen 20 años durante este 2005. Para ello, las chicas se levantan muy temprano, y socorridas por sus madres o, más frecuentemente, una peluquería, visten kimono (algo muy complicado de arreglar), y se ponen así de guapas.

Foto: Micko

Les presento a una de mis vecinas, Mio Yamane, que cumplirá 20 años cualquier día de estos 355 que nos quedan hasta 2006, felicítenla. Ha tenido el detalle de pasarse por mi casa para que le pudiera sacar una foto para todos ustedes.

Foto: Shizuka Shimoyama

Aquí me tienen con ella a la puerta de mi casa. Yo me acababa de levantar de dormir la gripe y ella estaba a punto de marchar al templo, ayuntamiento o salón de actos debido para cumplir con el rito.

Hoy es un buen día para salir a la calle.

domingo, enero 09, 2005

El hombre de sus sueños

La noche que va del 1 al 2 de enero se considera como la primera del año, y por lo tanto, los sueños que se tengan son vistos como una premonición. Aquí les dejo una lista de las cosas que traen más suerte, de mayor a menor (a partir del 4 no les puedo asegurar el orden correcto). Ya me dirán:
1-El monte Fuji
2-Un halcón
3-Una berenjena
4-Un abanico
5-Tabaco (¿Fortuna?)
6-Un romancero ciego (En japonés "zato", como en zato Ichi)
Yo soñé con mi tío Alberto, que tiene muy buena vista y no fuma. ¿Ustedes? Aunque personalmente, para saber si tienen suerte, miren quién(es) comparte(n) cama con ustedes, eso no falla.

Mangas verdes

Ahora que está dando sus últimos coletazos el resfriado que arrastro desde hace 4 días (¿he oñido gripe?), veo por la tele lo que hacen los suecos para prevenirlo. Tararear por la nariz, con la boca cerrada, pronunciando "Mmmm". Yo siempre espiro por la nariz para limpiar las fosas nasales, pero de esta manera se expulsa un 15% más de aire. Es recomendable hacerlo antes de ir a dormir. Además, puede ser el inicio de una vocación, y acaben siendo el próximo Frank Sinatra, versión nasal, claro.
Sí, podría ir a Yokohama al fisioterapeuta del secador, pero aguantar es gratis, que este fin de semana no tenía que cantar ni estaba obligado a salir de casa. De todas formas, Jodorowsky dice que toda enfermedad es una representación, y ya saben que yo soy un gran actor.
Feliz tarareo.

sábado, enero 08, 2005

Encantado (de conocerle)

El día 29 fuimos a la edición invernal del "Comic Market", el salón del fanzine de Tokio. Ya les comenté en su momento la edición estival, repasen sus apuntes. Como añadido diré que en invierno son sólo dos días, pero que aún así, cada día todos los puestos son diferentes y la mitad de las peticiones se quedan sin stand. Por si fuera poco, descubrí que era mucho, mucho más grande de lo que esperaba. Si creen que los salones de España están bien... y eso que este es sólo puro mercado.

Estaba dividido por secciones, cada una albergaba un tema: deportes, motor, amor, aventura, culebrones, perversiones, etc. Sopresa el encontrar el la sección de deportes mangas sobre fútbol, sobre equipos de la liga alemana, italiana y española. Había tebeos hechos por japoneses sobre el Real Madrid (con Ronaldo, Raúl, Morientes... como protagonistas), sobre el Barcelona y sobre el Valencia. Sin embargo, nada sobre el Real Zaragoza.
Los disfraces, como siempre, espectaculares. No hice más que dos fotos por falta de tiempo material. Aquí se las ofrezco. Les dejo con Henrieta Potter, que me dejó encantado. Es magia, es magia.



viernes, enero 07, 2005

Con las ... en la masa

Cada vez que en Japón logran atrapar a un criminal importante, su cara aparece en la portada de todos los periódicos y los informativos para escarnio y amedrento propio. Yo soy el primero que tiene curiosidad por ver las caras de la gente, peroesto no es sino la versión moderna de las cabezas empaladas en la muralla o la plaza del pueblo medieval.
Sin embargo, nunca se podrá mostrar al malhechor esposado. Siempre llevará una chaqueta encima de las manos, o bien la imagen será censurada y aparecerá un borrón en la zona de las extremidades superiores.
Creo que después de esto, estamos más cerca de demostrar la cuadratura del círculo. Cualquier día...

jueves, enero 06, 2005

Blanca y radiante va la... nieve (Singing in the snow)

El día 31 amaneció nevando, y con fuerza. Como no he podido disfrutar mucho de la nieve en España (iba a decir mi infancia), estas cosas me alegran. Salvo que ese mismo día teníamos que irnos de viaje al pueblo de mi señora esposa y tuvimos que ir andando hasta la estación cargados de bultos. Debido a las condiciones climatológicas, el tráfico estaba colapsado, coger un taxi era imposible y subir al autobús una tarea digna de, al menos, Miguel de la Quadra-Salcedo. Así que el trayecto, que a pie cuesta normalmente 20 minutos, se convirtió en una gesta de una hora.

Aquí les dejo un testimonio gráfico. Ya sé que, actualmente, en Navidad se conmemora el nacimiento de Jesucristo y no la crucifixión, pero es un homenaje a la portada de Help! de The Beatles.

Foto: Shizuka Shimoyama

Tras el retraso, no pudimos sino perder el tren (el que abandona Tokio, me refiero), que salió puntualísimo. Pagamos religiosamente un nuevo billete y el siguiente tren sufrió varios retrasos por la nieve, ¡vaya por Buda!.

Ya en la casa de mis suegros, cenamos en familia (y muy bien, por cierto), calentándonos a base de sake templado. Los que resistimos hasta las 12 de la noche intentamos tomarnos las uvas, pero no teníamos muy claro dónde las había puesto mi suegra, ya en la cama, así que con las prisas no pudimos quitarle las pepitas. Si a eso le añadimos que eran unos uvones más grandes que un huevo de codorniz, no pudimos comerlas a buen ritmo. En la tele japonesa no sale Ramón García dando las 12 campanadas, dan las 108. Sí, oyen bien, es una tradición budista para liberarse de las 108 ilusiones. Además, son unas campanadas leeeentas. Como uno no estaba por la labor de comerse 108 uvas, ni de esperar 25 minutos para comerse 12, me fui cantando mis propias campanadas. Las tradiciones extranjeras se imponen así, poco a poco. Las tradiciones nacionales indican que éste es el año del pollo, según el horóscopo chino, y el 17º año de la era Heisei (jeesee) según el calendario japonés. No olviden felicitar a su pollo.

La noche fue fría como el corazón de Pinochet, y así se mantuvo el tiempo durante unos días.

La mañana de año nuevo se adorna con un desayuno especial, el osechi. No voy a ennumerar rigurosamente de qué se compone, porque cada casa hace su propia versión, aunque si es cierto que hay cosas comunes como sopa con espinacas, pollo y uno o dos mochi (pasta pegajosa de arroz del tamaño de una pastilla de jabón), judías negras dulces (un juego de palabras en japonés con la palabra judía que invita a no ser perezoso), pasta de pescado de color rojo y blanco (colores propios de las celebraciones), cocido japonés, etc.. Tenía miedo de que me cebasen cual cerdo, pero gracias a Buda, los alimentos se presentan en unas cajitas centrales desde las que cada cual se sirve lo que quiera. Esto continúa hasta el día 3. El día 4, los japoneses vuelven a su arroz con algo, y yo a mi café con leche.

Tras darnos un homenaje en la mesa, fuímos a dárselo a los caciques del lugar, junto a algunos parientes y amigos de la familia, entregándoles un pequeño regalito para que "este año también nos ayuden". Normalmente, estas visitas duran dos minutos lo sumo, pero lo normal sería que en correspondencia, te invitasen a un té. Sin embargo, como tanta gente quiere que "este año también les ayuden" los caciques y suele haber cola (fila) en la puerta, a lo único a lo que, con una sonrisa en los labios, eso sí, te invitan es a salir ordenadamente. A veces, te dan un pequeño regalito también.

Si miras el buzón durante estos primeros días, es normal encontrarte a diario sujetas con una goma elástica una tacada de postales felicitando el año. Lamentablemente, les escriben a todos menos a mí. La buena noticia es que cada postal lleva un número por detrás y en unos días se hará un sorteo de material postal (sellos, etc.) y es fácil que te toque algo. Ya se lo explicaré con más detalles en su momento.

Y por favor, este año también, ayúdenme.

martes, enero 04, 2005

La dieta del karaoke

Mi cuñada es una fanática del karaoke, así que ayer acabamos por acercarnos a cantar un rato. Los karaokes japoneses difieren mucho de los españoles. En Japón, disfrutas de una habitación individual (quiero decir, colectivamente individual) con un karaoke en el que puedes cantar tanto como y cuando quieras. Se paga por hora y por persona (suele ser barato) y la bebida o comida es opcional. También habría que hablar de la calidad de los arreglos y la posibilidad de subir o bajar el tono en cualquier momento en casi todas las canciones, que son muchas.
Sin embargo, lo que me dejó alucinado es que se te informa de las calorías que quema cada canción.
Para quien no lo sepa, karaoke es la contracción de kara okêsutora (orquesta vacía). El inglés japonesizado es caso aparte, pero otro día les cuento de las contracciones que tanto gustan por aquí.
Mañana les cuento el año nuevo y les pongo fotos.

El hotel seta

Ya les he hablado alguna vez del Hotel seta que hay en Kiryu, el pueblo de mi señora. Por lo visto, hace años se celebró un congreso sobre las setas y se abrió el hotel temático, que también es balneario.

Las lámparas tienen forma de seta, en las habitaciones puedes beber té de shiitake (un tipo de seta) y en la recepción tienes caramelos del mismo sabor. El balneario tiene, de vez en cuando, baño de setas y hay dos restaurantes donde sirven una exquisita comida, sea japonesa u occidental. Uno es interior y el otro está situado a 3 minutos en coche, en mitad del bosque, dentro de edificios tradicionales.

Se lo recuerdo porque las novedades son que el hotel ha quebrado y está en venta. Si alguno de ustedes tiene interés, es su oportunidad, salven al Hotel seta.

Para los científicos y los genios del mal, les diré que la universidad local ofrece un posgrado en nanotecnología.